lunes, 29 de agosto de 2011

briznas (29)




En Las estrellas frías, de Guido Piovene, una niña asombrosamente taciturna, obsesionada por la idea de que sólo ella se mueve y los demás –el Universo- están eternamente parados. Ninguna estrategia psiquiátrica, ninguna compulsiva lógica cinética bastan para convencer de lo contrario a esta santa que condena la quietud, esta santa al revés.









8 comentarios:

Lola Torres Bañuls dijo...

Si todo está parado, es que todo está muerto. El movimiento es la vida.

Una brizna para pensar
el viento mueve
las hojas de la higuera

Un abrazo

Tera dijo...

"Esta santa al revés".

Me encanta :)

Ataúlfa Braun dijo...

es una lúcida, esa pequeña.

Ave!

Stalker dijo...

Lola:

tu haiku refresca este final de agosto...

abrazo oriental

Stalker dijo...

Tera:

el libro existe pero quizá la santidad al revés la he puesto yo.

Siempre reconozco más allá de lo que veo.

Soy el perro de Ulises :)

Stalker dijo...

Ata:

muy lúcida, única...

¡Ave!

leonardo dijo...

Ser al revés, ver al revés, ver el revés, cosas todas que voy aprendiendo aquí. Movimiento y quietud, haz y envés de una misma hoja.
Abrazos

Stalker dijo...

Leonardo:

todo en lo mismo, pequeña revolución de las sensaciones y la percepción...

abrazo

 
Free counter and web stats