miércoles, 1 de julio de 2009

La flor del Buda



Preguntado por las ultimidades, por el sentido final de cuanto existe, el Buda arrancó una pensativa flor del suelo y la contempló, sonriendo. Dicen que sólo un criado loco comprendió este gesto –el más bello de la historia.
Qué son las elucubraciones de nuestros filósofos al lado de un acto tan grande –arrogancias, sofismas, retóricas de alcantarilla.

42 comentarios:

Portinari dijo...

Cuanta sabiduría nos trae Buda...
Y qué razón tiene el último párrafo.
El acto más sencillo mueve montañas, y nos queda todo el tiempo del mundo para observar los cambios.
Abrazos.

Pucelle aux Petites Manches dijo...

Qué hermoso.

Lola Torres Bañuls dijo...

Mucha razón. es muy bonito.

Aqui se trata de decir lo mínimo para seguir con la tónica de Buda.

Chutttt... silencio si lencio si len cio


Un abrazo.

ana dijo...

los criados locos siempre me han causado una gran simpatía, pues siempre he sospechado que poseían la sensibilidad más fina. ese criado loco de larra. o el bufón que acompañaba al rey lear.

la imagen de la entrada también me ha impresionado.

Stalker dijo...

Portinari:

la sabiduría de Buda, al renunciar a indagar siquiera en las "ultimidades" (la muerte, el destino, todas las grandes incertidumbres que acuñan la angusita humana), es incomparable y hermosa.

Como hijo del decadente occidente postilustrado, soy incapaz de sumergirme en ella, pero la admiro poderosamente. Buda, Lao-tsé y Nagarjuna eran pensadores tan asombrosos que escapan a todos los intentos de cosificación entomológica de nuestra altanera razón discursiva... además, detectaron los fallos de esa misma razón siglos antes de que los filósofos occidentales construyeran sus sistemas y el método hipotético-deductivo y la lógica causal se impusieran como apriorismos gnoseológicos.

Abrazos a ti

Stalker dijo...

Martha:

hermoso sí, esa renuncia a comprender lo que no existe (los conceptos vacíss que forjan las "ultimidades") y centrarse en los procesos que apelan a lo humano: el dolor, el sufrimiento que es preciso erradicar.

Hermosa la comprensión de quien no necesita comprender...

abrazos

Stalker dijo...

Lola:

guardemos silencio, pues... un silencio estremecido.

abrazos

Stalker dijo...

Querida Ana:

pues tengo que confesar que he adulterado un poco la anécdota introduciendo un detalle espúreo: no fue un criado loco, fue el discípulo Gaudapada el que descubrió la verdad subyacente a las palabras del Despierto...

lamento esa leve tergiversación cuya tentación no he podido resistir.

Abrazos

Lola Torres Bañuls dijo...

Bueno vamos a romper el silencio.

A mi Lao-Tsé me gusta mucho. Lo leo, es más lo tenía durante mucho tiempo en mi mesa de vez en cuando lo re-leía.

Una de las estrategias que hice cuando estaba muy enferma, fue la meditación.
Tenía cefalea y migrañas constantes durante 3 años o más. Tarde unos 3 años para recuperar y estar como estoy ahora. Primero me fui a Yoga y luego ejercite la meditación. Es una herramienta para aquietar la mente y me sirvió para ir mejorando y controlando el dolor.
En estos momentos sigo teniendo cefalea crónica pero soy capaz de controlar el dolor. Y la meditación me ayudo mucho.
Lo recomiendo como la mejor medicación que se ha inventado para equilibrar mente y cuerpo.

Un abrazo

raúl quinto dijo...

la tergiversación le da un punto muy occidental a todo el asunto. interesante. el loco clarividente, el bufón que es el único q puede decir la verdad (o descubrirla) sin ruborizarse. esa mezcla hace crujir el sentido, y está bien.

Inma dijo...

Igual... un niño.



Me alivia estar lost in marienbad...
Gracias.

MARIEL MANRIQUE dijo...

