sábado, 30 de mayo de 2009

Si la muerte. Un poema de Miguel Huezo Mixco



Si la muerte viene y pregunta por mí
haga el favor
de decirle que vuelva mañana
que todavía no he cancelado mis deudas
ni he terminado un poema
ni me he despedido de nadie
ni he ordenado mi ropa para el viaje
ni he llevado a su destino el encargo ajeno
ni he echado llave en mis gavetas
ni he dicho lo que debía decir a los amigos
ni he sentido el olor de la rosa que no ha nacido
ni he desenterrado mis raíces
ni he escrito una carta pendiente
que si siquiera me he lavado las manos
ni he conocido un hijo
ni he emprendido caminatas en países desconocidos
ni conozco los siete velos del mar
ni la canción del marino.
Si la muerte viniera
diga por favor que estoy entendido
y que me haga una espera
que no he dado a mi novia ni un beso de despedida
que no he repartido mi mano con las de mi familia
ni he desempolvado los libros
ni he silbado la canción preferida
ni me he reconciliado con los enemigos;
dígale que no he probado el suicidio
ni he visto libre a mi gente
dígale si viene que vuelva mañana
que no es que la tema pero si siquiera
he empezado a andar el camino.

Miguel Huezo Mixco

41 comentarios:

Stalker dijo...

"dígale que no he probado el suicidio
ni he visto libre a mi gente"

Uff...

raúl quinto dijo...

dejando aparte elextrañocastellano de diamanda, tiene intensidad la canción que funciona muy bien como canción, pero que como poema no me estimula mucho. De Bacon nada que decir, ya sabes mi devoción por el tocino místico.

vaya tía,no?

por cierto,no sé por qué pero te he imaginado escribiendo el post vestido de negro con una calavera en llamas sobre la mesilla de noche...

Mariano Martínez dijo...

búfalo... me voy a dormir con el aliento entrecortado por este poema... siempre descubriéndonos/descubriéndome...

mariano

ana dijo...

No lo conocía, muchas gracias.
Me ha ilusionado ver tu comentario alegre en el blog de luna.

besitos, stalkercillo.

Stalker dijo...

Raúl:

A mí el poema me gusta pero aprecio en él la falta de tensión (o de torsión del lenguaje) que define a un poderoso poema. Me gusta por el contenido, me parece un poema curioso e intenso, pero no detecto esas fallas tectónicas, esa operación en que el lenguaje "se retuerce", vivo, como una culebra. Quizá es la enunciación discursiva convencional la que, a fin de cuentas, provoca que no te estimule mucho...

Para hacer el post he confeccionado una máscara de la muerte, capucha y báculo incluido. No puedo ser menos que aquel encapuchado fan de Diamanda.

A lo mejor aquel fan era yo... ;)

Stalker dijo...

Mariano:

verte por aquí sí que es una auténtica sorpresa. Tendré que ponerte un nombre de animal para no confundirte con el búfalo hermano. ¿Qué te parece un mapache?

Pues eso, hermano mapache, abrazos

soperos dijo...

¿que no son estaciones y trenes los poemas?. unos llegan y nosotros estamos ahí o no. otros vuelven a llegar y nosotros -pese a estar- vemos cómo nos sale del estómago y se aleja... pero, ¡ah!, cuando llega el que tiene que llegar y nos subimos al fierro y parte y nosotros vamos ahí adentro...

como la muerte, al cabo, como la vida...

besos,
òscar.

Stalker dijo...

¡Besos a ti, arañita!

Stalker dijo...

Querido búfalo:

son eso, en efecto, y mucho más. Normalmente los poemas son trenes que pasan rápido y no sabemos cogerlos-introyectarlos. Hay que ponerse en la vía -en el trayecto del poema- y hacerlo descarrilar hasta nuestro centro.

Que el tren poemático destruya el núcleo y deje un rescoldo tembloroso, en el umbral del balbuceo, del agradecimiento.

Tú de eso sabes mucho: de apuntarte con el poema a la cabeza, volarte el sentido y resultar ileso, pero recompuesto "en otro lugar".

Abrazos

soperos dijo...

aquí el hermano mapache,

tengo costumbres diarias: ducharme, desayunar, escuchar la radio,... pasarme por tu blog, que ya he incorporado como gesto necesario.

hemos de buscarle a pepe un tercer animal.

abrazos!

mariano

pd. tiene guasa la verificación de palabra que me pide blogger: "burns". creo que te tienen calado hasta los de blogger, hermano búfalo

Stalker dijo...

