sábado, 1 de agosto de 2009

Thriller-Babilonia



The unnameable little broom (The epic of Gilgamesh), Brothers Quay

Ishtar tomó la palabra
y dijo:
"¡Padre mío, crea un Toro del Cielo
que mate a Gilgamesh
y llene de fuego
su morada!
Si tú no me das
al Toro,
atacaré...
su morada.
Me pondré en camino
a los Infiernos
y haré que los muertos se levanten
y se coman a los vivos.
¡Haré que haya más muertos
que vivos!"

Anónimo, Poema de Gilgamesh.

Para Bashevis, una pepita para su intrahistoria (levemene iluminada): la primera aparición (o más bien invocación) literaria de los zombis. "Que los muertos se levanten y se coman a los vivos". Impresionante.

Y mi absoluta devoción por los hermanos Quay...

30 comentarios:

MARIEL dijo...

Me encantó ver Babilonia y no quise salir de Uruk. Tendrías que haberme visto. Un retraso madurativo en plena acción. Me alejo de la pantalla frunciendo el ceño y me pego a ella con los ojos como platos, cruzo las piernas en posición de Buda, me río y me tapo los ojos, señalo la pantalla con el índice y me tapo la boca, doy un saltito en la silla y le hago el corte de manga al pájaro-zombie, pido que las raquetas se doblen pero no se caigan. Gracias, Bufalín lúdico, por presentarme a los Hermanitos Quay.

Cuánta ingeniería doméstica debemos desplegar para engañar y vencer al monstruo. La estrategia más eficiente es hacerlo como quien abre la puerta para ir a jugar.

Bash va a estar encantado, ¡se reconciliará con el mundo por un sábado!. Estamos juntos y revueltos y Marienbad se funde con Trobriand.

Mucha épica, mucha épica y al final Gilgamesh andaba en triciclo y tenía pelos de piolín.

Besos encantados (me apunté en el cuaderno escolar algunos objetos útiles por si se vienen los zombies).

Bashevis dijo...

Me traes mas carnaza hermano. El poema de gilgamesh, como obviar el origen. Como olvidarnos del Éufrates y el Tigris, y darnos al festín de la carne. De la inmundicia moderna. Me coges estos días revisitando con una sonrisa en la boca “Literaturas antropófagas” de Vacaciones en Polonia. Tú me das una pista más; “Que los muertos se levanten y se coman a los vivos”… que el pasado se levante y se coma al presente, que siga haciéndolo a cada instante por lo menos en Marienbad, Trobriand, y las demás toperas.

Además ayer Susana nos traía la historia de “Carni”, su entrañable amiga carnívora. Todo indica que ya pronto habrá más muertos que vivos. En el espíritu, se nota hermano, me cuesta soportar el hedor a ratos.

Qué decir de los Quay. Comparte tu devoción. Sus gustos y referencias son las nuestras. Hay en este trabajo algo que me recuerda a Blood tea & Red string. Es la musiquita y la movilidad, el picassiano personaje, la plasticidad del escenario. Es un portento de texturas. Es este un increíble ejemplo para dignificar un arte.

Hacía tiempo que no daba la cara en Marienbad. Ya sabes cómo soy. Vago y cobarde. Pero sabes cómo atraerme, jejeje.

El caso es que llevo unos días queriendo hablar con vos. A ve si lo conseguimos. No estoy seguro de las razones, pero quería plantearte un posible proyecto (a largo plazo, en tu cancha y con tus reglas).

SaLuz.

raúl quinto dijo...

sólo he tenido tiempo de ver el título de la entrada y quiénes son los del vídeo. en fin. me sumo al culto sectario fanatizado y peligroso a los hermanos Quay. demasiado grandes para sus cortos.

a ver si con más tiempo te puedo decir algo más.

gracias por el pildorazo que seguro deja a más de uno estupefacto.

Lola Torres Bañuls dijo...

Nunca había visto algo tan raro. Estrañamente triste con esa música y los sonidos. Impresionante. Provoca tristeza.

Sacundo la cabeza para ver si vuelvo a la realidad. JAJAJA

Crackillo??? eres un crack.

Un abrazo Salker

Esspero impaciente a ver que dicen los topos.

soperos dijo...

me lo he tomado como una amplificación de lo pequeño, de lo desapercibido. ejemplo, en definitiva, de cómo funciona todo.

finalmente, somos organizaciones.

se tratará, entonces, de escupir el chicle, lavarse la cara y pensar en la panza de los animales.

la herrumbre está viva
la cucaracha está viva
la flor de paracaídas está viva
la muerta está viva
la cabeza está muerta
poner la barriga de lo otro panzarriba y acariciar con las manos.

querido hermano búfalo, queridos topos, con permiso, denme sus panzas. os escupo, con todo cariño, mi cerebro.

besos,
òscar.

Stalker dijo...

