jueves, 22 de diciembre de 2011

Impermanencia

.



El devenir es origen de fealdad

Simone Weil



Lo que perpetuamente fluye obliga a poseer una moral

Robert Walser

.

4 comentarios:

Tera dijo...

Siempre me gustará esa frase de Walser, gracias por recordarla.

Abrazos, Stalker

Stalker dijo...

Tera:

es una frase impresionante

el caso es que ayer, leyendo a Simone Weil, encontré la frase que entresaco de ella y me quedé cavilando. La puse a resonar con la frase de Walser, que me parecía su perfecta antítesis... y al cabo de un rato ya no me parecían del todo irreconciliables

pero sigo rumiando esa paradoja: percibo que en la intersección de las dos citas hay un misterio

aún no lo he descifrado o sentido: pienso y pienso...

un abrazo!

ana dijo...

Simone Weil siempre me entresaca el intelecto y me lo convierte en pasto, es una gran labor que hace conmigo. Coincido contigo que existe un íntimo guiño entre la fealdad y la moral.
Me fascina la imagen de Simone, esos ojos, demasiado ojos, y el gesto del labio conteniendo el deseo

qué delicadeza la tuya de tejedor

Stalker dijo...

Anamaría:

ojos demasiado ojos... me fascina esa mirada y admiro profundamente a la mujer y su escritura

Simone Weil forma parte de la estrecha nómina de autores, o de ríos, en que continuamente me sumerjo.

Un abrazo!

 
Free counter and web stats