miércoles, 8 de abril de 2009

Todo el saber es tumba



Cada día
el día destaja
la vida
en tu rostro

nada más que
obra
del tajo

la desnudez del hueso

***

la voluntad de lengua
da el ser
pero a quién

el tú
es sombra del tú

así ya te sazonas
bajo un ángel

***

qué hace que estemos vivos

la mano se levanta oscura
la boca está plena de tú

cada quien sueña con su mitad
un tú al desnudo

todo el saber es tumba
la lengua allí se agita

luego es sutura de sombra
en el fondo de los ojos crudos

Bernard Noël, La sombra del doble (Pre-Textos, trad. de Carlos Henderson)

10 comentarios:

raúl quinto dijo...

cojonudo! no sabía nada de este autor, comenta comenta...

Stalker dijo...

Lo cierto es que apenas sé nada de él. Acabo de terminar este libro de Pre-Textos, publicado en 1998. La portada dice "Edición al cuidado de José Ángel Valente", aunque la traducción es de Carlos Henderson.

A primera vista parece una inmersión en las poéticas del silencio y el despojamiento, unas veces con mayor acierto que otras. El tono del libro es homogéneo y, aunque llega a hacerse monótono, tiene hallazgos brillantes y reveladores. En todo caso me parece un poeta bastante riguroso y que comparte afinidades, creo que incluso amistad, con el propio Valente. No en vano el libro incluye citas de versos de este último. Aunque Noël me parece más seco, en cierto sentido más implacable y desengañado.

En fin, lo he leído con mucho gusto estos días y me alegra poder descubrirte algo, Raúl.

Abrazos

soperos dijo...

esta mañana, al levantarme (casi siempre es cuando me levanto), pensé en cómo sería hacer un viaje en automóvil con cuatro òscares más, cuatro idénticos a mí.

después amplié la cosa. éramos más òscares conviviendo. hasta donde llegué, fue una convivencia deliciosa.

no sé más. no sé seguir.

el otro, verdad...

besos,
òscar.

raúl quinto dijo...

ese valente siempre dando por saco ;)

mira por dónde blogger me pide:nosseu


nosotros la catedral.

Fackel dijo...

Stalker. Para una contemplación estática, sí, todo el saber es tumba. Pero ¿y por qué no ser un útero activo? Ah, el saber, nada se crea nada desaparece, sólo la serpiente sabe...

Curioso: hace años leí algo de Nöel, lo tenía olvidado (tumba) y al leerlo ahora me dice (útero) ¿No parece que de eso se tratara el sublimado saber?

Un abrazo.

Stalker dijo...

Las cosas que nos tocaron pueden emerger décadas después y hundir una porción del presente, que reputábamos estable.

Somos zarandeados por fuerzas de marea que nos superan, en una vasta red de insospechadas e ignotas conexiones (junto a otras obvias).

Salud y anarquía, Mr Fackel

ana dijo...

sigo leyéndote, me encanta este autor. Como tengo tu correo, soy una privilegiada.

Stalker dijo...

Abrazos, Ana

rubén m. dijo...

Joder, el último poema me ha impresionado vivamente.

Gracias

Stalker dijo...

Noël tiene su cosa, Rubenovich. Hay que tener cuidado o te salta a la yugular.

Saludos

 
Free counter and web stats