domingo, 22 de marzo de 2009

Los heridos graves



Seguir

Difícil sin piel calarse esta suerte.

Propiamente evocado no es dolor
esto que cuento. Carece de mito
y de sonido, de hecho me avergüenza
su látex sin noche, su ombligo sin cruzar.
Crece está claro en la desubicación
planetaria pero a panes y días
es danzar sobre las brasas ocultas
del porqué, hasta cuándo.

Es igual –me atrevo– que la meiosis:
Usted es imprescindible, señora.

Ya. Ovulada, afectiva, memorable
Voy de urna en urna como fui
de boca a escalpelo y sí
eran todas buenas gente. Me amaban.

Qué frío sin manantiales. El vínculo
es la eternidad. De eso se come.

Julieta Valero, Los heridos graves.

17 comentarios:

Viktor Gómez dijo...

Me descubres una poeta que hay que leer detenidamente. Y seguir. Y dejarse en la relectura.

Voy poco a poco.

Un abrazote

Viktor

(estoy con las pelis por ver,
llego todo bien y pendiente de
darle a Laura lo suyo este semana
que entra. MIL GRACIAS)

raúl quinto dijo...

buen libro, buena poeta, buen poema, buen stalker.

Stalker dijo...

Querido Víktor:

me alegre verte por aquí después de tu silencio. "Los heridos graves" es un libro más que recomendable...

Te recuerdo, cariñosamente, que tienes alguna cuenta pendiente. Próximamente abriré una entrada para que puedas curarte en salud ;)

Me alegra que todo llegara bien, ahora a disfrutar, o padecer, los contenidos.

No olvides pasarle a Laura sus cositas.

Abrazos y gracias a ti.

Stalker dijo...

Querido Raúl:

has empezado muy bien la enumeración, pero en el último término pinchas sin remisión. ¿Qué es eso de buen stalker? ¿A que te mando una cabeza de caballo?

¡No me tientes!

Abrazos

Yaiza Martínez dijo...

Que bonito poema, la verdad, gracias por colgarlo, Yaiza

soperos dijo...

imaginemos que los buenos poemas son una mariposa. este, por ejemplo, de julieta. da ganas de diseccionarlo/la. aprender todo su su ser. pero, ¿qué hago?. veo cómo vuela haciendo eses, finalmente, alejándose bien vivo, bien viva, dejando a un lector encapullado, aprehendido y ebrio.

besos,
òscar.

Stalker dijo...

En efecto, Yaiza y Òscar, es un gran poema de un libro muy notable.

Abrazos

ana dijo...

sigo ausente. Este es el que te decía de Pierre Boulez
http://www.daviddelpuerto.com/presentacion.htm

Hasta pronto. Es que merodeo.

Arturo Borra dijo...

Stalker, me alegra encontrar en tu blog referencias poéticas actuales, valiosas y subterráneas. Buscaré a esta poeta interesantísima, y ya son varios los textos que me llevo de aquí. Últimamente, salvo honrosas excepciones, casi todo lo interesante se abre paso en esa niebla; una niebla cada vez más espesa, efecto de las cortinas de humo que produce el campo literario. Pero es demasiado temprano para ponerme cañero. Lo dejo aquí, con un agradecimiento y un fuerte abrazo,
Arturo

ana dijo...

tengo una manía, y es que no me gusta leer a los jóvenes, y más cuando todavía me quedan tantos mayores a los que hincarle el diente. no me gusta leer a los jóvenes porque creo que es difícil encontrar en ellos algo que merezca la pena, porque aún son jóvenes, porque creo que a los poetas hay que dejarlos crecer -igual que a los pececitos-, aunque este poema desde luego que lo merece y mucho, así que quizá tenga que curarme un poquito -aunque sólo sea un poquito- de esa manía. ¿recomendable todo el libro de esta autora, stalker?

un abrazo.

Stalker dijo...

Ana, tu ausencia y tu merodeo son más que bienvenidos. Gracias por el enlace.

Stalker dijo...

Querido Arturo:

puedes ser todo lo cañero que quieras. Coincido en tu dictamen y creo que hay que ejercitarse en la resistencia, formando un rizoma de recomendaciones, críticas, tejiendo un tapiz que nos alimente a todos al margen de las sumisiones y totalitarismos encubiertos impuestos por el mercado. Otra realidad literaria es posible aunque sea a escala "local", a través de los blogs o el intercambio apasionado de referencias...

Abrazos

Stalker dijo...

Querida Ana:

¿sabes que me simpatiza esa manía?

Siempre he pensado que un buen poeta se hace con mucho tiempo. Pasados los cuarenta, o los cincuenta, es cuando los escritores suelen dar sus mejores libros. Y es entonces cuando es interesante exhumar de su pasado las obras primeras, que cobran una luz diferente a tenor de las últimas y nos permiten encontrar las huellas del origen, la gestación emocional del limo primigenio.

Y otras cosas que mejor me callo.

abrazos

Fackel dijo...

Stalker. La edad es una posibilidad, enorme incluso, pero no siempre una garantía.

Trataré de leer a la tal Julieta, me mereces crédito.

Salud y letras.

Stalker dijo...

Fackel:

fíate de mi instinto literario. Julieta Valero es una gran poeta. Hazme caso, buen hombre, al menos en eso, ya que en música y cine pasas de mi irritante magisterio (y con razón, jeje).

Saludos, entrañable camarada

soperos dijo...

añado aquí, querido stalker (y compañía) este enlace con otro hermoso poema de julieta valero.

abrazos agradecidos

pepe

http://www.revistafosforo.com/julietavalero.htm

Stalker dijo...

Gracias, Pepe, estupendo poema otra vez.

Abrazos

 
Free counter and web stats