miércoles, 17 de abril de 2013

asomarse

 
.

hoy os quería invitar a observar un momento estas imágenes...










 
son fotogramas que seleccioné de una película o documental hace tiempo, los guardé en una carpeta y olvidé escribir el nombre de la obra y su autor, que ahora no recuerdo... un detalle sin importancia porque lo que mueve aquí, lo que se insinúa aquí, es el pequeño instante desnudado por la mirada
 
situarse en el borde mismo de los ojos, al filo del mirar: dejar ser al "ser" que en ese preciso instante devenimos
 
descubrir la serenidad en ese puro borde del mirar: asomarse
 
 ¿qué hay al otro lado? ¿es visible el envés de la hoja, lo real, si nos detenemos ahí como pequeños caracoles y la atención se da, o se abre, nos implica o nos confirma?
 
¿es la alegría el otro lado?
 
¿al mirar somos la nervadura, el tallo, el injerto, la savia, la lentitud vegetal, o seguimos siendo conciencia animal, movimiento y adentro?
 
mirar así tal vez revela el fondo de euforia que hay en la vida misma al desplegarse, silenciosa, y tocarnos suavemente
 
mirar así tal vez nos pemirte restituir a los otros su oro, recuperar el fuego callado dentro de las cosas, concebir cada instante como una fruta madura, conmovernos
 
mirar así tal vez nos permite ser la mirada, lo mirado y el mirar mismo
 
lo pequeño antes del lenguaje, la huella previa a las genealogías, la ternura
 
eso y el calor de los tibios rayos mientras las ramitas tiemblan, tiemblan
 
 

20 comentarios:

Fackel dijo...

"...mirar así tal vez nos permite ser la mirada, lo mirado y el mirar mismo..."

Me he visto retratado, pero te puedo asegurar que cada vez que he pasado por una circunstancia análoga de observación no existe tal calma. En ningún lado existe la calma. Es la apariencia de la misma. Y nosotros, los presuntuosos, que creemos que se para el mundo a nuestros pies.

Cada recuerdo de mis miradas de años infantiles o juveniles ya estaban impregnados de turbulencia. Es como si el objeto de lo que miraba me hablara: no llegas, no me tomas, no me absorbes...Pero te dejo catar un poco.

Mirar ha sido siempre para mí un mundo de percepciones sumamente tenso. Enorme y dinámico, que me decía mucho, que me cambiaba siempre. Pero nunca calmo.

Simplemente transmito mi experiencia personal. Cada cual sabe y sepa.

Un abrazo, company.

Jan dijo...


Ver esas imágenes y leer las palabras que te han inspirado me ha hecho recordar la oda dedicada al sol por Kathleen Raine que escribiera al final de su vida.
Estos son los versos finales del poema:

No es que la luz sea santa, sino que lo santo es la luz:
Solamente viendo, siendo, conocemos,
extasiados, sin aliento, arrobamiento del corazón.
Ni el microscopio ni el telescopio pueden descubrir
lo inmensurable: no en lo visto sino en el que ve
epifanía de lo rutinario.
Un jacinto en un vaso era, sobre mi mesa de trabajo,
ante mis ojos se abrió allende la belleza el flujo vivo, puro de luz.
"Soy yo", supe entonces, "yo soy esa flor, esa luz soy yo,
el que ve y lo visto a un tiempo."
Lejos en el pasado, mas para siempre; pues nadie puede des-conocer
el Paraíso nativo en cada brizna de hierva,
guijarro, y partícula de polvo, inmaculado.

"Así ha sido y será siempre", supe entonces,
ni la inmundicia, ni la violencia, ni nuestra propia ignorancia
pueden profanar ese manantial sagrado:
¿Por qué iba yo, una entre la muchedumbre innúmera de la luz,
a temer en mi desaparición ser lo que siempre es.

Lola dijo...

Stalker las fotos son preciosas. Las palabras que le acompañan son un poema.

A mi el cielo me produce mucha tranquilidad y paz.

Fackel leyendote puedo llegar a conocerte mejor. Gracias

Jan el fragmento del poema es bellisimo. Gracias

Un abrazo

ana dijo...

Què bellas imàgenes! las de los fotogramas y las tuyas, Stalker. Magnífico el poema que nos trae Jan...

asomarse - asombrarse
entrar en calma o en turbulencia
la mirada al filo al centro al borde
dejar que caiga el mundo a los pies
o dejarse caer a los pies del mundo
uno mira con el adentro y lo ve afuera
mira el afuera y ve el adentro


El cielo se brinda en actitud sumisa
Íntegro
Toda la inmensidad la brinda


Gracias por la belleza que sabes pescar con tu mirada
abrazos


Stalker dijo...