Stalker: ¿pueden ser estas palabras una acción de gracias por crear y mantener con la humildad, la generosidad, la paciencia y la sabiduría de los budas esta cueva de topos que para mí se ha convertido en una luminosa casa paralela?. Los budas reencarnan. A veces reencarnan en búfalos.

soperos dijo...

nunca he llevado flores a un muerto.

una vez que estaba llorando, me pareció que el féretro me daba un empujón.

besos,
òscar.

de la misma manera, nunca llevé un cadáver a una flor.

eso sí, cuando cualquier flor se marchita, agradezco.

sí he llevado hierbas a mi gata.

Lena dijo...

Me vendría muy bien tener un crado loco...

rubén m. dijo...

¿De quién es el cuadro? Me gusta.
El pensamiento budista, taoísta, etc, es interesantísimo, lástima que antes de acercarse a él haya que ducharse para limpiar las excrecencias de los Coelhos, Sánchez-Dragós y demás criaturas que se jactan de conocer estas sabidurías y de aplicarlas a sus vidas -el caso de Dragó es especialmente espeluznante-.

un brindis con la flor

MARIEL MANRIQUE dijo...

Mensaje para Lola: Lola, no podría estar más de acuerdo. En mi vida el yoga y la meditación han sido la mejor medicina. Besos en posición de Buda.

Stalker dijo...

Lola:

muy de acuerdo en las virtudes terapéuticas de la meditación. Me alegra saber que estás mejor y ojalá desaparezca todo residuo de ese malestar...

abrazos analgésicos

Stalker dijo...

Raúl:

hacer crujir el sentido, eso mismo. Como si fuera un cacahuete que aplastamos contra el asfalto. El sentido en ese crack, y nada más...

salud

Stalker dijo...

Bienvenida, invisible Inma... a mí me alivia pensar que lo que aquí puedas encontrar te alivia y pueda servirte para algo, ojalá sea así...

abrazos y pasa cuando quieras, visible o invisible.

Stalker dijo...

Mariel:

tu generosidad es tan grande como tu corazón: no cabe en el cielo ni en ese espacio que lo refleja: la mano hecha cuenco, dispuesta para la espera, la ofrenda...

Ojalá Buddha se reencarne en búfalo, y quién sabe si en la cueva de topos, entre los búfalos, no hay algún bodhisattva (= adepto a la doctrina budista que renuncia al nirvana y sigue apegado a la rueda de las reencarnaciones, tan sólo para ayudar a los demás, para despertarlos o cuidarlos). Me gusta pensar que Barbara o algunos de los poetas que más me gustan son encarnaciones de Avalokitesvara, el bodhisattva de la compasión, discípulo del propio Buda y que debe estar ahora entre nosotros...

Eso me recuerda a la leyenda de los Lameda Wufnik u hombres justos que ignoran lo que son y sin embargo, con sus actos, sostienen el Universo...

Abrazos, Mariel.

Stalker dijo...

Búfalo hermano:

hay que observar una flor marchitarse y pulverizar la mirada en ella (como apuntaba Pizarnik).

Tu gata cuida de ti y es ella la que te trae el alimento que de verdad importa.

abrazos

Stalker dijo...

Lena:

criados locos no sé, pero algún loco si que hay por aquí. Un servidor, a tu servicio.

Abrazos

Stalker dijo...

Rubén:

el cuadro es del increíble Zhao Wu-ki.

Apuntas a un problema muy serio: el daño que esos, y otros, impostores que mencionas hacen a quienes estudian en serio las religiones y el pensamiento oriental. Pero a poco que busquemos encontramos cosas muy serias e interesantes: para una visión más mística, que estudia la interrelación entre el cristianismo y oriente, está la obra de Raimon Pannikar; su hijo Agustín Pannikar ofrece interesantes descripción, más antropológicas, sobre la vida en el sub-continente indio; las ediciones de las Upanishads del sanscritista Òscar Pujol son insuperables. Y para una visión más rigurosa y ferozmente introspectiva (más personal) están los libros de Juan Arnau y Chantal Maillard, respectivamente.

Las visiones de Oriente de Antonio Colinas y Clara Janés, me parecen, sin embargo, intelectualmente menos sólidas, aunque todo va en gustos...

Si este verano consigo leer los "Fundamentos de la vía media", de Nagarjuna, habrá una entrada sobre este hombre, ya veremos.

Salve

Laura Giordani dijo...

