sábado, 6 de abril de 2013

De poemas y animales

Estepa del Hambre (Kazajistán), mientras la luz declina


Mazhilis, Aizhan. Poeta y pensadora en lengua kazaja, rusa y china, nacida en 2027 en Almaty (Kazajistán), fallecida en 2109 en la selva interior de Tailandia. Es difícil separar la biografía mítica de esta autora de su vida real, habida cuenta de que ella misma se encargó de mezclarlas en su autobiografía Desierto con fondo de niña, en la que afirma que "todos los niveles de realidad están interconectados: lo que consideramos el Mundo no es más que la realidad básica, carente de un estatuto ontológico y vital privilegiado respecto a los niveles oníricos, trans-reales, sub-reales, animales y vegetales que gobiernan el mecanismo de la existencia en un sentido amplio y sin prejuicios; todo existe dentro de su marco de referencia y en relación a un acto de percepción. La vida son trazas cognitivas, sus sedimentos y los residuos que dejan esas trazas". Pasa la infancia en una remota aldea en las inmediaciones de la Estepa del Hambre (el gran desierto kazajo), y allí experimenta su primer encuentro con los Animales Totémicos, unas presencias supuestamente venidas del futuro y que le revelan mantras ocultos y el arte de la metamorfosis del linga sarira o cuerpo sutil. En cierto sentido, toda la obra de la poeta será un intento de desplegar, profundizar, poner a dialogar e incluso refutar esas visiones experimentadas durante la infancia. En 2045 se traslada a Shanghai, donde cursa estudios de Filosofía y Literatura Comparada, y estudia latín, griego clásico, sánscrito y japonés. Llegará a dominar doce idiomas y se interesará por la astronomía, la neurobiología, los ritos funerarios, la pintura abstracta, el universo de los gatos, el universo de los insectos, el cine filipino, la literatura védica, shamkhya y budista, el haiku, la vida secreta de las plantas. En 2054 defiende la tesis doctoral "Pensar la Seda. Influencias de la filosofía oriental en la Grecia clásica". En 2056 defiende la tesis doctoral "Poéticas del Kali Yuga", donde estudia a doce mujeres poetas de los últimos doscientos años  y desmonta los apriorismos del canon androcéntrico. Publica su primer libro de poemas, Ocurre, en 2057, dos días antes del estallido de la Tercera Guerra Mundial. Aunque en un principio abandera la causa del Frente Unido Oriental, nadie como ella llora la destrucción de las principales ciudades de Occidente y la aniquilación de su cultura, que siempre amó. Las lágrimas del Eón y Sin mundo. Lobos denuncian el horror de la guerra y su propia condición de exiliada: pasa los siguientes quince años entre Sudáfrica y Madagascar, huyendo de la devastación química y bacteriológica que en la época asola buena parte del Asia Central. En los bosques de Madagascar vuelve a entrar en contacto con los Animales Totémicos, que le muestran talismanes kármicos, le enseñan a comunicarse con las plantas y le ofrecen los rudimentos de la Teoría Psíquica Fractal, un sistema de equivalencias homeomórficas para describir el universo y la conciencia, que desarrollará en obras posteriores. Más tarde Aizhan afirmará que en aquellos bosques se trasvasó por primera vez a una conciencia animal, en concreto la de un insecto. No puede traducir la experiencia en palabras pero a cambio intenta expresarla en la serie de acuarelas "Vestigia" (actualmente forma parte de la colección permanente del Museo de Arte Contemporáneo de Shanghai). A su regreso a Almaty publica Infancia sin persona, las Karuna-Karikas y el que será unánimemente considerado su mejor libro: El Detrás, donde emprende una deconstrucción de la mirada y de todas las formas de cultura y pensamiento que el ser humano ha articulado desde el Neolítico hasta la posmodernidad y la Nueva Edad Sombría. Un libro lúcido, exasperado, difícil, "singularmente liberador en su desolación", como dirá Xi Jing-Ping, estudioso de su obra y también poeta. La profesora Jiang Li Quiao dirá a propósito de este libro: "Aizhan Mazhilis siempre negó la trascendencia y se burló de la supuesta espiritualidad que se le atribuía, pero caben pocas dudas de que en El Detrás hay un impulso ascético y extrañamente religioso que la acerca a Pascal y a Simone Weil, a la dulzura panteísta de Tao Yuanming, a los sutras del Shin Jin Mei, a la poesía fracturada de Natsuki Hikari (su estricta contemporánea, amiga y rival); todo ello removido y como furioso, dislocado, fugado de sí mismo. Tal vez no sería desacertado postular que el centro de su obra está habitado por un exótico materialismo espiritual, un agnosticismo epidérmico, sísmico, inabarcable, que no renuncia a la inquisición permanente pero intuye, a lo lejos, como entre brumas, una especie de catarsis cósmica. Aizhan siempre se colocó entre el ojo y el miedo, no dejó de afilar las preguntas y, por mucho que esto pueda sonar a tópico trasnochado, escribió como amó, amó como vivió: desmesuradamente". Tras este libro se abre un período de silencio de casi veinte años, que en 2091 romperá con la trilogía poética Ranas, Psychés Anarchos y Tratados de cosmología y erótica felina, donde aflora la reconciliación con el ser humano y con la vida después de un proceso de intensa indagación personal que se manifiesta en una renovada depuración estilística ("Aprender a cantar, después de pulverizar el lenguaje", dirá en una entrevista). Poco después fija su residencia en Bangkok (Tailandia) y participa activamente en la reforestación de la selva y la recuperación de la fauna autóctona, que aún sufren los estragos de la  guerra anterior. De esa época data su último encuentro con un Animal Futuro: la criatura le transmite el arte de la transrealidad (neurostasis o visión-fuente) y le anuncia el advenimiento de La Brecha, singularidad que, en algún momento de los próximos siglos, marcará el inicio del declive del linaje humano. Por último, se retira a una antigua y apartada ermita budista y en ella escribe el libro de aforismos Palabra salvaje, los poemarios Los venenos, Amar en el Kali Yuga y El corazón oblicuo, la anteriormente mencionada autobiografía Desierto con fondo de niña y el que será celebrado como su libro más filosófico, extraño y visionario, Nullis Ocullis 2187, dilatado conjunto de versículos en tres lenguas (kazajo, chino y ruso), donde pretende fusionar los misterios de Eleusis, la cosmología samkhya y los mitos precolombinos al hilo de la revelación de los Animales Totémicos y su propia experiencia en la jungla tailandesa. Muere una mañana de octubre de 2109, repentinamente, cuando se dispone a curar la pata de un tigre que había caído en una trampa. Los monjes theravada la encuentran cerca del animal, que lame su rostro intentando reanimarla. En su testamento confiesa haber escrito una obra secreta, paralela a su obra visible, un conjunto de libros rigurosamente inéditos y depositados en una caja fuerte en el Centro Superior de Estudios Panasiáticos de Neo-Pequín: una obra que es como una sombra, un espejo, una perfecta refutación de su obra pública. Sus albaceas, la comunidad budista tailandesa, podrán abrir la caja fuerte y dar a conocer su contenido en 2187.

