domingo, 14 de junio de 2009

El silencio y el grito



El silencio: "La solitude", 1968



El grito: "Tire pas", 1987

Y de nuevo aquí, y de forma más descarnada, en la misma canción:



El silencio: "Göttingen", 1965



El grito: "Göttingen", 1990

Quien quiera saber lo que significa Barbara, de una vez y para siempre, que pruebe a escuchar estas dos versiones de "Göttingen". Ahí está todo. Yo, como siempre, guardo silencio. Ante esta mujer nunca he sido capaz de enhebrar dos palabras juntas. Siempre he sentido que ella está más allá de las categorías que nos empeñamos en forjar para definir, categorizar, defendernos. Ante esto no hay definición, no hay defensa posible. Se acepta el salto o no. Está más allá de mi lenguaje y de mi forma de mirar. O mejor dicho: tengo una forma de mirar sólo para ella y no sé comunicarla.

58 comentarios:

Lola Torres Bañuls dijo...

Me encanta Barbara. Además es guapissima.

Si ahora lo recuerdo que pusiste poemas de Ullán.

Un abrazo.

Jesús Ge dijo...

Efectivamente, escalofriante.
No me extraña tu devoción por ella.

Salud!

Raticulina dijo...

Aquí mi granito de arena para que no bajen los comentarios...

Bárbara y digamos tu insistencia ha conseguido lo que no ha hecho nadie: que escuche cuatro canciones seguidas en un blog (hasta ahora no había tenido la paciencia suficiente).

Chapeau!

Un beso

Stalker dijo...

Lola:

a mí me gusta que te guste.

Yo tambié la veo muy bella, aunque mis amigos insisten en que es todo lo contrario.

Abrazos

Stalker dijo...

¡Bienvenido, Jesús!

Escalofriante, sí, pero es un estremecimiento que cura.

Jacques Brel decía que ellos, los autores de la chanson, eran como aspirinas para el alma herida.

Yo sólo sé que el inmenso sufrimiento que transmite Barbara ha sido tamizado por una conciencia compasiva, y los venenos se transmutan en antídotos al situarse en la vibración del común dolor de todos.

Barbara o la heterodixia redentora, a espasmos, a pozo, a vida...

Abrazos

Stalker dijo...

Raticulina:

ya veo que os habéis confabulado para no llegar al comentario cero. Tu participación colmará las inevitables ausencias.

Me alegro que hayas escuchado las cuatro canciones. Ahora falta rizar el rizo: ¿qué te han parecido?

Gracias y abrazos

Pucelle aux Petites Manches dijo...

Increíble, Barbara. Comme toujours.
Un saludo,

Martha.

Tera dijo...

Grande.

La soledad en 1968.
Y cómo coge aliento en cada frase de Tire pas.

Ahora ya sé quién es.

¡Gracias!

Stalker dijo...

Así es, Martha.

Bienvenida.

Lola Torres Bañuls dijo...

Stalker a mi me han gustado mucho. Pero además las he escuchado sin subtitulos. Mi infancia la pase en Alsacia hasta los 17 años que vine a España.

A mi me parece que es una voz tremendamente poética y escucharla te desgarra.

Y diles a tus amigos que es guapissima, que están equivocados.

No haz conseguido comentarios 0.
Tendrás que tirar mano de los poemas de Jimenez Losantos para intentar conseguirlo.
O también puedes poner una entrada de Los Morancos tan graciosos y vulgares ellos. JIJIJI.

Un beso.

Stalker dijo...

Tera:

una de las cosas que más me impresionan de Barbara es cómo utiliza el aliento entrecortado, la falta de aliento, y lo introduce en su fraseo quebrado, asmático. Explorar las carencias, los fallos, los desfallecimientos, y convertirlos en virtudes, es uno de sus principales logros. Barbara tuvo que aprender a cantar con una voz rota, explorando los márgenes, abandonando el chanter juste por los desfiladeros de la voz. Ahí se desangra, fluye a borbotones e inaugura un nuevo modo de expresión que hasta la fecha no he visto en otras cantantes (Juliette Gréco, por ejemplo, también canta con la voz rota pero no la ha explotado creativamente, quizá por no poseer los recursos anímicos y de proyección en el otro que en Barbara son inagotables)

Abrazos

Stalker dijo...

