jueves, 29 de diciembre de 2011

Suavemente arde

.




tres veces - partimos - el aliento - y yo -
tres veces - no quiso irse -
pero luchó por agitar el abanico inánime
las aguas - lucharon por quedarse.

tres veces - las olas me sostuvieron -
luego me engulleron - como a una pelota -
tallaron rostros tristes en mi rostro -
y alzaron una vela

que avanzó leguas - me gustó verlo -
por pensar - mientras muero -
qué grato contemplar algo
donde rostros humanos - medran -

las olas se alzaron soñolientas - el aliento - no -
los vientos - como niños - arrullados -
luego el amanecer besó mi crisálida -
y me incorporé - y vivía -



la belleza - no es causada - es -
persíguela, y cesa -
no la persigas, y permanece -

supera las arrugas

en el prado - cuando el viento
desliza sus dedos por él -
la deidad procurará
que nunca lo hagas -



sostuve una joya en los dedos -
y me dormí -
el día era templado, prosaicos los vientos -
dije: "Permanecerá" -

desperté - y reprendí a mis dedos honestos,
la gema se había ido -
y ahora, un recuerdo de amatista
es todo cuanto tengo -



siempre a su lado caminar -
¡la más pequeña de las dos!
cerebro de su cerebro -
sangre de su sangre -
dos vidas - un ser - ahora -

siempre su destino probar -
si tristeza - la mayor parte -
si alegría - repudiar mi parte
por ese amado corazón -

toda la vida - para conocerse -
a quien nunca podremos aprender -
y tiempo y tiempo después - un cambio -
llamado Cielo -
embelesados vecindarios de hombres -
descubriendo - lo que nos asombraba -
¡sin el vocabulario!



para hacer una pradera se necesita trébol y una abeja
un trébol, una abeja,
y ensoñación.
La ensoñación bastará,
si las abejas escasean.

Emily Dickinson (trad. Stalker)

Imagen: Anselm Kiefer


.

8 comentarios:

vera eikon dijo...

Es tan hermoso este poema que me deja sin palabras. Y el final, absolutamente delicioso. No sé, en mi primera lectura lo sentí como una brisa, o el correr del agua. Y me hizo pensar en la belleza de todo lo que fluye, o que quizás la belleza es el fluir....Y aquietarse es de algún modo acompasar el ritmo a la brisa, al agua, y a la vida que fluye. Gracias por tu traducción, Stalker. Un abrazo

ana dijo...

Belleza pura es Emily, y uno la siente así: ensoñación...su aliento entre las manos fluye y , sin embargo, queda y permanece. Cada verso bordado en blanco, en fino hilo, me lleva del ahogo a la crisálida.
Cuánta delicadeza que habita para decirse y encender las hogueras...
Gracias, querido Stalker, por tu traducción y la imagen de Kiefer que sólo tú sabes ver dónde Anselm, dónde Emily, dónde ambos en el prado

besos

Bel M. dijo...

Ella es una mujer fuera de su tiempo, al margen de todo, en otro lugar, por eso alcanza la palabra, la inaccesible. Gracias, Stalker, por traerla y por tu preciosa traducción.
Un abrazo.

Stalker dijo...

Vera:

en realidad son cinco poemas independientes, pero después de tu comentario los siento como uno. De hecho, todos los poemas de Dickinson podrían considerarse un único poema, una misma y dilatada respiración...

acompasar el ritmo, aquietarse: formas de de-morarnos en lo que nos acecha y nos convoca..

maravillosa Dickinson,

un abrazo

Stalker dijo...

Anamaría:

Dickinson, Kiefer, y tú en ellos, trenzando hilos secretos, pronunciando las sílabras inaudibles: recreándonos,

gracias por estar y por aquietarte en estas gemas cuya traducción es imperfecta y provisional, pero ha sido traída con mucho cariño

abrazo

Stalker dijo...

Bel:

Emily Dickinson escribió para un tiempo fuera del tiempo, quizá para un futuro que aún no ha llegado. Sigue provocándome una fascinación rara de describir, idéntica a la del primer día...

hemos de aprender a menguar en esas pequeñas revelaciones simultáneamente oscurecidas e iluminadas

Emily o el eclipse radiante...

un abrazo

Tera dijo...

para hacer una pradera...

qué idea más maravillosa, que poemas más preciosos.

cada traducción de Emily es un regalo de feliz año nuevo.

¡gracias, Stalker!

Stalker dijo...

Tera:

gracias a ti por acoger a Emily y su insondable fragilidad, por los colores y por la vida que fluye debajo (a veces inadvertida),

un abrazo

 
Free counter and web stats