Además de ser considerada la mejor poeta del siglo XXI, Aizhan Mazhilis odió la ilimitada depredación humana, el egoísmo ancestral, la falta de sensibilidad, la falta de atención, la ignorancia. Amó a los gatos y a los niños, los lugares apartados, la delicadeza de los pequeños gestos, la belleza que herrumbra a los seres y las cosas.

 

Fuente: Enciclopedia de Literaturas Panasiáticas, Akira Junichiro (comp.), vol. XIV, Osaka: Mizuki Publishers, 2154.
 
 
 
 
.

17 comentarios:

Stalker dijo...

ganas de leer esos libros!

ana dijo...

Siempre me pareció una leyenda la existencia de Aizhan Mazhilis. Después de la gran devastación casi toda la civilización considerada humana pasó a estar tan fragmentada y torpemente recompuesta con retazos improbables y absurdos, que llegué a pensar que una obra como la de Aizhan sería, por lo menos, producto del intenso deseo de la humanidad por reinventarse.Sin embargo, ahora dudo, pues hace años en una altura andina, escuché a un anciano recitar frente al páramo,en una mezcla de lengua quechúa con español arcaico, una oración que hablaba del corazón oblícuo de los gatos. poco recuerdo de aquellas intrincadas palabras, sólo su música y la voluptuosa sinuosidad con la que el anciano desapareció.

Gracias por recordarnos a Aizhan, estoy conmovida

Stalker dijo...

Anamaría!

fantástica oración andina sobre el corazón oblicuo de los gatos...

va a ser cierto que Aizhan desborda el marco estricto de su leyenda, y nos cuenta su intensa vida animal en voz muy bajita, en un susurro velado que arroja una tímida luz sobre la opacidad del "espíritu"...

va a ser cierto que ella nos invita a la alegría, a la inútil belleza, al primer grito mamífero, a la revelación de los pequeños instantes epidérmicos que son, en esta vida, la única apertura y resurrección posibles: la Posibilidad, la morada...

gracias por seguir estas huellas leves...

Laia dijo...

Increíble.

¿Se pre-serva, en estado embrionario-futuro-legendario, algún texto-poema de esta, próxima, antigua, maravillosa mujer?