Lola:

entonces puedes recibirla à coeur battant, sans intermediaires... Tu as de la chance!

Bissous

Je tenterai d'autres choses bientôt...

MARIEL MANRIQUE dijo...

"Ante esta mujer nunca he sido capaz de enhebrar dos palabras juntas ... O mejor dicho: tengo una forma de mirar sólo para ella y no sé comunicarla". Una de las más bellas declaraciones de amor de las que tengo memoria.

Me impresiona de Barbara que no se apropie de una canción que está "afuera", sino que se la saque de las entrañas con un guante de seda o una mano que porta un puñal.

¿Cómo puede hacer que Gottingen sea en la primera versión una canción de cuna y, en la segunda, una llamada de emergencia?

Me impresiona también que no pestañee o que directamente cierre los ojos. Que parezca mirar algo que la trasciende, que está más allá y que solo puede transmitir, como una médium, cuando canta.

Y le agradezco, como has dicho alguna vez, que sus canciones sean cortas, como concentrados de belleza en estado pura.

¿Por qué ahora no se canta corto? ¿Por qué no se filma corto, también? Es como si hubiera un vacío de ideas que se llena con palabras o imágenes estériles.

Barbara me hizo pensar de pronto en Ute Lemper. ¿Te gusta Ute Lemper, Stalker? Sería una pista paralela y diversa, no estarías cometiendo adulterio.

Fackel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Stalker dijo...

Mariel:

qué interesante lo que dices. ¿Por qué hoy no se filma y no canta "corto"? A veces da la impresión, incluso, de que se está recuperando cierto neobarroquismo expresivo, evidente en poesía, quizá no tanto en cine... todo parece que se tasa por la cantidad, no por la calidad... incluso hay excelentes poetas que son incapaces de meter la tijera a sus poemas y publican una apabullante avalancha de palabras, en su mayor parte excrecencia pirotécnica, mero juego abracadabrante cuyas frondas asfixian el latido, el puro hueso...

No conozco la respuesta, Mariel...

En cuanto a Ute Lemper, creo haberla visto siete veces en directo... una vez entré en su camerino y me firmó un dvd con lápiz de ojos (a falta de otra cosa). Sigo su trayectoria de muy cerca y me gusta mucho. Pero Barbara es otra cosa, es algo mucho más íntimo, no se disfruta como un espectáculo "externo", como en el caso de Ute y en general el cabaret. Barbara te susurra por dentro, te carcome con dulzura, te prende un fuego lento y en él te consumes.

Es algo difícil de explicar, pero sólo ella me ha transmitido esa confusa amalgama de sensaciones que no puedo traducir a la conciencia sin traicionar el pulso que contienen...

Abrazos y gracias por tu atención siempre al acecho.

Stalker dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Stalker dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

STALKER, COMO SIEMPRE TIENES Y PONES SENSIBILIDAD EN Y A LAS COSAS, DE DONDE COÑO SALES? ME SIGO PREEGUNTANDO...

ME GUSTA MAS LA BARBARA DEL 60, AL FINAL QUERIDO HERMANO, AMARE A ESTA FRANCESA DE CURSI PERO ELEGANTE CANTO(LO DE CURSI AQUÍ NO ES PEYORATIVO)

GRADE SU FORMA DE FRASEAR Y DELETRAR

GRANDE TAMBIEN AHORA, DECLAMA MAS QUE CANTA COMO CHAVELA UTILIZA LA RESPIRACION COMO RECURSO CANORO.

BENDITO SEAS! ADOLFO

Stalker dijo...

Querido Adolfo:

eres un auténtico crack...

¿Puedes explicarme cómo defines lo cursi según tu visión?

En mi caso siempre me ha gustado más la Barbara posterior, la de los años ochenta y noventa. Esa manera de reinterpretar las canciones es una verdadera y nueva refundación, una re-creación en mayúsculas. La prueba está en el Göttingen de los años noventa. Lo que hace con esa canción ahí, esos quiebros y torsiones feroces, es algo absolutamente nuevo en el mundo de la chanson. Cantar desde la entraña, des-entrañarse y vomitar pura víscera en un fraseo incontenible, arrollador...

