domingo, 14 de agosto de 2011

briznas (14)

No he podido localizar la cita, pero recuerdo que hace mucho leí en un antiguo texto indio (posiblemente una Upanishad) algo así como (cito de memoria):

"Esa pregunta última por el sentido de todo cuanto existe sólo el Principio Supremo o Conciencia Cósmica lo sabe.
O tal vez... tal vez tampoco lo sepa"

Esa posible ignorancia, tan distinta a la omnisciencia del dios judeocristiano.

Me pregunto si Occidente habría sido menos conquistador si la duda habitara así su íntima raíz teológico-metafísica...

6 comentarios:

ana dijo...

...o viceversa: si Occidente no fuese tan conquistador podría haber reconocido en sus dioses su íntima pequeñez, el dios de los pastores y no sólo el dios de los ejércitos...

preciosa la cita, ese desasimiento de la necesidad de saber

otro abrazo

Isabel Martínez Barquero dijo...

La duda, siempre la duda, la pregunta que no sabe responderse. Siempre es preferible a la verdad que apisona a los distintos.

Muy sabia esa cita, y humilde, como todo saber que se precie.

Abrazos.

Stalker dijo...

Querida Anamaría:

es una felicidad que sigas acompañando las briznas, así, delicadamente, en el corazón del verano...

te lo agradezco desde esta íntima pequeñez,

un abrazo

Stalker dijo...

Isabel:

cita sabia y muy antigua, miles de años... quizá aún no hemos aprendido esa necesaria humildad, quizá aún no carecemos, no sabemos carecer del lastre de nuestra mente,

un abrazo!

Laia dijo...

la duda sí, la duda pero sin respuesta, no la duda a la descartes, sino esa otra duda...

todo son caminos, ahora lo veo, todo son caminos y no es posible detenerse nunca.

saludos alunizados

Stalker dijo...

Laia!

no nos detengamos nunca,

que sea nuestra la indetenible quietud...

 
Free counter and web stats