miércoles, 25 de marzo de 2009

Indignación

En un artículo en La Vanguardia de hoy, Pilar Rahola realiza una cerrada defensa de los mossos de esquadra y afirma lo siguiente: "La policía de la democracia reprime democráticamente".

Democráticamente, el amigo de un íntimo amigo mío, fotógrafo de prensa, llevará toda su vida la cara cruzada por una honda cicatriz provocada por un golpe de porra.

Democráticamente, una conocida de veinte años, que pasaba por allí, fue increpada por un mosso antidisturbios con las siguientes palabras textuales: "Me vas a chupar la polla, cerda".

También han resultado democráticamente heridos el niño que pasaba por allí y un anciano que, ante la ferocidad inusitada de la carga, tuvo el valor de gritar: "Fascistas".

Desconocía lo que significaba reprimir democráticamente. Gracias a la señora Rahola creo poder decir que ahora soy un poco menos ignorante.

21 comentarios:

soperos dijo...

¡es imposible saber manejar una porra, una pistola, una bomba...!

me gustaría poner una inscripcción en todos esos artilugios: "para uso particular", o, "úselo para usted mismo", algo así. sería estúpido, sí, pero preferible a lo que tenemos desde siempre: el nulo sentido común.

besos,
òscar.

ana dijo...

"reprimir democráticamente". qué fascinante combinación de palabras! sí, son de un humor negro terrorífico. es comparable a enunciados como "el trabajo os hará libre".

toda mi rabia, mi indignación y mi amargura.

Laura Giordani dijo...

Es que esto ya ni siquiera entra dentro del reino del eufemismo, tan caro a este momento; esto es un oximorón alucinante, humor dadá, vamos... como para no sentir indignación. Me he reído viendo la etiqueta que has puesto a esta entrada. Y es que es fea a veces la realidad, pero hay que dar cuenta de ella. "lo que es exclusivamente poético termina aniquilando la poesía" no recuerdo literalente esta frase.

otro abrazo,

Laura.

Stalker dijo...

Así debería ser, hermano búfalo.

Observo también el silencio cómplice de los medios de comunicación y la vergonzosa actitud de los políticos, que bendicen la cachiporra como si la cosa no fuera con ellos. De hecho, ellos nunca reciben.

Salud

Stalker dijo...

Ana:

al menos nos queda poder quejarnos... Pilar Rahola nos acusa de nostálgicos del Ché y progres casposos, sólo por quejarnos de la ignominiosa situación.

No se da cuenta de que las nuevas generaciones no entienden que sublevarse contra la injustica equivalga a añorar la revolución cubana. En fin...

Stalker dijo...

Laura:

más adelante, en el mismo artículo, la autora dice que niega toda contradicción en los términos, y lo argumenta de la forma sofística con que suele hilar su pensamiento.

El vitriolo de Pilar Rahola nunca ha sido de mi gusto, pero hay días, como hoy, en que su despropósito es tan grande, y sobre todo tan ignorante de lo que se ha vivido en la calle, que causa una intensa vergüenza ajena.

Si mal no recuerdo, la cita que traes a colación es de Vladimir Holan, intenso y clarividente como siempre...

Abrazos

Paul P. dijo...

Pues lo siento, y seguro que me machacaréis, pero yo creo que tiene TODA LA RAZÓN. En democracia, se debe reprimir el delito, y por tanto el término "represión democrática" existe. Otra cosa es si los mossos lo hicieron bien o no. No lo sé, aunque si hubo abusos, que lo paguen, pero tampoco eran angelitos los encapuchados.

Arturo Borra dijo...

Stalker, todo esto es alucinante...No me extraña alguna provocación: en un orden social neoconservador como el presente, todo lo que es movilización colectiva se vive como amenaza y desestabilización política. Y claro, siempre estarán los que criminalizan la protesta universitaria (y social en general) como defensa del "estado democrático". Poner límites es una cuestión -que tampoco en este caso estaría justificada, habida cuenta que ante conflictos de derecho se prioriza el más importante (en este caso, el derecho a la manifestación pública)- y represión salvaje otra muy distinta -que es el caso-.
Penoso todo ésto, que se incrementará crecientemente con las situaciones dramáticas de importantes sectores sociales.
Un abrazo,
ARturo

raúl quinto dijo...

no sé que esperas de una tertuliana de crónicas marcianas, es como hacer caso a lo que diga Ramoncín... basura intelectual no más.

blogger me pide haspant (que en un neodialecto romance sería el espanto que siento ante tanta porquería)

Anónimo dijo...

Ojo, mucho ojo, con mirar al dedo cuando se está señalando la luna, por ejemplo...se devalúan los debates...y los debates de verdad están -deberían estar- en otras partes...

Je vous dite une prière: Avant, c'est le commence...

Fackel dijo...

Lo siento, Stalker, me perdí de casilla, soy yo.

Fackel.

Stalker dijo...