Cada palabra, cada gesto de Buda irradian una humildad sanadora. Un perfume que disipa la halitosis de la palabrería surtida de la vanidad y sus pretensiones.
Sanadora entrada...

Un abrazo,

Laura.

rubén m. dijo...

Zhao Wu-Ki... ya me impactó el cuadro que eligió Ana, ahora sí que no tengo excusa para indagar en este pintor.

Soy consciente de haber pinchado un nervio doloroso y necesario; esos impostores, como bien les llamas, que están enfangando la poca perspectiva que un hombre occidental de a pie tiene del pensamiento oriental. Tomo nota de esa edición de los "Upanishads", que es una de mis muchas asignaturas pendientes, para mi siguiente rapto místico.

Y ya que te interesa el misticismo -te leí alguna que otra alusión a Eckhart- te permito recomendarte al más extremo heterodoxo español, ninguneado y genial, Miguel de Molinos. Uno de los mejores prosistas del Barroco, además, que se dice pronto.

Ave, legituri te salutant.

Stalker dijo...

Querida Laura:

es exactamente así como describes. Hay que seguir horadando las falsas verdades presuntuosas. Seamos termitas...

abrazos

Stalker dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Stalker dijo...

Querido Rubén:

en efecto, has puesto el dedo en la llaga, pero permíteme que haga una distinción necesaria. Y es que la ecuación pensamiento oriental = misticismo es falsa. Erróneamente se cree que los pensadores y filósofos orientales (algunos de ellos, lógicos consumados) son místicos. Nada más lejos de la realidad. Nagarjuna no era un místico, cosa que no puede atribuirse tampoco a Confucio y difícilmente a Lao Tsé. Ni siquiera el Buda es místico tal y como lo considera nuestra tradición judeocristiana.

Por lo tanto, salvo en el caso de Pannikar, que analiza el fenómeno místico más en concreto, en los demás vas a encontrar poca materia para "arrobamientos" y más bien un estudio serio y bien documentado de corrientes de pensamiento ajenas a las circunvoluciones de la totémica (sin)razón occidental.

Miguel de Molinos es una deuda pendiente, aunque confieso que lo poco que he leído de esa corriente místico-literaria española (incluido el venerado San Juan) no me ha convocado demasiado. Quizá porque me parecieron cristalinos u obvios y prefiero la ferocidad y la contradicción de Eckhart, la languidez contemplativa de Angelus Silesius o los abimos de Böehme. Esto también tiene que ver con que la cultura de la España peninsular me interesa muy poco en líneas generales (sin ánimo de ofender a nadie).

Pero haré una excepción con Miguel de Molinos por ser recomendación tuya.

Abrazos

Portinari dijo...

Salen a la luz los Coehlos y demás, por lo que veo.

A mí siempre me interesó mucho el budismo, por decir algo concreto, pero concretizarse en ello me parece algo difícil; lo veo como algo alejado de mí, quizás porque lo idealicé demasiado. Realmente hay sabiduría en las palabras de Buda.

Misticismo Vs. pensamiento oriental: muy muy interesante.

Así que, Stalker, la cultura de la España peninsular no te llama la atención... curioso dato.

Rubén, con tu permiso y el de Stalker me guardo tu recomendación.

Susana dijo...

Stalker, tú, que eres como uno de los Lameda Wufnik de los que hablas, nos traes el equilibrio desde tu entrada, porque nos hace huir de los porqués.

Como todos, soy también criada o esclava, y como muchos de los que habitamos esta cueva de topos, soy loca; ahora queda el inmenso camino de saber sonreír cuando las respuestas son flores tomadas del mundo-suelo.

Tomo nota de tus recomendaciones. Gracias.

rubén m. dijo...

Stalker, es totalmente cierto lo que dices, nada que ver una cosa con la otra; en realidad es una fuga de ideas -al utilizar la expresión "rapto místico" atribuida a mi afición a leer textos religiosos de vez en cuando- la que me ha llevado de las Upanishads a los místicos occidentales.

De Molinos al menos es muy aconsejable leer un fragmento, creo que era de la "Guía espiritual", que es un canto a la nada. Ahí creo que sí llega a honduras realmente vertiginosas. A Böhme no lo he leído, me lo apunto.

un abrazo

Lola Torres Bañuls dijo...