Tío mapache (el hermano lo dejaremos para el búfalo, y así no repetimos):

Para pepe se me había ocurrido algo más salado. ¿Qué tal el primo-Lagartija? ¡Tiene que ser algo a la altura de su donaire! Un caballero de fina estampa no puede tener a cualquier alimaña por emblema.

Si se te ocurre algo házmelo saber.

No pensé que pasaras por aquí, pero me alegra tu presencia invisible. También de huecos se alimenta el frágil tallo, ya sabes.

Abrazos

Ella dijo...

Si la muerte necesitara de un formulario y fotocopias compulsadas de lo que has vivido ya nos veo a todos haciendo cola en el organigrama burocrático de cualquier gobierno con 'vuelva usted mañana' por respuesta.

Stalker dijo...

Muy agudo, Ella.

Me gustan los globos de tu avatar...

Stalker dijo...

Un breve comentario para decir que en mi imaginario particular el cuadro de Francis Bacon es una representación perfecta de la muerte. Ese mono que desciende...

mi abuelo tiene 82 años y está enfermo. Él nunca llama a la muerte por su nombre. Se refiere a ella como "el Macaco". Dice que el Macaco vendrá en cualquier momento a llevárselo. El caso es que no tiene ningún miedo, cuando el Macado venga, sencillamente, uno se va con él, a "un lugar donde no se le debe nada a nadie". Y ésa es la paz, la ausencia de deudas y retribuciones afectivas. La definitiva supresión de la culpa. Homeostasis.

Pues eso, la Muerte-Macaco que baja hasta el tallo del ser...

raúl quinto dijo...

lo de tu abuelo y el macaco sí que es tensión poética, genial esa manera de devaluar lo, en principio, más terrible.


por cierto blogger me acaba de dar u "gramy"

Fackel dijo...

El poema es ingenioso en profundidad. La propuesta de tantos quehaceres pendientes, como conjura o retraso de la muerte. Conviene ampliar la lista, hermano Stalker. Otra cosa es que se nos haga caso. Pero en lo que la preparamos, vamos dotándonos de nuevos objetivos.

Recuerda a Sancho diciendo a Alonso Quijano en los estertores de éste..."mire vuesa merced que la mayor locura que un hombre puede hacer en esta vida es dejarse morir sin más ni más..." Divino Cervantes, que ya conjuraba tantas desdichas en sus tiempos.

Indagaré sobre Huezo.

Salud y palabra fértil, Stalker.

Stalker dijo...

Mi abuelo es gran tensor poético, Raúl. También mi padre, que prácticamente no sabe leer (ni falta le hace), es un sabio a su manera.

abrazos

Stalker dijo...

Fackel:

conviene ampliar la lista, desde luego, con algunas consignas para la "resistencia activa y pasiva". Para derrocar la cultura del simulacro instaurada por poderes semi-visibles. Para acabar de una vez con las voces mojigatas que imploran para que la gente reviente en los hospitales, llevando hasta el más sangrante absurdo enfermedades terminales; para no claudicar antes las burdas estrategias que intentan involucrarnos en una asfixiante maraña de consumo y nos dicen que con tal o cual cosa seremos más jóvenes, más inteligentes, más longevos, más atractivos...

Contra una cultura del trabajo que nos hace esclavos.

Contra la humillación y la servidumbre, sobre todo.

Y muchas otras cosas más.

Salve, maestro

Anónimo dijo...

31 De mayo-DOMINGO DE PENTECOSTES Y VISITACION DE NUESTRA SEÑORA.

Encabezo asi porque creo que tu, tienes mucho del Espiritu Santo de fuego limpio y de alma pacifica.

Antes de colgar esto:avisa querido hermano para que amortigue mi alma.

ERES UN TRALLAZO STALKER EL POEMA TIENE TANTA VERDAD COMO EL SOL QUE SALE! HNO A VECES PIENSO QUE ESTO DEBERIAS HACERLO PAPEL ERES UN POETA NATO,BUSCADOR DE VIDA INNCANSABLE Y VERDAD INFINITA. TE ESCRIBE EMOCIONADO ADOLFO.
pd que DIOS TE BENDIGA SIEMPRE!