Querida Mariel:

creo que existe un libro con consejor para defenderse de un eventual ataque de los zombis, pero al hojearlo me pareció obsoleto. Tengo un amigo experto en zombis y no estaría mal redactar un manual de supervivencia realmente útil, que ahonde en el meollo de la cuestión. Si la cosa sale ya daré noticias por aquí. Hay que estar preparados para cuando los muertos surjan de las tumbas y usurpen el raquítico espacio que los vivos han conquistado en esta breve ciénaga de espacio-tiempo.

Los hermanos Quay te van a gustar, Mariel. Indaga por Youtube, son muy buenos.

Y existen pasadizos secretos entre Marienbad y Trobriand. Madrigueras de conejo y agujeros de gusano. No siempre son visibles pero están ahí.

Abrazos lúdicos de un mordido por zombi.

Stalker dijo...

Bash:

Nafarroan nago, zer moduz?

gero arte eta musu bat.

Tienes razón, hay ya más muertos que vivos. Y tampoco hay que hacerse ilusiones respecto a uno mismo A veces el espejo revela a un zombi potencial, un enloquecido zombi bajo la apariencia de "vida normal". La conversión nos aguarda, a dentelladas, a la vuelta de la esquina. Imagino que podremos defendernos con endecasílabos, aunque tal vez no sea sino prolongar la agonía y más valga ingresar en las huestes lúcidas: "clausurar la asamblea en lanzas". No te confundas: admiro al zombi. Es un ser perfecto, la cima de la evolución. Ha perdido la grasa espúrea de la conciencia e incluso el latido tribal: aunque ataque en masa, el zombi está solo: estímulos básicos asedian su mente aislada. Perfecto solipsismo depredador.

Estoy a tu disposición para tus propuestas. Ya sabes que yo también soy vago y perezoso, por eso tampoco te dejo muchos comentarios. Entre cachorros de la misma camada no hace falta. Aquí estamos para lamernos las heridas o lo que haga falta.

Abrazos

Stalker dijo...

Raúl:

los hermanos son muchos hermanos. Además, tengo un contacto para conocerlos en persona, pero hasta ahora no se ha materializado la oportunidad (hace falta cierta conjunción de elementos disímiles).

Les profeso una pavorosa admiración por su casi infinita inventiva a la hora de crear mundos autocontenidos regidos por una lógica no causal. Cada corto, un mundo: por extraño que nos parezca, existen reglas que gobiernan los comportamientos sonámbulos de esos personajes. Pero no obedecen, siempre, a un patrón reconocible, y desde luego no sirve una proyeccción psicológica del espectador en esas mónadas enmudecidas, inmersas en las nieblas de Oniria.

Salve

Stalker dijo...

Lola:

es curioso porque a mí no me parece tan extraño. Siento una gran familiaridad por ese tipo de universo. Casi añoro esa causalidad poética: sal del exiliado, hambre de helechos.

Los topos andan remolones con el calor y las vacaciones. Ya volverán (volveremos). Ahora mismo estoy en el valle de Roncesvalles, rodeado de bosques, prados y vacas. Me voy un rato a pastar con ellas. O a que me hagan, ellas, la digestión.

abrazos

Stalker dijo...

Bash:

Blood, tea and red strings. Un clásico, claro. Delicioso.

Los Quay inducen un cálido estremecimiento, vibran a una temperatura única. Sólo ellas la tienen, en todo el stop-motion (al menos en lo que he visto hasta la fecha). Son pioneros y una cima en ese arte restringido, minoritario y despreciado por el cine y la crítica oficial (también por la no oficial).

Los Quay, Yuri Norstein, Alexandr Petrov y Maximov bastarían para "salvarnos". En holocausto nos ofrecen sus perplejidades.

salud

Stalker dijo...

búfalo hermano:

eres el más grande en tu devenir animal. Algún día gruñirás y te comprenderemos sin la raquítica mediación lingüística.

Escúpenos y devóranos el cerebro, no imagino redención más eficaz.

abrazos

MARIEL dijo...

Oscar, te dono mi cerebro para que lo mastiques y, si quieres escupirlo, así lo hagas.

Lola Torres Bañuls dijo...

Oscar yo también te doy el mío, pero poco alimento sacarás. Si encuentras huesos son letras solidificadas. Intentaré limpiar mi subconciente antes de que te lo comas. JAJAJA

Pucelle aux Petites Manches dijo...

Pedazo de corto.Y el poema, muy bien traído.
En fin, saludos y besos estival.
¡A seguir trayendo entradas tan originales y curiosas! ;)
M.

soperos dijo...

queridas mariel y lola:
querido hermano búfalo:
queridos todos:

muchas gracias. jolín, nunca me habían dado algo tan así.

quizás haga zumo y dos horas más tarde haga pipí en un árbol. es que me parece muy bonito.

muchas gracias, muchas,

besos,

òscar.

Stalker dijo...