Tiene razón:

"El sexo es una de las nueve razones para reencarnar... Las ocho restantes no tienen importancia."
Henry Miller

Buen fin de semana de calor. Ser felices.

Stalker dijo...

Querida Portinari:

no creas que es un dato tan curioso estar en contra de la cultura donde uno ha crecido. Es cierto que mis referentes son foráneos y que en general la cultura, la sociedad y en general todo lo español me interesa muy poco... sólo hay que ver el cine mainstream y la novela que en estos momentos se escribe en este país para sonrojarse. Hay una ausencia total de grandeza, salvo, curiosamente, en poesía, donde sí encuentro unas cuantas voces equiparables a lo mejor de la escena internacional en cualquier lengua (en esto no comparto la visión negativa de algunos, que centran sus invectivas, exclusivamente, en la corriente conservadora dominante y las nuevas generaciones de la "retroguardia" [término maravilloso que temo prestado de la compositora Ana Bofill]).

Pero no tienes que preocuparte, Portinari: si fuera francés opinaría igual de los franceses; si fuera italiano... bueno, sólo tienes que ver al fascista que tienen como presidente para darte cuenta de que, en realidad, tampoco estamos tan mal.

En fin, pero también tenemos a Goya y a Cervantes, seguramente a Miguel de Molinos, a Buñuel, Erice y Martín Patino, etc. Es infundada y absurda la queja que supone una enmienda a la totalidad...

Me gusta que siempre te sorprendan tanto las cosas, Portinari. Conserva ese asombro como una esquirla de metralla inextirpable: que no te lo arrebaten.

Abrazos

Stalker dijo...

Susana:

celebremos un aquelarre de locos. Que arda la tierra bajo nuestras plantas blasfemas. Destronemos el verbo y descorchemos el verso: hidromiel, ambrosía para todos. A cargar en la cuenta de gastos del Empíreo.

Abrazos

Stalker dijo...

Rubén:

buscaré esa "Guía espiritual" para despeñarme en ella, gracias por la recomendación...

and God Shave the Queen, Kamarrada

Stalker dijo...

Lola:

en la cueva de topos estamos contruyendo nuevas galerías para refrigerar aun las instalaciones más recónditas. No dejes de pasarte.

Abrazos con y sin calor.

Fackel dijo...

Y además careciendo de palabras, hermano Stalker. Por despecho o por ser innecesarias.

Stalker dijo...

Querido Fackel:

me inclino por la segunda opción. La primera, el despecho, sería resignarse al móvil más simple y algo muy impropio de quien fue capaz de realizar un milagro por cortesía (uno de los pocos que, según ciertas leyendas fantasioas y espúreas, perpetró).

Al final las palabras no son necesarias, es cierto. Lástima que a veces tengamos que condescender a ellas porque hemos escamoteado el cuerpo y nos falta un prado de hierba donde tumbarnos a compartir el estar-ahí. Tenemos que resignarnos a utilizar estos pobres signos y aprender a acariciar y cuidar al otro con ellos.

Te espero más activo para después del verano, Fackel. Echo de menos nuestras disquisiciones y la mayéutica que arrimas siempre a mi brasero, maestro.

Abrazos

MARIEL MANRIQUE dijo...

Stalker: apunto la belleza de tus palabras (como "esquirlas de metralla cargadas de asombro") y las guardo en mi cuaderno mental. Algún día las bajaré al papel para construir un poema-búfalo. El papel será un prado de hierba.

Stalker dijo...

Ya estoy pastando en ese futuro poema, Mariel.

Abrazos

Leonardo dijo...

Texto que me recuerda algún párrafo de Borges, donde se pregunta si el esclavo del rey no es el verdadero rey, y ahora que lo escribo pienso en un relato de Agutagawa que aparece en la "antología de la literatura fantástica" de Borges, Bioy y Ocampo, el relato se llama "Sennin" y te lo recomiendo.
Saludo

Stalker dijo...

Leonardo:

cómo te agradezco que nos recuerdes al a veces un tanto olvidado Ryunosuke Akutagawa. He pasado momentos inolvidables con sus cuentos.

Abrazos, y sé bienvenido

 
Free counter and web stats