Stalker dijo...

Adolfo:

eres único. Me abrumas.

Recuerda en todo caso que el mérito es de Miguel Huezo Mixco y de Diamanda Galas.

Y gracias por tu presencia constante y tu entusiasmo, una vez más.

Anónimo dijo...

Que de reflexiones sobre la muerte, Stalker. Mi hermana murió al día siguiente de nacer, mi prima murió con 21 años, mi tío murió atropellado el año pasado, el día del cumpleaños de mi abuela. Mi abuelo murió el día de Reyes de hace 14 años. Eso fue porque su vida fue nuestro regalo. Sólo añadiría que sigo viviendo en honor a todos ellos, hasta que me toque. La vida parece un paréntesis entre el antes y el después. Que gran modestia me despierta la muerte. Y el poema me dio ganas de hacer mi propia lista para el camino. Ha empezado por "aún no he honrado lo suficiente a los míos". Celebremos por ellos que seguimos aquí. Un abrazo grande y gracias, Yaiza

PD. Buena lista de animales para los soperos

Stalker dijo...

Querida Yaiza:

es un poema que da qué pensar, sin duda.

Los soperos son tres animales, tres bicharracos que pululan por el mundo. Animales, además, sometidos a metamorfosis... Algún día habrá que hacer una entrada de los animales que querríamos ser.

abrazos

Portinari dijo...

Toda la entrada es como una burbuja en el éxtasis de su explosión.
El Macaco que viene y va vapuleándose por el marco, a veces es "la dama del alba", una simple peregrina, otras, la muerte es una gorgona, las parcas, el miedo...,las sombras en las esquinas del alma, habitaciones vacías,el beso en las venas, el tiempo certero.
Tensión poética suena a grito en llamaradas, el cuadro de Bacon a silencio perpetuo que no se siente por el inagotable ruido que emana de la paleta.
Me encanta Bacon, me encanta el poema, me encanta la anécdota...

rubén m. dijo...

Brutal. Sencillamente brutal la canción.

Curiosamente creo que fue la primera que escuché de Diamanda, atraído por el título en castellano. La escuché en un momento muy duro de mi vida y me impresionó muchísimo. Han pasado una tira de años y desde entonces no la había vuelto a escuchar.

El cuadro de Bacon y tu reflexión sobre el macaco-muerte termina de agigantar este post.

Muchas gracias, Stalker.

Stalker dijo...

Portinari:

desde luego, la conjunción de los tres elementos es increíble. Empezando por Bacon y acabando por mi abuelo.

El Macaco también es, como apuntas, otras muchas cosas.


Abrazos

Stalker dijo...

Rubén:

te refieres al disco "Malediction and prayer", donde se encuentra mi corte favorito de Diamanda, el poema de Pasolini musicado: "Supplica a mi madre", que otro día pondré por aquí.

Parece que fue una época dura para todos. Corría el año 1997, sino me equivoco...

abrazos

rubén m. dijo...

Pues yo lo escuché en el 99, que fue mi año infernal; aunque más o menos tendríamos la misma edad cuando nos tocó la china. Ahora toca aniversario, precisamente estaba reviviendo cosas a través de la música que escuchaba por entonces, ha sido una curiosa confluencia lo de tu entrada. Quizá saque del baúl esos momentos musicales en el blog con ánimo de exorcisar.

un abrazo

Stalker dijo...

Rubén:

parece que hemos coincidido en algunos surcos...

Es una buena terapia exhumar esos recuerdos y quemarlos en la combustión de la música que los acompañó. Me gusta. Espero que no escueza mucho.

abrazos

Portinari dijo...

Siento ser intrusa en la conversación que mantenéis tú (Stalker) y Rubén, pero, me pareció curioso el hecho de que siempre alguien cuando echa la vista atrás ve un punto negro en su vida, tan atroz... pienso que el mío aún no ha llegado, y si es así espero que no sea a los 20 años... en fin.
Un saludo.

rubén m. dijo...

Portinari, espero yo también que no te toque pronto, y a ser posible, nunca, si es en los términos en que me pasó a mí. Pero el cualquier caso, aunque no creo que sea verdad eso de Nietzsche de que "lo que no te mata, te hace más fuerte", ni el tópico de que el tiempo lo cura todo, si es verdad que los años transforman las desgracias en algo diferente, y esa transformación sí puede acarrear algo positivo. Así que no hay que tener miedo, todo es vida, al fin y al cabo,

un abrazo

Stalker dijo...

