martes, 28 de julio de 2009

4.48 Psicosis. Sarah Kane



Cuerpo y alma no pueden casarse

Tengo que transformarme en quien ya soy y voy a vociferar eternamente ante esta incongruencia que me ha entregado al infierno

La insoluble esperanza no me puede sostener

Me voy a ahogar en disforia
en el pantano gélido y negro de mi yo
el foso de mi mente sin materia

¿Cómo puedo volver a la forma
ahora que todo pensamiento formal se ha ido?

No es vida que pueda aprobar.

Me amarán por aquello que me destruye
la espada en mis sueños
el polvo en mis pensamientos
la enfermedad que se incuba en los pliegues
de mi mente

Cada cumplido se lleva un pedazo de mi alma

Jamelgo expresionista
retenido entre dos tontos
ellos no saben nada -
Siempre hice lo que quise

La última de una larga lista de cleptómanos literarios
(una tradición consagrada)

El robo es el acto sagrado
en un retorcido camino a la expresión

Un exceso de signos de exlamación conjura una
inminente crisis nerviosa
Nada más que una palabra en una página y ahí está
el drama

Escribo para los muertos
los no nacidos

Después de las 4.48 no voy a hablar más

Llegué al final de este relato terrible y repugnante contando por un sentido aprisionado en un cadáver ajeno y abultado por el espíritu maligno de una mayoría moral

Ya hace mucho tiempo que estoy muerta

De vuelta a mis raíces

Canto sin esperanza en el borde


***

abstracción al punto de

insoportable
inaceptable
inmotivador
impenetrable

irrelevante
irreverente
irreligioso
irrepentino

disgustar
dislocar
descorporizar
deconstruir

no me imagino
(claramente)
que una sola alma
pueda
pudiera
debiera
o vaya a

y si yo hiciera
no creo
(claramente)
que otra alma
un alma como la mía
pueda
pudiera
debiera
o vaya a

independientemente

sé lo que hago
demasiado bien

Ningún hablante nativo

irracional
irreductible
irredimible
irreconocible

descarrilado
desorbitado
deforme
libre forme

oscuro al punto de

Verdadero Exacto Correcto
Cualquiera o cualquiera persona
Cada uno todos todo


ahogándose en un mar de lógica
este monstruoso estado de parálisis

todavía enferma


Sarah Kane (4.48 Psicosis, trad. Rafael Spregelburd)

35 comentarios:

Stalker dijo...

Se supone que 4.48 Psicosis es una obra de teatro. Para mí es un largo poema en prosa, en cierto modo irrepresentable aunque accesible a ciertas formas libres de teatro contemporáneo. Poco importa porque es más, o menos, que eso: es un grito, una denuncia, una carne viva.

Gracias al grillito que me lo ha descubierto: criii... criii...

Miguel Ángel Maya dijo...

...De hecho creo que recitado, digamos que extendido, aconteciendo en el tiempo y en un espacio, con un cuerpo y una voz recitándolo, creo que se completaría, que llegaría a "otra parte" más recóndita e incluso más allá de la carne viva...
...Es curioso, ¿sabes? Yo con la poesía suelo perderme, suelo ser demasiado torpe, no sé si tengo un tipo de sensibilidad diferente, como si no supiera bien dónde agarrarme ante un poema (a qué clavo ardiendo agarrarme, se entiende). Pues bien, siempre que leo la traducción (del inglés) de un poema, suelo fijarme en el género: si el poema lo ha parido una mujer suelen traducirse los adjetivos en femenino, y si lo ha parido un hombre se hace en masculino. No sé por qué es así, pero me divierte constatarlo, y me imagino...
...No sé por qué, mientras leía tu entrada me he acordado que hace unos meses se estuvo representando Hamlet en Madrid, y hacía de Hamlet una actriz en lugar de un actor: obviamente, la obra se cargaba de un sentido bien distinto por ese pequeño detalle...
...Lo de cleptómanos literarios es buenísimo (prometo robárselo)...
...Un abrazo

MARIEL dijo...

4.48, en promedio, es la hora exacta que eligen los suicidas para el gesto (aparentemente) final. Pero Sarah fue puro fuego en su corta vida y llegó a las 4.48 de ese día incendiándolo todo. Tenía que venir a vivir en Marienbad. Te abrazo.

Stalker dijo...

