miércoles, 24 de agosto de 2011

briznas (24)



"Aunque nuestra pureza fuese tan vasta
como un diluvio otoñal que anegase los cielos
¿cómo podría compararse al halo
de una noche de primavera?
Hay muchas personas obsesionadas con la pureza
pero, por más que se pasen la vida barriendo,
jamás llegan a vaciar su mente".

Keizan Zenji, Denkoroku (Crónicas de la transmisión de la luz), siglo XIII

Pienso en el posible sentido de vaciar la mente. Si no hay mente, ¿qué podría vaciarse?

Me gusta la idea de barrer: pensamientos, voliciones, sensaciones que se suceden en un vértigo ininterrupido y que son barridas con gesto imperturbable. La ira: hojas secas; el temor: hojas secas; todas las formas del eros y el thanatos, el pathos sentimental, todas las formas de la confusión y el apego: hojas secas, tal vez, irremediablemente. Aunque cierta esquina se rebele contra ello.

Bajo la ceguera, la compasión, dolerse en el dolor del mundo. "J'ai mal aux autres": Barbara, Jacques Brel.

No barrer: asumir la tierra impura.

Lo que nos vamos siendo, por debajo -o al margen- de nosotros mismos.

(lejos, dentro, la sal prohibida)




10 comentarios:

vera eikon dijo...

Este texto que nos traes es tan hermoso, que por un momento he dejado de pensarme. ¿Será la belleza el viento que nos sople y barra de golpe todas las hojas secas? Las hojas secas se caen para dejar su lugar a los nuevos brotes(el suyo es un modo admirable de saber morir, en cada una se individualiza la magnificencia del ocaso...). Y es en los árboles caducos donde con mayor intensidad se manifiesta el ciclo de la vida. Quizás el pensamiento debiera devenir como ese ciclo.Constantemente renovarse. Y no permanecer en la autocomplaciencia del árbol que se sabe perenne.
Abrazos

Isabel Martínez Barquero dijo...

Vaciar la mente... ¿Cabrá esa posibilidad? A lo más que he llegado en algunas ocasiones es a una actitud beatífica que se absorta en la contemplación de la belleza, sea el mar, un paisaje, un cuadro o cualquier objeto que llama mi atención y concentra en él todos los pensamientos y sensaciones.
Muy hermosa esta brizna.
Abrazo.

El Joven llamado Cuervo dijo...

De hecho, me parece que estamos condenados a la tarea sisífica interminable de barrernos de impurezas, a sabiendas de que jamás estaremos tan limpios.
Un abrazo.

C C RIDER dijo...

Hermoso Stalker, muy bello. Me lo guardo.

EMMAGUNST dijo...

se me ocurren dos ideas muy bizarras para un texto tan profundo. Una es la película "Resplandor de una mente sin recuerdos" y otra idea es la meditación. Pero me quedo con la frase que escribiste Stalker:

"No barrer: asumir la tierra impura."

ahí comienza el gran aprendizaje, pienso.

Un abrazo

Lola Torres Bañuls dijo...

Mirar hormigas, o aves volar en el cielo, o simplemente el cielo.

Dejarse
dejarse llevar por tus palabras.

Precioso Stalker esta brizna.

J. G. dijo...

expuesto de buena manera

Stalker dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios, y disculpad si el intenso calor hoy al fin me vence y no soy capaz de hilar la respuesta que merecéis...

un abrazo fuerte

ana dijo...

nada de purezas, me da alergia la pureza, una palabra árida y engañosa, llena de formas puntiagudas, como silicios, dura, que encierra y ahoga lo que late, cada norma aspira una pureza, un pedacito de máscara que se adhiere a la piel hasta llegar a sentir que ese pedazo es la propia piel, y la piel abajo blanda, macerada, ahogada, azul, y a veces a punto de putrefacción

a propósito,indagando con el pan en la pureza...
abrazo con hojas secas

Stalker dijo...

anamaría:

pan recién hecho, tus palabras

abrazo impuramente feliz...

 
Free counter and web stats