viernes, 17 de abril de 2009

El Horror


Al Gran Horror lo he visto en sueños: era como un vértigo y un color. También era como una invasión: sepultaba, asfixiaba, pero a la vez descomprimía, vaciaba. Una succión desde dentro, que extendiera su vórtice hacia el alma. Cuando llegue lo hará calmadamente, nadie lo reconocerá. No habrá redención frente al Horror –algunos hombres construirán arcas en su espíritu, una para cada persona.

Y ni aun así.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

.....logre disipar la angustia.
ENTRE EL HORROR Y LA LUZ HUBO LUCHAS ETERNAS Y VIO DIOS QUE ERA MALO Y REGRESO DICIENDO:sellare para ti una nueva aliamza siempre que ames con todo tu alma.....y horror se esfumo para siempre!adolfo

Stalker dijo...

Adolfo, qué buena cita me traes. Bienvenido al Espanto, pero no te quedes mucho tiempo: hay aire más allá del azul...

Anónimo dijo...

es de mi cosecha como andas?adolfo

raúl quinto dijo...

es uno de los cuadros más descarnados de Bacon, y eso ya es atinar mucho.donde dice horror debe decir hombre.creo.

Fackel dijo...

Pues sí, Raúl Quinto, muy oportuno tu matiz. Pero el horror en los humanos es una relación de causa a efecto. Lo que ejecutamos carniceramente hacia afuera nos pasa la cuenta en forma de fantasmas de la mente. Esto, claro, debe ocurrir a los pobrecitos. En los poderosos y mandatarios no sé hasta qué punto.

¿Habrán tenido pesadillas los sucesivos presidentes de USA, por poner un ejemplo, con las barbaridades que han cometido en todos los continentes? Los líderes nazis sólo las tuvieron cuando les obligaron a rendirse. Y no sé si todos.

Fackel dijo...

Stalker. En los sueños, en efecto, el horror se puede vivir con abstracciones, geometrías y vértigos. También las imágenes no figurativas toman nuestro mundo onírico. Doy fe personal de ello. No es mera literatura. Y te juro que se pasa muy mal.

Tu texto me sabe a poco (ya: lo bueno si breve, etc.)

soperos dijo...

hemos de reconocerle un único mérito al horror que abreva en nuestros sueños: que sea real.

y darle un puntapié o un abrazo.

besos,
òscar.

Stalker dijo...

Adolfo:

te citas, pues, a ti mismo, lo que me parece genial.

Abrazos

Stalker dijo...

El horror siempre es el hombre, Raúl.

Stalker dijo...

Querido Fackel:

hoy no doy para más.

Abrazos

Stalker dijo...

Puntapié o abrazos. Quizá sólo la ternura pueda desactivarlo.

Viktor Gómez dijo...

Me llega un estremecimiento. Quiebra este ahora.

¿Después de después
qué no tapia o fosa?


Un abrazote

Víktor

Stalker dijo...

Magnífico poema improvisado, Víktor. Tu hacha y tu cauce permanecen gerosamente intactos; eres un "ínclito" afluente, siempre.

rubén martín dijo...

Impresionante el cuadro. Es uno de los que parecían haber creado un vórtice, un agujero negro, en las paredes del Prado.

Siempre hay una ventana abierta al horror, incluso en este universo de tapias y trampantojos. La era neobarroca, la llaman algunos.

Stalker dijo...

El neobarroco nos atrapa, Rubén. El vértigo, también. Supongo que lo que importa es resistir y no sucumbir, ya, a la inevitable caída.

abrazos

Portinari dijo...

De pulsiones van las grandes historias. Son suspiros de huracanes que arrasan por la vida de uno y descuartizan el alma.

De Bacon me quedo con su poesía emergente de la paleta. Al mirarlo yo también me crucifico en los lagos negros de mi memoria.

Un placer verte por mi blog.

Stalker dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Stalker dijo...

Bienvenida, Portinari:

siéntete como en casa.

Abrazos

 
Free counter and web stats