Bienvenido, Miguel Ángel:

no es torpeza, es vibrar al unísono. Cierta temperatura que nos acerca a una manera de decir, cierta inflexión del lenguaje que nos dice... En mi caso, este largo poema-obra teatral de Sarah Kane, puedo leerlo como un poema e interiorizarlo así; pero también una lectura declamada puede horadarnos, como apuntas, de otra manera, y completar nuestra herida con la suya. Por eso mismo me interesa siempre escuchar la voz de los poetas, signo indeleble de su sinceridad. Un poeta falso se detecta, siempre, en la voz. No se trata de leer bien o mal: es el cauce que abre, el agua que fluye; el instinto animal que se embosca en uno sabe si ese verso puede beberse o si es agua estancada. En este país, sin ir más lejos, hay algún poeta muy bueno (bueno en el sentido literario pero falso en todo lo demás).

La poesía existe para ser declamada y compartida. Por eso debería leerse siempre, y todos los libros deberían acompañarse de un cd o un dvd con la lectura del poeta. Descubriríamos a muchos impostores y a muchos grandes poetas que a lo mejor no lo parecen tanto sólo en la letra. La poesía no tendría que quedar atrapada en la ciénaga de la lectura introspectiva; lo creo fervientemente.

haces bien en quitarle eso a Sarah Kane. En el fondo la literatura es un vastísimo palimpsesto donde todo son préstamos, revisiones, apropiaciones y reformulaciones de textos previos. Es hermoso que así sea: un canto coral entre todos. O casi.

Abrazos

Stalker dijo...

Mariel:

no podía faltar en Marienbad, tienes razón. Igual que otros muchos que quieren dejar aquí su pequeño desasosiego fecundo.

"4.48 Psicosis" y "Ansia" han sido publicados en una editorial argentina, Losada. Cosa que me alegra, porque me es difícil imaginar qué editorial española se "arriesgaría" con textos tan crudos.

Abrazos para ti

MARIEL dijo...

Stalker-búfalo-mío: ¿Tenés esos dos libros de Sarah? Besos muchos.

Stalker dijo...

Mariel:

me han prestado el libro, pero es fácilmente adquirible en librerías a este lado del charco. Estos días leeré "Ansia", la primera obra que incluye este díptico singular. Muy recomendable.

Abrazo

Susana dijo...

Uf, cómo me ha gustado lo de la cleptomanía literaria! Y la idea que has construido tú de ella, Stalker, con esa creación coral, hecha de reformulaciones que nos conducen algo más allá de lo que nos llevó el último cleptómano, hasta que el siguiente la encabalgue... y así, siguiendo un camino desordenadamente hasta que un grandísimo cleptómano devuelva parte de lo robado y desande para iniciar nuevas rutas, como en una partida de dominó. Qué bueno es ser como uno de esos viejitos que pasan la tarde disfrutando de ver el juego...

"Me amarán por aquello que me destruye": qué verso-puñal!

Miguel Ángel, qué bien visto lo del género de la adjetivación. Le prestaré atención.

Mariel, qué buena observación la tuya sobre las 4.48. Seguro que se han escrito grandes cosas incendiarias a esas horas. Seguro que algunas de esas obras han salvado a sus creadores naciendo de esa hora que nos acerca tanto a la psicosis...

Gracias por esta mesa en que se juegan partidas de lujo. Me conciliaré con mi envejecimiento mientras espero las siguientes jugadas.

Abrazos de blanca doble...

soperos dijo...

no conocía a kane. otro descubrimiento. la he querido leer. la primera vez no me ha gustado. porque estaba yo felizmente mundano jugando a ese fútbol de chapas en la computadora. y me pareció perder el tiempo matarse o fijarse en la hojita muerta ;-). ¿os dáis cuenta que las cosas nos gustan, a veces, a voluntad?. me gusta eso. hice una segunda lectura de esta manera y, sí, claro, me gustó. pero hoy juego a fútbol, aunque me rompa la tibia virtual. a voluntad me gustó muchísimo. qué disgusto, sarah, por dios.

en teatro sin duda será sobrecogedor...

la forma estirada que propone stalker, desnuda más, desarma el duelo a mi parecer de un modo más auténtico, sin calzas actorales...

como siempre, querido hermano búfalo, muchas gracias.

besos,

gracias y besos para todos,

òscar.

Esther Rodríguez Cabrales dijo...

No la conocía. Leyéndola, me ha recordado, cómo no, a la desesperación de Pizarnik.

El tormento parece todo un género.

Lola Torres Bañuls dijo...