Portinari, tú nunca serás una intrusa. Participa siempre que quieras y como quieras.

Rubén ya ha dicho más o menos lo que pienso. No te inquiete el futuro: eludirás el sol negro y la travesía del desierto. Y si llega, cumplirá su función en la misteriosa economía del "designio inescrutable" (que no Dios)

abrazos

raúl quinto dijo...

mi annus horribilis tb fue 1997, aunque no se me cruzó Diamanda Galas. Se ve que tuvimos una manera atroz de ir acabando el siglo...

Susana dijo...

He pasado por esta entrada en otras ocasiones y me pasa con ella algo así como con el vértigo: que me atrae y me espanta. Los comentarios nuevos me dan qué pensar: quizás no tengo tan distante algún surco, marcado a fuego, y el poema, la canción, hacen que mire a los ojos algunas cosas dolorosas. Me queda mucho por aprender antes de llegar a ser como el sabio con su Macaco...

Pero si la voz ajena me ha inquietado, la tuya propia, Stalker, con la reivindicación de una lista más larga, en la que debe haber necesariamente un filo que escinda esa maraña que nos hunde en deseos ajenos, todo ello me reconcilia con la vida, y ya me he metido en la trinchera de las cosas verdaderas.

Gracias por no permitir que nos relajemos... Un abrazo

Stalker dijo...

Raúl:

lamento que en aquel año estuviéramos sintonizados. Es lo que tiene pertenecer a la misma "quinta".

abrazos

Stalker dijo...

Susana:

no querría desasosegarte, pero no me importará si es fecundo el desasosiego...

Para ti, otro itinerarios...

No hay que relajarse, claro. Me gusta mucho el lema de Barbara: "Conservemos la cólera; vigilemos".

Tenemos que estar alertas, cultivar la atención al mínimo gesto, acoger la convulsión del otro y neutralizarla. Crecer en el extrañamiento. Extrañarnos y entrañarnos: medrar en la entraña, sordamente.

Abrazos

ana dijo...

el tema de diamanda galas es impresionante. pero realmente, la suplica a su madre es más impresionante todavía.

yo por el 1997 estaba todavía casi jugando a los pin y pon. mi año horrible fue el 2003 y 2004, y no conocía aún a diamanda galas, además la música que escuchaba yo por aquel entonces apenas me sigue interesando actualmente, a excepción de algunos genios como bach, que empecé a escucharlo en esos años y estoy segura de que nunca terminaré de escucharlo.

lo que cuentas de tu abuelo es muy importante. tanto que no puedo decir nada, sólo desear llegar a esa sabiduría.

un abrazo.

rubén m. dijo...

Curiosa esa sintonía finisecular. Yo ya estoy preparando mi "exorcismo" musical del año 1999, pronto estará listo en el blog.

abrazos

Stalker dijo...

Ana:

me congratula coincidir contigo, de vez en cuando, en alguna cosita puntual de música popular, ya que tanto nos cuesta ponernos de acuerdo en este campo.

La canción que dices es la obra maestra de Diamanda, aunque el Defixiones tal vez sea el mejor disco... Ya volveremos sobre eso...

Y sí, mi abuelo sigue esperando al Macaco. Dice que cualquier día de éstos... que ya lo oye llegar...

Stalker dijo...

Hincaremos el diente a tu exorcismo, Rubén...

MARIEL MANRIQUE dijo...

Stalker, antes de irme a dormir quería decirte que Diamanda Galás es la hechicera de mis noches al borde del precipicio. Es la música de fondo de algo que escribí y leí hace muy poco, un poemita llamado "B-Side & Rarities" que está colgado en YouTube. Me da un poco de vergüenza, honestamente, exhibirme así, pero es que la conjunción de nuestras elecciones es tan fuerte que no puedo evitarlo. Tenía en mente las imágenes de Cindy Sherman con la voz de Diamanda para esa lectura y sentía que toda esa tensión tenía que estallar y derramarse, al final, con Siouxsie Sioux.

Besos, búfalo.

Stalker dijo...

Sensacional, Mariel, muchas gracias por la confianza.

Me ha encantado la atmósfera que creabas en tu lectura.

abrazos!

 
Free counter and web stats