Contribuyo a su postarqueología diciendo que una canción, se dirá, perteneciente al libro, después destruido por sus propias garras, "Mi madre y cierre. Casa sin paredes", será susurrada hacia adentro por una mujer pequeña, cubierta por un velo traslúcido y con ojos de latitud de espejo. Ella trenzará, mientras canta, una bufanda de lana en un portal, y sonreirá al reflejo de sus dedos que se mueven en el charco de la acera.

Lo que se canta hacia adentro ya ha destruido, al menos, una galaxia.

Gracias por este fuego y por lo que sucederá, Stalker, querido.

Lola dijo...

Flipo. Disculpar la expresión. Las aves zancudas a veces les pasa esto.

¿Y se puede leer algo de ella traducido?

Gracias Stalker

Un abrazo

Stalker dijo...

Laia!

sí que se conservan vestigios por venir, larvados, exactos, incandescentes: sólo es necesaria la visión-fuente (neurostasis) para despertarlos :-)

"Mi madre y cierre. Casa sin paredes" tal vez pertenece a su obra secreta, esa que socava minuciosamente los presupuestos estéticos y vitales de la obra pública: por eso Aizhan tiene un corazón doble, una escritura doble, un mundo doble que de pronto se multiplica indefinidamente en la pulsión del reflejo...

una canción que se canta hacia adentro destruye una galaxia: principio de las correspondencias homeomórficas, la resistencia del mundo y sus materiales...

gracias por compartir e indagar!

un abrazo!

Stalker dijo...

Lola:

sí, espero que pronto se pueda leer algo de ella traducido!

el asombro es privilegio del ave zancuda: asomada al vértigo, otea el horizonte

el asombro es previo al vuelo

un abrazo!

Bash dijo...

Yo, la verdad, prefiero leer algo de ella sin traducir. Nullis Ocullis 2187 por ejemplo?

Te dejo las migajas de un mendrugo de pan con pasas y almendras, un cuenquito de leche y dos onzas de chocolate.

Stalker dijo...

Bash:

eres el adecuado para leerla sin traducir!

y "Nullis Ocullis 2187", una obra ambiciosa a la altura de tu mirada...

además, ya sé que te has trasvasado a mentes felinas y de insectos, y que desde ahí puedes leer, demorarte y habitar, por un instante, el calor de las cosas pequeñas

abrazo!

Tarsier dijo...

Me llevo las almendras, el cuenco de leche y una de las onzas de chocolate que te deja Bash. Como soy un tarsier un poco vago... ;) ah, y uno de estos libritos para internarse, por qué no, dentro de unos años cuando me reencarne cíclicamente en otro tarsier, y otro, y otro.

Stalker dijo...

Tarsier:

es fantástico imaginarte reencarnándote en tarsiers que leen a la luz de la luna de los trópicos...

el cuenco de leche y el chocolate son para ti

un abrazo!

Tarsier dijo...

soy todos los tarsiers en uno :)

ñam, leche y chocolatito.

Abrazo cazador.

Stalker dijo...

Tarsier:

lo eres, lo eres! no creas que no me di cuenta...

oye, me echas una mano con la traducción de "Ocurre", de Aizhan? He empezado por él porque es el más asequible...

abrazo volador!

Say dijo...

Stalker,
mi reencarnación si ocurriera se iría allí, a los urales y las estepas del hambre de Kazajistán, a la selva interior de Tailandia, a las llanuras y las praderas, y los extremos árticos de Rusia, para ser la hermana de Aizhan...“Aizhan Mazhilis que odió, la ilimitada depredación humana, el egoísmo ancestral, la falta de sensibilidad, la falta de atención, la ignorancia. Amó a los gatos y a los niños, los lugares apartados, la delicadeza de los pequeños gestos, la belleza que herrumbra a los seres y las cosas.”

stalker, te veo trayendo las palabras de Aizhan, palabras que galopan miles y miles de kilómetros cruzando las estepas...

será un privilegio leer tu traducción de "Ocurre", de Aizhan,

Stalker dijo...

Say:

hermoso comentario... tal vez ya eres hermana de Aizhan y no necesitas reencarnarte, tal vez ya hablas todas esas lenguas y conoces las estepas, el hambre secreta, el grito del lobo, el pensamiento salvaje que se desboca y nos desborda...

"Ocurre" es lo que nos pasa, lo que nos atraviesa y es intraducible: el mundo entero en los poros como un susurro, como hojas al trasluz en la piel

un abrazo!

Anónimo dijo...

Y de Natsuki Hikari, se sabe algo más? Nos encantaría que nos hablases de ella. Y seguro que hay más personas interesantes que podrías rastrear y de las que traernos noticia. Vamos, anímate, eres un rastreador de primera, Stalker.

Stalker dijo...

Anónimo:

Natsuki Hikari aparecerá por aquí próximamente!

y quién sabe quién más!

un abrazo!

 
Free counter and web stats