Me gusta. Se siente la desesperación al leerla. En teatro también tiene que producir la sacudida qeu produce en una lectura.
En voz de la propia autora aún más.
Cuando leo estos poemas tan personales pero que te llegan me pregunto porque siempre dicen que hay que alejarse de los sentimientos para no escribir cosas demasiado cercanas al yo. Y siempre que leo este tipo de poemas, pienso que mejor no dejarse llevar por teorías y escribir según el pulso que te lleva la escritura.
En este caso la desesperación, igual que apuntaba Esther, igual digo quele pasa a Alejandra Pizarnik nos brinda poemas excepcionales. ¿Entonces porque alejarse del yo?
En cuanto a lo de la lectura de poesía Stalker creo que tienes razón. Pero te digo que hay gente que se entrena mucho para saber leer los poemas y sus poemas crecen en el momento de la lectura. Pero si profundizas en la escucha te das cuenta que no, que no me la pegan. Jaramillo por ejemplo, lo escuche en la Feria del libro de México y sus poemas crecían. Luego en realidad no. Hubo un poeta Colombiano también qeu leyó unos poemas de un poemario que trataba del agua, sus poemas eran muchisimo mejores pero no llegarón a tener excito por lo mal que los leyó. Sin embargo esos poemas era mejores que los de Jaramillo pero un buen rato.
Yo creo que la poesía es para leerse en voz alta, para escucharla en voz alta.
Yo estoy configurando un poemario y lo pase a una grabadora, para ver como suena. Tengo que volverlo a grabar pero saber si valen o no los poemas resulta tremendamente dificil cuando uno los a escrito y el cuestionamiento es más duro y con más dudas.

Salkercillo, crakillo no conocía esta autora pero vale la pena desgarrarse leyendola.

Un abrazo a topos y topillos.

raúl quinto dijo...

deslumbrante rágafa de luz negra. buen descubrimiento, intenso.

"escribo para los no nacidos, escribo para los muertos"

gracias por el pico de euforia que me has dejado esta mañana.

luna dijo...

Muy Punk,

se puede bailar y todo leyendola.

De PM, muchas gracias.









////////////////////
http://www.youtube.com/watch?v=GxW3Ed7GrhQ

Susana dijo...

Releo uno de los tomos de "Antología de su prosa" de Antonio Machado, y encuentro: "Sólo recomiendo no leer nunca mis versos en alta voz. No están hechos para recitados, sino para que las palabras creen representaciones. (...) La mayor tortura a que se me puede someter es la de escuchar mis versos recitados por otro."

Creo que siempre que leo poesía, lo hago como si me recitara a mí misma. Y es posible que sea injusto, y que algunos poetas huirían si pudieran de lectores así. ¿Es posible que haya dos tipos de poesía? Una para recitarse en voz alta, y otra para ser callada... ¿O es que sólo hay dos tipos de poeta: los que se recitan y los que morirían antes de hacerlo?

Abrazos.

Miguel Ángel Maya dijo...

...Joder, Luna, qué buena la música a la que llevaba ese enlace...
...Ahí va otra:

http://www.youtube.com/watch?v=mYPCYboEpmk&feature=related

(aunque no lo parezca también es muy punk)

LUG dijo...

Jo, mola. Sarah. ¿La pobre Sarah? Yo(YO;YO;YO) que busco en la escritura la salvación del vacío depresivo, ¿acentuaré mi mal juntándome con esta chica (y toda la corte Marienbad)? No, porque ella y ellos no importan en sus bajones o subidones. Queda la magia de la letra. La puta letra. Y los temblores.

Ahora (bien): ¿Todo poema debe (de)(poder) declamarse? El autor de "Postpoesía" lo niega. Vale. Asumo muchas de sus razones. Cabe enfrentarse a la letra con otros medios no orales. Digo más: incluso, a veces, pareciera que la calidad del declamante pudiera convertir una basura en algo que nos induce al "temor y el temblor", a la ilusión estética. Y eso no. O sí, no sé, si la declamación convierte el cobre en clarín, ¿no se hace digna (la declamación)? Pero, digo, ¿qué admiramos? El aire fonado(sic) o la letra impresa. ¿Es la poesía música o escritura? ¿Puede servirse a ambos reyes?

Stalker (me)descubre letras interesantes y voces. Stalker adora la declamación casi tanto como a Chantal. Le doy las gracias a Stalker por sus devociones y paso la página metafísica. Jo!

Susana dijo...

Dice Lug "¿Es la poesía música o escritura?", y recuerdo lo que contestaba Jose M. Valverde en un librito (de ésos de Montesinos). Cuenta Valverde, poco más o menos, que estaba él con algunos intelectuales discutiendo sobre la esencia de la poesía cuando le preguntan a la hijita de pocos años del propio Valverde: "¿Qué es la poesía?", a lo que ella contesta "Una canción hecha de palabras".

Qué bueno fuera tener las cosas tan claras como los niños...

Abrazos preclaros!

Stalker dijo...

Susana:

el grandísimo cleptómano... magnífico...