Pero es que, además, Barbara cantaba con todo el cuerpo, lo sacaba todo de adentro (como bien expresa Mariel), y no se guardaba nada; tras cada concierto quedaba exhausta, llegaba a perder hasta dos kilos de peso en cada concierto (esto también le pasaba a Jacques Brel, hasta cierto punto su hermano, su doble, su confidente en la chanson), se lanzaba sobre el piano dando un alarido, los brazos en cruz...

Bendito seas tú también, Adolfo, y tu entusiasmo contagioso.

Bashevis dijo...

Yo también me quedo con el Gottigen de los 90, es un jodida vomitona urgente que te pega un tortazo… la “nana” del 65 no me azota con tanta fuerza. De hecho a la primera versión la precedes de “el silencio”, pero eso es lo que consigue en mi la segunda… petrificarme.

Respecto a él ¿Por qué no se filma corto, también?... no estoy muy seguro de que esa afirmación sea cierta. El corto siempre ha estado denostado, se le ha visto como escuela de formación o lo que queráis. Pero creo que ha sido siempre así, no son nuestros tiempos peores que los que nos preceden, ni en esto, ni en nada.

Bueno, igual me equivoco. ¿En qué momento histórico veis un periodo de mayor apreciación del formato corto? En cuanto a “producción global” no creo que podáis ponerme ejemplo alguno que supere al actual… si algo hay es cortos, y gente joven haciendo cortos (De hecho hay tantos que la mayoría son una absoluta basura).

Los grandes de antes y de ahora empezaron en el corto… Las escuelas de animación europeas que Stalker se que admira profundamente siguen trabajando y creando obras interesantes (siempre estarán en la sombra)… etc.

Y mientras tanto nos queda valorar a quienes han valorado el formato corto; Ivens, Pelechian, etc… espero que en la sombra haya gente cocinando buenos platos.

PD; Calvino en Lecciones americanas habla en la propuesta de “Rapidita” de la valoración y desarrollo del las “formas narrativas breves” (relatos)… otro formato evidentemente minusvalorado… en definitiva lo breve se menosprecia pero creo que existe.

Stalker dijo...

Querido Bash:

al hablar de filmar en corto no me refería al formato cortometraje, evidentemente. Me refería a algo más esencial: a filmar lo esencial, a depurar, pulir. Claro que tenemos a Tsai Ming Liang, pero el cine (hablemos de largometrajes, si quieres) tiende a operar por acumulación y no por sustracción, desalojando todo aquello que sobra.

Aquello a lo que yo me refiero no tiene que ver con la duración. Respecto a los cortometrajes, alabado sea Artavazd Pelechian... te propongo peregrinar hasta su tierra y hacerle un acto simbólico o algo :)

Salud y anarquía, compañero

Bashevis dijo...

Vale si, si sustraemos nos puede quedar Antonioni, etc, jeje, cierto. Pero no le llaméis filmar en corto.

Tampoco estoy tan seguro de que se tienda a acumular… incluso podría existir un “exceso de replicas” que dicen sustraer, no estoy muy puesto en corrientes contemporáneas.

Bueno, de todos modos, ambos debates me parecen interesantes. El corto en duración y el largo en sustracción…


Cuando estes listo me pegas un toque y nos vamos a ver a Peleshian, Paradjanov y Komitas :)

Salud hermano.

Stalker dijo...

Bash:

peregrinemos. Como bien sabes, los aviones no son cosa mía. Te propongo ir a mochila, compartiendo el pan del camino.

Ahora que lo pienso, con tu barba profética te veo en una película de Paradjanov: icono hierático, exultante, salmodiendo preces ubérrimas, sacerdote ortodoxo con los textos sagrados en una mano y el hacha en la otra.

Luego dirás que no te trato bien...

Abrazos

Anónimo dijo...

hermano te aclaro la de cursi.

reconozco que he sido un poco malévolo, cuando digo lo de cursi es por que a mi siempre me parecieron allgo cursis si pero esta cambiando mi mi percepcion con estos videos.besos adolfo!