Fackel:

gracias por tu comentario y por lal turbulencia en tu mirada...

en ningún caso he dicho que la mirada sea calma o que la serenidad esté exenta de movimiento y tensión interior... el propio devenir de la conciencia ya es inquietud, impermanencia y dinamismo extremo, y no creo que eso esté necesariamente reñido con cierta calma... calma en la superficie, turbulencia en los ínferos... siempre algo nos remueve, se agita, y eso no excluye la detención, la lentitud, posarnos en la ramita y observar, mientras las termitas prosiguen su trabajo de demolición-reconstrucción, aguas adentro...

un abrazo!

Stalker dijo...

Jan:

gracias por el poema, que buscaré para degustarlo entero...

estos versos están muy emparentados con la gran tradición de la mística europea, y también tienden algunos lazos hacia Oriente (el Vedanta Advaita), me recuerdan mucho a ciertos postulados de la sabiduría perenne... la luz, eso sí, necesita ser deconstruida, inquietada, asediada por un escrutinio atento: como metáfora patriarcal, como construcción etnocéntrica... pero el poema se disfruta y nos deja estar, nos inunda con su cálida visión

un abrazo!

Stalker dijo...

Lola:

esas imágenes son un lugar para que el ave zancuda se pose en la ramita y se asome...

al asomarnos así desaparece el miedo y el vértigo es aliado y cauce...

un abrazo

Stalker dijo...

Anamaría!

"dejarse caer a los pies del mundo"... esto me recuerda al dicho Zen: "cuerpo-mente caen"...

gracias por introducir las ramitas de tus versos en este árbol de fragilidad

gracias por asomarte

un abrazo fuerte

Jan dijo...

Sí, Stalker
el poema podría parecer estar dentro de esa tradición de himnos al sol propia de ideologías y sociedades patriarcales de fuerte culto solar, pero en mi opinión no creo que estuviera en la intención de la autora. Con lo de etnocéntrico me dejas más intrigado.
Puedes encontrar su traducción completa junto a dos poemas más que transcribí en esta entrada:

http://barzaj-jan.blogspot.com.es/2013/04/kathleen-raine-poesia-y-naturaleza.html

Espero poder facilitarte la búsqueda con la que poder hacer una valoración más amplia sobre la obra de esta autora.

Gracias a ti por la atención.

Luis dijo...

Aunque suene a tópico, en las imágenes y en el recuerdo de situaciones análogas parece que aparece un ojo que nos acaba leyendo a nosotros y nos hace plantearnos la inquietante pregunta de cuál será su lenguaje y gramática. me dejo hacer en la suavidad - real o fingida - y al mismo tiempo, no sé si en secreto, hago cálculos sobre la extraña matemática que me provoca el temblor.

Salud y colores en blanco y negro

L

Laura Giordani dijo...

qué buena entrada para comenzar el día... hago el propósito de permanecer en esa propuesta de mirada detenida, lenta, sustraída del vértigo a que nos convida el sistema para no ver. Me llevo ese cielo y tus palabras. Un abrazo fuerte!

Portinari dijo...

Qué bonitas. La textura, el color que se intuye, la respiración...

Stalker dijo...

Jan:

mil gracias por el enlace... paso a leerlo con la atención y el cuidado que merece...

un abrazo!

Stalker dijo...

Luis:

es el observador desdoblado en lo real... algo que nos acaricia desde el mundo, desde los objetos y los seres

en la encrucijada entre esas dos miradas puede ocurrir un cortocircuito, el deseo, quizá incluso la tristeza, el desasosiego fecundo, los caminos secretos del desarraigo...

celebro que te dejes mecer en esa suavidad...

un abrazo!

Stalker dijo...

Laura:

sustraídos al vértigo, algo se mueve, algo nos conmueve

el tacto empieza ahí

abrazo grande!

Stalker dijo...

Portinari:

lo son... imágenes y ramitas para detenerse antes del salto, antes de la inmersión en el azul

o passarinho

a dulzura

un abrazo

madison dijo...

A veces miramos sin ver, por eso para mi es tan importante empaparme de todo lo que miro. Las imágenes que has puesto me sugiere inmensidad.
Siento curiosidad por saber de qué peli se trata, ¡¡soy cotilla, no puedo remediarlo!!

Stalker dijo...

Madison:

tienes toda la razón: a veces miramos sin ver... un ejercicio previo de descondicionamiento de la mirada, y luego disolvernos en esa inmensidad que en realidad resulta ser muy pequeña...

si recuerdo el nombre de la película o documental, te lo diré...

un abrazo!

Mar Esteban dijo...

mirada oblicua e inefable ...mirar los detalles y sentir ese temblor hacia adentro ...

Stalker dijo...

Mar:

oblicua e inefable

ahí vamos creciendo y siendo cada vez más pequeños...

 
Free counter and web stats