Seguimos siendo adictos a los versos-puñal. Ojalá sigan apareciendo, intactos, en nuestra intemperie.

Abrazos

Stalker dijo...

Querido búfalo:

me propongo subir un poema que no te guste, que invalide incluso el impulso de la voluntad. A ver cómo reaccionas ante ese pasto.

Tus recursos digestivos son innumerables. No sólo naciste varias veces sino que, como buen rumiante, tienes varios estómagos.

abrazos

Stalker dijo...

Esther:

cuánta razón tienes. El tormento como género. Kane, como Pizarnik, como Anne Sexton y otros tantos suicidas, es muy explícita en su afirmación de la muerte. Normalmente no suele gustarme ese tipo de literatura poco elaborada ("Agonizo", "Quiero morir", es algo demasiado crudo y directo), pero en el caso de estas tres hablamos de poetas excepcionales más allá de lo psico-clínico.

Estremece pensar qué abismos les llevaron a escribir esos versos...

abrazo

Stalker dijo...

Querida Lola:

siempre he entendido que la poesía está relacionada, en cierto modo, con el canto, o al menos con la entonación, con la respiración de cada cual. Por eso me interesa escuchar a los poetas recitar sus propios versos, para aprehender ese ritmo, percibir las pausas, hiatos, desfiladeros: allí donde la poesía sucede, porque la poesía no siempre, o no sólo, sucede en el texto, también en su re-presentación, mediación o entrega.

Te deseo lo mejor con tu grabación y ya comentarás cómo ha ido.

Abrazos

Stalker dijo...

Raúl:

¿un pico de euforia? Me alegra que te anegue esa luz negra, ese agua oscura.

Quedan muchos descubrimientos que hacer entre todos.

Salud.

Stalker dijo...

Luna:

simpático adjetivo: punk. Como sabes, yo soy más bien adicto a la versificación burguesa, siquiera porque suelen ser mejores poetas que los "punks". También prefiero los poetas sumergidos a los poetas emergentes.

El vídeo me ha gustado. Así deberíamos hacer para refrescarnos este verano, a base de blues-punk.

abrazos

Stalker dijo...

Susana:

maravillosa duda la que te asalta. Ignoro la respuesta. Tal vez existen dos tipos de poesía. Desde luego, hay poesía más propicia a ser compartida oralmente que otra.

En cuanto a la observación de Machado, no me refería a que otros lean la poesía, sino a que ésta se encarne en la propia voz del poeta. Eso es lo interesante; lo otro apenas serán versiones, la mayor parte de las veces, edulcoradas o sin sentido, porque no se puede suplantar el estremecimiento de una voz; sería como tratar de imitar o remedar las huellas digitales.

Abrazos

Stalker dijo...

Querido LUG:

creo que podemos servir a ambos reyes. Son tantas nuestras servidumbres que no habrá problema a la hora de humillar nuestra cerviz ante varias testas coronadas.

Tu intervención es aguda y tiene muchas aristas, como siempre.

Creo que no acentuarás tu mal al introducirte en estos temblores. Tal vez incluso puedan sanar alguna grieta. Los antídotos, ya se sabe.

Dices que el declamante puede engañar con un texto-basura. Pero eso depende del oyente. En mi caso, no me dejo engañar. Tiene que haber un texto poderoso, no basta con la cualidad "actoral" o interpretativa. En realidad, no es de interpretación de lo que hablamos, sino de comunión con el texto. La lectura en voz alta instauraría una relación "retrógrada" con la palabra escrita. Re-unión, re-ligión (el re-ligare explicado hasta la náusea). Tampoco existen razones por las que no puedan convivir la lectura compartida, encarnada en la voz, y la recepción introspectiva al uso.

En cuanto al libro "Postpoesía", el poeta Martín López Vega lo desmonta con inteligente ironía en este texto:

http://www.dvdediciones.com/vacaciones_lopezvega.html

abrazos

Susana dijo...

Stalker, por supuesto, el autor recitando su poema... Machado huía de cualquier forma de recitado, hasta del propio. Cuando lo leí me chocó tanto... ¡Machado, además...! Y esa forma de tortura de tener que oír a otro recitando sus versos, me pareció tan tajante que no pude resistirme a copiarlo también...

Poemas sonoros vs. poemas "callados" (?). Quién sabe...

rubén m. dijo...

Muy muy interesante, es significativo que sea un texto teatral, como poema me pareció algo irregular pero como monólogo dramático puede ser una bomba. A mí también me ha impresionado el verso-puñal que menciona Susana y la segunda parte, con su violento cruce de lenguaje analítico y desgarro.