Stalker dijo...

Querido Adolfo:

Sé malévolo. Además me parece muy interesante que traigas a colación el epíteto "cursi", algo que nunca he escuchado con respecto a Barbara. He oído muchas críticas a ella, desde diferentes ángulos. Que fuera cursi, nunca lo he oído decir a nadie. Por eso me interesa y me parece refrescante tu punto de vista.

Abrazos

MARIEL MANRIQUE dijo...

Sigo pensando en filmar corto, en duración, pero en el mainstream, no en tus adoradas pistas de "cortos" por definición, querido Bash. Los de la nouvelle vague no necesitaban tres horas para quitarnos el aliento (Godard no lo necesitaba cuando nos lo quitó con la peli ídem).

En cuanto a la poesía, sí, hay mucho ornamento y neobarroquismo, pero también (al menos por acá, en el sur) mucha frase unimembre que es un cesto vacío. Te dicen: "Luz". Y vos no sabés si es luz, cámara, acción; si te van a cortar la luz; si se hizo la luz de la revelación; si el que escribió se estaba quedando ciego, no lo sé.

Quizá yo tengo una deformación cinematográfica y me gusta la poesía que narra, que cuenta una historia, a lo John Ford, y creo que puede hacerlo en diez líneas, pero necesito "ver" lo que leo.

En cuanto a la belleza de Barbara, para mí es una vestal. Pero esto te da para una entrada íntegra, Stalker: ¿qué hace bella a una mujer?

Es verdad, el cabaret obnubila y Barbara corroe y te succiona.

Raticulina dijo...

Stalker, no me gusta rizar el rizo... me quedo siempre en la sensación,la emoción y la intuición, sin demasiadas palabras.
Entiendo tu arrebatamiento con esta mujer, con ésto debería bastar...

Como dices que se puede ser malévolo, lo seré un pelín: su ligera afectación y que cante en francés (cada uno tiene sus manías)
no me tiran para atrás pero me dejan, ligeramente también, parada.

Eh, un beso.

Bashevis dijo...

Mariel! No puedes pedirle al Mainstream lo que le es ajeno, jeje, no?

Mainstream=Corriente dominante… no puedes pedirle esos tiempos, no interesan. ¿Pero tampoco John Ford trabajaba en corto, no? Bueno, Ford era necesario para la corriente y para los dominantes, jeje.

En la línea de duración de À bout de soufflé… bueno, sigue habiendo seguramente películas cortas… la hamaca paraguaya es corta y además paraguaya. Una obra ejemplar.

Salud hermanos.

Lola Torres Bañuls dijo...

Salker.

C' est bien alors. A coeur battant...

Tu crees que por aqui en España puedo encontar a Michaux en Francés para leerlo. ???

Un abrazo. Un bissous.

Portinari dijo...

Cómo me han gustado las canciones. "La solitude" es muy hermosa,y trae consigo una sorpresa. Bárbara además, como bien observa Mariel, no pestañea, y cierra casi imperceptiblemente los párpados, para definitivamente mantenerlos cerrados hacia el final. La soledad. Y parecía otra cosa de la que hablaba.
La primera versión de "Göttingen" es delicada y cristalina, la segunda es un grito, nunca mejor dicho (además del año en que nací, quelle surprise!). Me ha gustado mucho esta última. También la primera, pero las dos de dierente manera. Por qué Göttingen?
"Tire pas" aún tengo que saborearla más, y ese corte abrupto del final es un poco jeroglífico.
Gracias por compartir a Barbara Stalker.