Martha:

esperamos seguir trayendo cosas que te interesen.

No pases mucho calor.

¡Abrazos!

MARIEL dijo...

Qué mejor destino para mi cerebro que ser exprimido y bebido por un búfalo, convertirse en pis meado junto a un árbol y mezclarse con la jodida madre tierra. Se relame de alegría de solo pensarlo (el cerebro tiene lengua, entre otros detalles).

luna dijo...

me gusta




beso!

Stalker dijo...

Luna:

tu hermana luna luce oronda en el cielo, y tú tan lacónica. Deliciosa paradoja...

abrazos

Stalker dijo...

Búfalo, animal hermano:

tu capacidad de persuasión es infinita. Dejémonos devorar el alma y fertilizar los campos, sí señor...

abrazos

Lola Torres Bañuls dijo...

si si y que junto al árbol crezcan amapolas con nombres de mujer, de hombre, de búfalo. Rojas como la sangre, delicadas como la seda, bellas y fosforecentes por la noche como luciérnagas. Y que la brisa las mueva y que el viento las arranque y que sobrevuelen la tierra para dejarse seducir por la aventura de morir de nuevo sobre el mismo árbol. Luego que el árbol vertilize tiernos brotes y que las hormigas encuentren su lugar para una madriguera. Y que los búfalos se conviertan en pastores de hormigas. ... No sé tanto soñar se me va el cerebro.

Era por limpiarlo un poco antes de que Oscar se lo comiera.

Un abrazo a todos.

Stalker ayer por la tarde me acordé de ti, porque mi hijo, mi marido y yo estabamos haciendo de pastores de hormigas. Las estabamos observando como se llevaban comida. Me acorde de ti. Pensé si estuviera aqui Salker disfrutaría de lo lindo.

Un beso.

Mme.G. Demot dijo...

"Sal del exilio".
Me gustó más que el post, que es mucho.

saludos!

soperos dijo...

ya hice. ¿cómo os sentís?.

diuréticas vuestras masas, eh?. cómo me pusisteis la vejiga. un placer.

besos,
òscar.

Stalker dijo...

Lola:

qué gran tarea observar a los insectos. Bash y yo somos entomólogos amateurs... hormigas, termitas, abejas, cualquier escarabajo captura mi atención y lo sigo por el campo...

Ayer estuve observando a esos mosquitos grandes que flotan sobre el agua (no sé cómo se llaman). Fue extraordinario, ese equilibrio y precisión, y la forma en que parecían esperar algo.

Todo un mundo desconocido y fascinante, y completamente ajeno al mundo de los mamíferos e incluso de aves y reptiles: los insectos son los verdaderos extraterrestres.

abrazos

Stalker dijo...

Mme G Demot:

bienvenida a la cueva de topos. Te ofrezco, también a ti, un cuenco con la sal del exilio, para que unjas tus pies y emprendas el camino.

abrazos

Stalker dijo...

Búfalo:

ando más ligero desde que me devoraste el cerebro. Un placer, hermano.

Qué buena gente los zombis, ¿eh?

MARIEL dijo...

Leí en alguna parte que, hasta 1953, el código penal de Haití (pequeña república arrasada donde florece la hechicería) penaba el delito de "zombificación": la inducción de un sujeto a un estado letárgico, disminuyendo al mínimo su frecuencia cardiorespiratoria. El sujeto aletargado se inhumaba como es de rigor y a los pocos días los hechiceros exhumaban su cuerpo y le inyectaban poderosas sustancias vegetales y animales (con el valioso aporte del pez globo) para suprimir su voluntad y conducirlo a su antojo. Lo mismo se consigue con horas y horas de trabajo rutinario, sin que esté penado por la ley. Si el zombi es un ser vaciado de voluntad y capacidad reflexiva y reducido al mero instinto predatorio, entonces (bendito seas, capitalismo nuestro de cada día), todos somos zombis.
He pensado muchas veces que vivimos en un mundo hiperpoblado de muertos (en sentido literal), en una historia milenaria de muertos frente a un efímero presente de un puñado de vivos. Pero esto de vivir entre zombis, de ser yo misma una zombi, de haber vivido etapas de zombi reloaded, de zombi unplugged, de zombi a todo volumen, esto sí que nunca me lo había planteado. Gatillos de Marienbad ...

Lola Torres Bañuls dijo...

Si ya notaba que todo fluye mejor hoy. Pero no sabía la razón y es que se está tan bien siendo una deselebrada.

Pues a mi hay insectos que me dan asco. Pero las hormigas, la arañas, las libelulas me encantan.

Un beso.

adolfo dijo...

hno no olvido este oasis nose que pasa que no puedo ver la imagencreo que borre sin querer algun programa impresionente iscrito hno bufalo te quiere adolfo

Stalker dijo...

Adolfo:

celebro tu entusiasmo universal... abrazos mil

 
Free counter and web stats