sábado, 24 de diciembre de 2011

¿Salvación?

.



eso tiembla
y dice
no
no dice
acalla
y dice

palabra hocico trémulo
palabra tiembla palabra
desposee tallo tiembla calla

(hay una herida que se abre como un sol negro bajo el esternón)

no hubo regazo para cuerpo cae
cae cuerpo temblor palabra
tiembla tallo dice calla

mujer temblor talla palabra

desposee mira calla
regazo cuerpo cae


Nota: esta entrada pretende dialogar o ser el eco de esta otra: Cuerpo cae mujer.

Dedico esta pequeña salvación con interrogantes a Anamaría, Say, Pájaro de China y Emmagunst.

Imagen: Zao Wu Ki

.

16 comentarios:

ana dijo...

me quedo en el temblor y sin palabras,
escucho las tuyas cuerpo regazo
donde sí caigo y me derribo
cuando me doblo como un sauce,
y lloro
la horizontalidad gime y demanda
salvación que no dice
que se devuelve al gesto
llegas con el hocico trémulo
lames la herida y el sol negro
destila
Amor omnia

tu salvación interroga, advierte,
se vierte
silencia, desposee
no corres el riesgo de ser crucificado
porque caes regazo
salvas sin salvación


muy agradecida por tu dedicatoria, además ¡es un tiemblapalabra compartirte con esas mujeres espléndidas! :)

fuerte abrazo desde el Amor Omnia para ti,para Say, Pájaro y Emma

anamaría

L dijo...

Abro con el hocico el regazo que no hubo para cuerpo cae

(sin haber sido invitado)

construyo sin planos ni permisos de ediles tuertos un hueco que acurruque mi espesa piel de puercoespín o erizo

Sea la voluntad así en la tierra como en el cielo

Stalker dijo...

Anamaría:

el agradecido soy yo, por tu poema y tu atención constante...

me encanta que digas que es un "tiemblapalabra". Es eso, en efecto: un tiemblapalabra. No es un poema.

me gusta pensarte ahí, en esa pequeña dedicatoria, con esas mujeres admirables

abrazo cae regazo

Stalker dijo...

L:

por supuesto que estás invitado, estás siempre invitado y es un placer recibirte en esta entrada, que caigas en ella y busques el hueco con delicado hocico de puercoespín...

la voluntad del Cielo la ignoro. Me atrae el Cielo de los taoístas y muy poco el de la tradición judeocristiana (a ti te presiento taoísta avant la lettre: una suave anarquía armoniosa desgobierna tus palabras y gestos). La tierra sí, la voluntad de la tierra. Y la del erizo dormido, calentito

acurrucarse junto a él...

un abrazo

ícaro dijo...

al corazón, con esa capacidad heredada de acelerarse o quedarse prácticamente callado se le ha concedido toda la voz a la hora de hablar de sentimientos

desde no hace mucho imagino que no es en el corazón, es bajo el esternón, en un hueco repleto de una especie de líquido amniótico, donde se sitúa nuestra alacena. La alacena para otro tipo de avituallamiento, el de los sentimientos y las palabras para nombrarlos


Tus palabras son a menudo y desde hace tiempo cobijo para mí Stalker, esta mañana he sonreído al leer sobre esa herida...bajo el esternón


hermosa dedicatoria

un saludo

Say dijo...

mi querido búfalo,
no tenemos salvación. hemos nacido condenadas. nosotras, estas mujeres, que tan bien conoces. las vulnerables, las rotas, las de los gestos sin medida en esta sangre que corre, llena de salvajes tentativas,

somos supervivientes de algo ignoto, que sólo unos pocos, que han llegado hasta el fondo del pozo, conocen,

tu poema es de esos poemas que salvan a los insalvables. tu poema, recuerdo de esa otra hermosa entrada del caer, me produce la dulce sensación de la caricia incorruptible, de un amigo, alma gemela...

es la confianza de poder caer...y llorar desesperadamete si una quiere...

con el silencio...y con los gritos...,esos gritos de los que habla Chantal Maillard,

nos revertimos en una constante supervivencia.

el amor y la inocencia animal, el reconocimiento de seres afines. nosotros Stalker, sabemos husmear en la intemperie. nuestro hocico caliente y tembloroso, quiere alentar, lamer...llorar, jugar, amar, mostrar donde hay flores hermosas para percibir su belleza y fragilidad,

gracias y un beso tan enorme...

P.D me encanta la dedicatoria, gracias Stalker!

David Escalona dijo...

jo, qué bueno es este blog!!!!!

Stalker dijo...

Ícaro:

gracias por dejarte cobijar y por hacer de ese hueco un pequeño centro dulcemente convulso...

un abrazo

Stalker dijo...

Say:

el agradecimiento es mío por cómo sabes expresar la fragilidad, por cómo no temes la caída y pronunciarte en la caída y en el grito, por las palabras sobre la inocencia del animal (¡tan necesarias en este mundo donde los policías de la cultura se burlan, precisamente, de los animales, desde su soberbia lengua patriarcal!) y tantas otras cosas que quedan en esta estela en que nos vamos siendo, entre todos, y el calor nos proporciona la intemperie compartida, el temblor o la vibración al unísono,

para ti, todos los tiemblapalabra (delicioso hallazgo de Anamaría) que en este mundo despiertan en la fría mañana y formulan la pregunta callada de la vida con su trémulo hocico animal. La caída, pero también la madriguera, calor mamífero entrelazado, lo que la lengua de la ternura sabe y a veces no pronuncia.

un abrazo!

Stalker dijo...

David:

gracias por pasar y hacerte animalito un momento, en estos páramos...

un abrazo

David Escalona dijo...

a ti que eres buen guía, Stalker... http://dl.dropbox.com/u/11716438/PAN.jpg

rubén m. dijo...

Querido Stalker, que sepas que pese a mi silencio telefónico y bloguero me acuerdo mucho de usted. Y este espacio seguirá siendo parte de mí mientras continúes dejando en él huellas de hocico tembloroso y de osa que protege a sus crías.

2012 será un año, si no de salvación, sí de resurrecciones, lo percibo en el aire...

Un abrazo, camarrada.

vera eikon dijo...

Cuerpo cae mujer, y en su caída es sostén y regazo. Pero ese ser-regazo quizás equivale a una condena a la intemperie. Aun así esas mujeres continuarán siendo regazo, cobijo, porque conocen(en un saber sin palabras) que el amor es un movimiento hacia fuera, hacia lo otro(caída). Y es en ese movimiento donde el amor la dimensión que le es propia...
Tu dedicatoria es para cuatro mujeres magníficas, y hermosas. Precioso tiemblapalabra(siempre me enmudece el bello "no-escribir" de Ana María. Sus palabras son el aleteo del pájaro, el incendiarse de la estrella). Un abrazo desde mi pequeñez hacia vosotros cinco...

Stalker dijo...

David:

gracias, de corazón

Stalker dijo...

Querida Vera:

tu no escribir también es bello, tiene ternura de pan recién hecho,

para ti, todos los tiemblapalabras que se resuelven en regazo y madriguera contra la intemperie que nos asola

para ti, adverbios curativos y calor en este frío omnipresente y extrañamente delicioso...

un abrazo fuerte

Stalker dijo...

Camarrada Rubenóvich:

quieran los dioses escuchar tu voz y que 2012 sea año de resurrecciones

me sumo a esa petición

un abrazo!

 
Free counter and web stats