(Viste a Ute Lemper!? y te firmó con lápiz de ojos?!)

soperos dijo...

recién llego del campo.

esta mañana me ha pasado una cosa curiosa.

un sapo de tamaño medio ha entrado en mi campo visual, caminaba hacia la puerta de la casa.

para prevenirlo de algún humano lo he cogido delicadamente entre mis manos y he ido a buscar un sitio donde quedase a salvo.

maliciosamente pasé por alto algo fundamental: el sapo vino a mí. y yo estaba empecinado en variar su trayectoria.

lo he llevado lo más cerca posible de un lugar con agua. allí lo he dejado. antes, había desestimado la idea de bajarlo al canal porque tiene paredes de cemento y supuse que eso al animal no le iba a gustar.

me he sentido torpe. alguien torpe para el sapo. entonces, he pasado a confiar plenamente en él. con bárbara, por eso cuento esta anécdota, todas las veces que a venido a mi casa, he obrado como con el sapo.

sobra decir que amo al sapo como al resto de animales (exceptuando a muchos hombres).

sé, de sobras, que si a stalker, bárbara le produce todo esto que nos cuenta tan como es él, alguna vez volveré a encontrarme a un sapo y sabré qué hacer.

muchas veces, las anécdotas absurdas, bueno, quiero decir, que en ellas busco la explicación a algunas cosas no-absurdas.

ni el sapo ni bárbara ni mi querido hermano búfalo ni vosotros pertenecéis a mi ámbito de lo absurdo, todo lo contrario, vengo aquí, acaso, y eso no lo puedo saber, como el sapo vino a mí esta mañana.

gracias, como siempre,
òscar.

Stalker dijo...

Mariel:

hilas finísimo siempre. Es hermoso seguir las costuras de tu pensamiento.

Barbara corroe y succiona, sí. Y para mí es una mujer muy bella por muchas cosas que no podría describir. Da para una entrada que nunca haré, quizá porque entiendo que la belleza es un concepto demasiado evasivo y sujeto, me temo, a demasiados prejuicios...

En cuanto a la duración, mi opinión es que depende: no creo que el último Batman tenga que durar tres horas para contar la historia que tiene que contar. En cambio, hay películas filipinas que se demoran de tal forma, que nos enseñan ciertos detalles o nos inoculan un modo de estar... que requiere ocho o diez horas. Eso exige un espectador diferente, capaz de ver pasar una carreta de bueyes en un plano fijo de diez minutos. El director quiere expresar esa, precisamente esa lentitud, y ahí sí encuentro legítima la duración... aunque claro, también son películas muy vaciadas y despojadas, donde el argumento se reduce al mínimo.

Un tema complejo que da mucho de sí...

En cuanto a los poetas que utilizan conceptos vacíos como "luz", "sombra", "transparencia", "espejo", "ausencia", comparto sus inquietudes y perplejidades. A este lado del charco hay muchos poetas, algunos muy buenos, que abusan, precisamente, de la "luz". Y la luz hace mucho tiempo que no quiere decir nada, o dice muy poco. O hay que reinventarla y encarnarla para que quiera decir algo.

Abrazos

Stalker dijo...

Raticulina:

está muy bien. Lo de la afectación creo que hay que entenderlo dentro de la tradición en la que Barbara se inscribe. Ella cantó en cabarets a lo largo de los años cincuenta, y como sus compañeros de oficio (Brel, Ferré, Gréco, Catherine Sauvage, Christine Sevrès, etc.), está muy impregnado por la dramaturgia inherente al espectáculo. Hay un toque melodramático en todos ellos, una puesta en escena, en Barbara particularizada por una gestualidad bastante contenida y no especialmente amanerada. Esto entra en contradicción con la figura del cantautor mediterráneo o norteamericano: figura hierática, cara de palo, que se limita a recitar la canción a la guitarra...

No es mejor una tradición que otra. Son simplemente diferentes.

Lo de cantar en francés no tiene remedio, claro.

Abrazos

Stalker dijo...

Lola:

las ediciones de Michaux en Pre-textos son bilingües. Creo que ya conocías los Meidosems, también está "Frente a los cerrojos/Puntos de referencia". Ambas son ediciones muy cuidadas, con traducciones excelentes y apartado gráfico suculento.

Aparte, en una librería buena te pueden conseguir lo que quieras de Gallimard.

Abrazos

Stalker dijo...

Portinari:

tú diste tu primer grito con el grito de Barbara al final de esa canción. Así fue...

La anécdota de Ute Lemper es verídica.

Abrazos

Stalker dijo...

Querido hermano búfalo:

Te voy a llevar yo también a una charca, sin cemento. Desviaré tu trayectoria para ponerte a salvo si el peligro acecha.