Paul P.:

puedes expresarte libremente, nadie te va a machacar ni nada por el estilo. Aquí no hay antidisturbios y las porras nos dan alergia.

Sí te invito a que busques encapuchados en el siguiente vídeo:

http://e.static.blip.tv/cache/1891138/

No los veo por ninguna parte, y mis amigos y conocidos que padecieron las cargas policiales iban a cara descubierta y muy pacíficos.

Claro que existe la represión democrática. Pero algunos no creemos en la represión, y, ya puestos, tampoco en esta falsa e hipócrita democracia.

Stalker dijo...

Arturo:

tu visión y tu manera de expresarte son un bálsamo para este lector.

Se ha criminalizado a los estudiantes por ocupar un espacio público, cosa que, según el presidente de la Generalitat, es un delito.

¿Desde cuándo es un delito defender los propios derechos y no dejarse avasallar con imposiciones? ¿Y no es delito disolver una manifestación a la fuerza?

En fin, que hay diversas maneras de entender el término delito y el sentido de lo justo.

Abrazos

Stalker dijo...

Raúl:

qué razón tienes, no sé por qué leo esos artículos. El caso es que supuse que metería caña a los estudiantes y lo leí, ingenuo de mí.

No volveré a caer en tamaño error.

A tu salud

Stalker dijo...

Mon chère Fackel:

Si tu veux, nous pouvons avoir le débat que tu recherches, avec la profondeur que tu sohuaites. Ne te laisses pas tromper par les apparences: je sais exactement où sont les racines.

A tu salud, camarada.

Bashevis dijo...

Ya sabemos que Rahola "Combate a la izquierda que siempre se enamora de monstruos"...

Y nos convence de que "¡La lucha de Israel, aunque el mundo no lo quiera saber, es la lucha del mundo!" ...

Salud desde Vitoria, que he vuelto para pasar unos dias.

soperos dijo...

amigos, intenso debate éste...me sumo a él recordando que la doña susodicha, confabulada con otro inefable y engolado títere de cachiporra -un tal colom, palomo fino- fundó hace años un partido de siglas filosofales: el PI.

todo ello intelectalmente zafio, y estéticamente desechable.

creo que esta señora profesa, con gran apariencia crítica, manoteo y garganta cazallera, una religión muy tóxica: vender ideología altamente averiada. carroña.

pepe

Stalker dijo...

Pepe, tan acertado como siempre.

El editorial de La Vanguardia de ayer advertía contra los estudiantes: decía que ya basta de atropellos por su parte y de la imposición de la voluntad de una minoría sobre los demás. En la manifestación de ayer quizá llegó a haber 20.000 personas: en todo caso una minoría sustanciosa.

Pero lo más singular no es eso. Lo curioso es que el editorial advertía contra las protestas estudiantiles que amenazan la estabilidad social, y nos decía que tuviéramos cuidado, porque "con la democracia no se juega".

Singular concepto de democracia y de libertad de expreión aquel que sólo la defiende para aquellos que no molestan a quienes detentan poder y privilegios.

Ayer pasé un momento por la manifestación y no tuve la impresión de que aquellos chavales bienintencionados supusieran una amenaza para la democracia, ni para nadie.

Preocupante el sectarismo fundamentalista, acrítico e intolerante de un supuesto medio de referencia como ese periódico catalán. Por otra parte, está bien que caigan las máscaras y dejen de jugar a la carta de la moderación. La desaforada ferocidad que estos días han demostrado contra los estudiantes no tiene, que yo recuerde, precedentes.

Susana dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Stalker (en tu última intervención): está bien que se vayan sacando las máscaras. Y está magníficamente bien esa respuesta masiva y contundente estudiantil. Esa actitud magnífica del "y si nos tienen que pegar, que les demos más faena!". Chapeau.

En este país se desoye casi todo desde el poder (unos más que otros, de acuerdo). Y hay momentos muy delicados, demasiado valiosos como para hablar en forma de susurros. La guerra de Irak nos sacó repetidamente a la calle, a los gritos, por fin. Le sacó la máscara que algunos aún veían a la derecha más desalmada. Esta represión de los grises modernos sitúa a cada uno donde está. Basta de artificios hacia un pseudocentralismo. Los estudiantes, el pueblo, dice (mejor aún, "grita") NO! Es lamentable la manera, pero ahora ya es imposible desoírlos.

Besos, y felicidades por el blog.

sorel dijo...

Parece ser que el hombre que murió el otro día en la manifestación en Londres por lo del G-20 había sido atacado antes por la policía.
No era un manifestante, sino un vendedor de periódicos que volvía a casa de trabajar.
Os dejo el vídeo:

http://www.guardian.co.uk/uk/2009/apr/07/video-g20-police-assault

Según leo, un testigo dice que antes de estas imágenes ya le habían tirado al suelo y le habían golpeado con porras.

Stalker dijo...

El vídeo me deja sin palabras, Sorel.

Otra víctima inocente de la ciega brutalidad de unos pocos.

Intolerable.

 
Free counter and web stats