He echado un ojo a lo de López-Vega y al margen de que esté más o menos de acuerdo con lo que dice me parece una grosería intolerable que diga de "Carne de pixel" que "para lo único que vale ese libro –según mi modesta opinión, por supuesto- es para limpiarse el culo con él". No sé si quiere tomar el rol de enfant terrible de la crítica para llamar la atención, pero a mí estas "modestas" opiniones tan zafiamente expuestas me hacen pensar que debería mirar un poco a su propia poesía, que él tampoco es T.S.Eliot precisamente.

un abrazo

Stalker dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MARIEL dijo...

Leo lo que todos han escrito sobre leer y decir poesía. Todos me dejan pensando. Todavía estoy pensando. Mientras tanto acá envío un enlace a un poema leído por Leonor Manso, una enorme actriz que se puso en la piel de Sarah Kane para interpretar, ella solita, "4.48 Psicosis" en Buenos Aires, hace ya un tiempo. No pude verla. Decían que calaba hasta el hueso. http://www.youtube.com/watch?v=v2hYo-uaL5A
No pude encontrar registro de su "apropiación" de Sarah.
Qué placer que debates tan intensos se abran en tu república, Stalker. No son pura teoría. Todas las teorías discutidas en Marienbad tienen que ver con los gestos nuestros de cada día. Besos hasta el hueso.

Stalker dijo...

Rubén:

creo que esa alusión se puede entender de otra forma. Martín López Vega comenta el libro "Carne de píxel", que incluye un rollo de papel higiénico escaneado. El autor se limita a seguir el juego o la broma que en cierto sentido ya ha propuesto Fernández Mallo. Lo entiendo así y creo que atribuir esa grosería a Martín es resignarse al móvil más simple.

Pero al margen de eso, en lo que dice sobre la "Postpoesía" tiene razón y tú lo sabes, en especial aquello de que las críticas que suponen una enmienda a la totalidad hay que argumentarlas. Además, todo diagnóstico fatalista, apresurado y establecido desde la ignorancia del tema será forzosamente erróneo. Te puedo asegurar que nunca he leído un análisis tan pobre, tan reduccionista y ausente de matices como el que Fernández Mallo presenta en el libro a propósito de la poesía española contemporánea. Es algo que pone de mal humor a cualquiera que domine la materia, y Martín sabe de lo que habla.

Pero las cosas no acaban ahí. La propia invención de un paradigma heterodoxo supuestamente redentor, la "postpoesía", convoca un artefacto arbitrario e irresponsable. Vale como juego o broma posmoderna, no como camino a seguir. Para empezar, la postpoesía ya fue cultivada por las vanguardias y por algunos geniales francotiradores a este y otro lado del Atlántico. Y, forzando un poco la máquina, podemos remontarla, casi, hasta Virgilio. Me recuerda al post-rock o el post-cine: etiquetas-cajón desastre que disimulan un discurso vacío bajo una aparente operación intelectual revolucionaria.

Es evidente que Martín López Vega no es T. S. Eliot, pero hombre, ningún poeta español actual lo es. Eso es una falacia ad hominem, Rubén, te lo digo con cariño y que conste que yo también incurro en ellas. :)

Abrazos

Stalker dijo...

Querida Mariel:

quizá la cosa resida en que aquí no somos hombres teóricos. Carecemos de esos miedos. Somos topos de gestos predecibles, no nos enfeudamos en abstracciones. Nos impedirían abrir nuevas galerías, que son para los demás. Las abstracciones nos protegen de los otros. Hablemos desde la intemperie, para la intemperie de los otros.

Besos hasta el hueso, qué maravillosa expresión, Mariel. Gracias, gracias.

periferia uber alles dijo...

"ahogándose en un mar de lógica
este monstruoso estado de parálisis"
versos certeros.
no sólo esos (la mayoría lo son).
gracias

Portinari dijo...

Inconmensurable; como la sombra de una catedral de madera bajo las aguas.
No hay verbo, y lo sé. Es difícil hallar uno que cutive y sea oído a la vez. No hay espacio y tiempo que corrijan este error deítico.

Es como un agujero negro, donde flota la materia, sin forma, de-forme, para ser moldeada, con los ojos de Kane.
El principio del ser esta en el verbo. Cómo se entiende esto ahora. Cuando la muerte se posa sobre sus horas.

Me haré con Kane.

Stalker dijo...

Periferia:

así lo creo yo también.

Rebienvenido y abrazos...

Stalker dijo...

Portinari:

hazte con Kane, ella se hará contigo y atravesarás sus pórticos con lucidez y una conciencia hambrienta. Merece la pena.

abrazos

 
Free counter and web stats