Tus comentarios pertenecen a otra dimensión de comprensión y sabiduría. Nunca podré compensarte por tus enseñanzas.

Abrazos

Lola Torres Bañuls dijo...

Stalker revisaré el libro de Pre-textos, no recuerdo que fuera bilingue. Bueno no me estraña que no me acuerde. Es que tengo una dolencia que me hacer perder la memoria muy a menudo. Y muchas veces se me olvidan muchas cosas.

Gracias mil.

Ya miraré lo de Gallimar.

Sabes ya hace tiempo que no hablaba en francés. Mucho tiempo y me has despertado la necesidad de re-encontrarme con este idioma. Voy a leer en francés durante este verano.

Un abrazo.

MARIEL MANRIQUE dijo...

Dios Santo. Bash vio Hamaca Paraguaya. Stalker tiene el nombre de Ute Lemper escrito con su propio rimmel (el de Ute, se entiende). Portinari se encandila ante el final de Tire Pas (que es el mismo disparo que Portinari provoca y uno escucha cuando la lee, Portinari-angel-caído, ¿acaso no bautizó "caídas" a la sección de comentarios en su blog?). Oscar puede establecer la íntima conexión entre el desvío deliberado del sapo y la estrategia eventual de no tener estrategia y permitir simplemente que Bárbara nos invada. Lola retomará el francés este verano. Cada respuesta de Stalker es una piedra preciosa y sigo sosteniendo que debería montarse un blog paralelo, un Side B de Lost in Marienbad, hecho solo del material radiante y combustible de los comentarios que Marienbad recogió.

Todos, todos ustedes llevan polvo dorado sobre los hombros, como los niños sobre los que alguna vez escribió Maeterlinck ...

Los bendigo cual sapos cuya trayectoria jamás osaría desviar.

Ella dijo...

Es un placer leeros a todos y cada uno de vosotros.

Stalker estarás más contenteo con esta entrada, no? :) Se ganan adeptos para la causa (aunque no se necesiten ;)).

Tengo una forma de mirar sólo para ella y no sé comunicarla...

Es justo lo que me pasa a mí, todo lo que dices es lo que me pasa!!. Por una vez me siento totalmente comprendida. Gracias!.

Un abrazo.

Portinari dijo...

Mariel no sé cómo consigues hacerlo, pero aún con el impedimento del charco, la pantalla y la mecanografía apabullante de los ordenadores, consigues alcanzarme,
Y en esta entrada tan llena de éxtasis, emoción y anécdota.

Stalker dijo...

Mariel:

supongo que todos buscamos el pájaro azul...

Tu entusiasmo es un soplo de aire fresco. Gracias por tus palabras.

Abrazos

Stalker dijo...

Ella:

estoy contento, sí. Los vídeos los ha ripeado, subito y traducido Ella.

Gracias por tu abnegación barbarófila.

Susana dijo...

Stalker, tardé en subir en esta ocasión porque la Chanson, ay, casi nunca me alcanza... Pero este lunes, día de "obligaciones" renovadas, me planté en Marienbad para recibir a Barbara. No sé si me alcanza como debería alcanzarme, pero después de Göttingen 90 (que yo considero seriamente una canción distinta, aunque permanezca la letra, que siempre me pareció de una jerarquía muy secundaria en la música), confieso que he salido tocada y hundida. Me ha impactado con la fuerza con que recibiría a un sapo que quisiera reposar en mi regazo, con la fuerza de descubrir que mis paredes son de cemento y que por tanto, no hay más salida que levitar.

Gracias por presentármela así, pura dinamita con que empezar a volar. Sois todos de una altura indescriptible...

Un abrazo

Stalker dijo...

Susana:

me alegro que esa versión de Göttingen te derrumbe algún puente por dentro...

Abrazos

Stalker dijo...

Al fin Bash vio "La hamaca paraguaya", de Paz Encina.

Recomendable para todos, una de las mejores películas que he visto últimamente.

Pero aviso: dura setenta minutos y tiene (los conté) 14 planos.

Una película en la que hay que ser rumiante, para digerirla en sucesivos y hacendosos estómagos, o en chakras que atraviesen todos los estratos senti-mentales, desde la función intelectiva hasta el instinto predador más recóndito.

Salud

rubén m. dijo...

Llego tarde y apremiado por otras cosas menos disfrutables, pero ciertamente he escuchado las canciones con atención (ya había oído alguna que otra por aquí) y las he disfrutado mucho, hace un giro muy personal a la "chanson", es brillante cómo modela cada respiración, se siente su aliento dentro del tuyo. Creo que dijiste en otra ocasión que "canta con todo el cuerpo" y es verdad. Las dos versiones de Göttingen me han sorprendido por el contraste, la segunda con un apremiante anhelo casi sofocante, pero redimido al final.

¿Algún disco en especial para iniciarse en la barbarofilia?

abrazos

Stalker dijo...

Es difícil recomendar un disco para iniciarse...

Quizá, por establecer un contraste, estaría bien empezar por el primer Lp largo, de 1964 (no tiene título, se lo conoce como "Barbara nº1") y luego pasar al demoledor "Gauguin", un directo de 1990. A partir de 1981, Barbara abandonó los estudios y sus canciones nuevas aparecían directamente en los directos, sin pasar por la sala de disección de la tecnología...

Y sobre todo te recomiendo el directo titulado "Châtelet". Ver ese directo íntegro es lo que de veras te dará una idea completa de la temperatura emocional y escénica de esta mujer excepcional.

El problema es cómo conseguir estos discos, que no se distribuyen en este país (a lo sumo se pueden encontrar recopilaciones más o menos discutibles y muy sesgadas).

Abrazos

rubén m. dijo...

Internet es un mundo ancho y ajeno, seguro que puedo encontrar todo este material.

Abandonar los estudios hace casi tres décadas.... no sé por qué, se identica perfectamente con la imagen mental que había construído de Bárbara, a partir de lo poco que he conocido a través de ti y de Mariel. Es una decisión muy auténtica. Salvando las distancias, me viene a la cabeza un gran grupo punk, Dead Kennedys (por suerte el punk no se acaba en Sex Pistols y los Ramones), y cómo pese a estar en las antípodas de todo el aparato discográfico, la propuesta de Levi´s de pagarles una pasta por usar una de sus canciones ("Holiday in Cambodia", un salvajada irreverente) en un spot publicitario, precipitó la separación del grupo. No sé si tiene que ver, pero me ha venido a la cabeza. Esatr al marge, pero al margen de verdad, es algo dificilísimo.

salve

Stalker dijo...

Rubén:

hay maneras de permanecer relativamente al margen de los medios sin dejar de pertenecer al sistema y viviendo de él...

En el caso de Barbara la cosa empezó hacia 1973-1974. Fue ahí cuando dejó de publicar discos de estudio, con dos excepciones: 1981 y 1996. También dejó de conceder entrevistas a radio y televisión y su presencia mediática pasó a ser prácticamente inexistente.

Pero lo más interesante de esta mujer era esto: sólo actuaba en lugares en los que podía imponer su política de precios a la baja. Debía haber entradas para que cualquier parado o estudiante pudiera ir a verla a un precio módico o irrisorio. Eso le cerraba, sin ir más lejos, las puertas del mítico Olympia y otras célebres salas parisinas.

Barbara conoció la miseria e incluso el hambre en su juventud, y no concebía que la cultura tuviera que ser un lujo burgués, inaccesible al pueblo. Pero lo suyo eran los hechos consumados y no corear consignas políticas, pese a las simpatías hacia la izquierda y la extrema izquierda. Léo Ferré, sin embargo, se reclamaba anarquista y actuaba en el palacio de la ópera, emblema de la alta burguesía...

Ciertos testimonios aseguran que esta mujer regalaba todo lo que tenía, hasta el punto de que su agente tuvo que retirarle tarjetas de crédito o incluso el dinero de bolsillo. En blogs franceses he leído cosas conmovedoras, de un fan en paro al que ella le buscó trabajo, de un estudiante apasionado pero sin dinero para comprar los discos, que tras escribirle recibió, a la vuelta del correo, la discografía completa. El anecdotario es amplio... pero lo que más me ha impresionado, quizá, era el estrecho contacto que mantenía que con seguidores, manteniendo correspondencia, etc. Si le escribías y añadías tu número de teléfono, cabía la posibilidad de que te llamara. Así le pasó a François Faurant, que un día se levantó al sonar el teléfono: "Hola, soy Barbara, quería decirte que tu carta me ha conmovido...", tal como cuenta en su página web.

En los ochenta llegó a repartir condones en los conciertos, en una lucha desaforada contra el sida (maladie d'amour...), lo que le llevó a instalar una línea telefónica personal para asistir a enfermos terminales. Llegó a hacer giras sólo por cárceles y psiquiátricos.

Etc, etc.

Susana dijo...

Ostras, Stalker, no son horas, que no me he tomado ni el primer café, pero la historia de Barbara me ha conmovido profundamente. Qué fuerza la suya! La veo de otra forma, ahora... Y pensar que yo la veía como un Leo Ferré de turno aunque con otra forma radicalmente distinta de cantar. Su entrega en el escenario es mucho más verdad, ahora... Gracias por compartir esta forma de hacer las cosas, que es posible incluso sobreviviendo como autor/a.

En otro orden de cosas, me ha recordado a la historia de Ian Mckaye, que conté en el blog, que tomó la decisión de no registrar ninguna de sus canciones para mantener esa política de bajos precios, tanto en discos como en conciertos. Pero llegan los pobres a España y la bendita SGAE les reclama igualmente su salvaje porcentaje por el concierto. Siempre poniendo zancadillas...

Es bonito recordar que sigue quedando quien quiere hacer bien las cosas. Bravo por Barbara. Gracias, Stalker... qué increíble historia la suya.

Un abrazo

rubén m. dijo...

Sorprendente y admirable lo que cuentas, no me extraña tu amor por esta mujer. Qué personalidad tan encantadora y tan fuerte a la vez. Y tan auténtica.

un abrazo

rubén m. dijo...

Susana, a mí también me ha venido a la cabeza lo de Ian MacKaye, un ejemplo de coherencia entre música y actitud. De hecho me voy a poner el "Repeater" de Fugazi, seguro que me pone las pilas.

ana dijo...

a mí también me ha impresionado la canción de 1990, esa forma de que la voz sea respirar. sí, muy bueno ese tema.

Stalker dijo...

Susana:

me alegra que la veas así. Ferré era distinto, en mi opinión más pose. Un falso anarquista, aunque tiene logros importantes en muchas composiciones y una personalidad controvertida, con luces y sombras, hasta cierto punto interesante.

Es cierto, hay gente que articula un discurso ético en el mundo de la música y otros. Y lo mantienen contra viento y marea. Desgraciadamente son pocos y luego viene Tom Waits, que se autodenomina juglar del proletariados, ángel caído de los suburbios y dios tutelar de borrachos y miserales, y pone las entradas a 300 euros (entre 300 y 400 costaban en Barcelona). Pura hipocresía.

Abrazos

Stalker dijo...

Gracias, Rubén. ¡Abrazos!

Stalker dijo...

Esto es increíble y digno de mención:

una entrada sobre Barbara pasa de los 50 comentarios e incluso Ana comenta. ¡Me admira!

Para mí tu comentario es el más especial, Ana, porque sé que Barbara nunca te ha convocado. Por eso tiene más valor que te hayas parado a escucharla. ¡Gracias!

ana dijo...

stalker, que tú defiendas con tanta absoluta pasión a bárbara me impulsa a prestarle un poco de atención, aunque en sí misma no me convoca como tú dices, y gracias a ello he recibido una pequeña goya: esa canción última. es un poco como adolfo te dice en su comentario "AL FINAL QUERIDO HERMANO, AMARE A ESTA FRANCESA"

un abrazo.

Stalker dijo...

Querida Ana:

en realidad es Barbara quien me defiende a mí, es ella quien vela por mí.

Nos ha cuidado mucho a algunos estos últimos años.

Abrazos y gracias por tu curiosidad y atención.

 
Free counter and web stats