lunes, 10 de noviembre de 2008

Miniaturas en femenino



Cada día
caigo fuera de mi nombre
sin red

Si me llamas
mis huesos se rompen.

Anise Koltz

Me cortan las dos manos
los dos brazos
las piernas
me cortan la cabeza.
Que me encuentren.

Idea Vilariño

Llegar a otro. Sin
otro. Sin llegar a.
No apretar los dientes.
Soltar la presa. Sin

Chantal Maillard

Así la carne de esta mano,
su hinchazón, las venas
azules abultadas, el ensordecimiento
tras los ojos: formas del cansancio,
magulladuras en la nuca, en el blando
canal. Ser ahogada sería
intensamente así.

Olvido García Valdés

Reja

Cuál es la luz
cuál la sombra

Blanca Varela

Yo voces.
Yo el gran salto.

Cuando la noche sea mi memoria
mi memoria será la noche.

Alejandra Pizarnik

8 comentarios:

ana dijo...

siento fascinación por los buenos poemas breves, el hecho de que el poeta sepa llegar al estremecimiento, al desvelo y a la luz en apenas unos versos donde lo que no se dice es en ocasiones tan expresivo como lo que se dice, por ejemplo mucho de los poemas y la producción de rafael cadenas.

he disfrutado leyendo estas miniaturas en femenino.

Stalker dijo...

En especial el haiku es un misterio que me deja siempre perplejo, a punto de cruzar algún umbral extraño y aparentemente infranqueable.

Y Rafael Cadenas es mucho Rafael Cadenas. Sugerencia para tu siguiente parada de postas: Blanca Varela.

raúl quinto dijo...

pequeñas y magníficas cápsulas d poesía. pero claro, eleigiendo las autoras que has elegido tenías poco margen de error...

Stalker dijo...

la verdad es que es cierto, Raúl, he ido muy a tiro fijo. Casi casi puedo escoger cualquier poema de esas cuatro mujeres que serán siempre buenos. Yo las adoro a las cuatro, ya ves, cada una en su estilo nos ofrecen un mundo propio...

No he puesto de Olga Orozco porque no tiene, o no he encontrado, poemas-miniatura...

Tänzerin dijo...

'cada día caigo fuera de mi nombre', cuánta belleza en tan sólo una línea. Me adhiero a lo que dice Ana, qué difícil provocar el estremecimiento con apenas unas pocas palabras. La Pizarnik es la reina de lo breve, lo arrojado al vacío en un pequeño continente con la paradoja de que el interior es inmenso.

Stalker dijo...

Pequeña y grande a un tiempo Pizarnik, siempre lo he pensado...

Viktor Gómez dijo...

¡¡Enhorabuena!! Éste es el regalo del mes que da nomadear por la bloggosfera.

Descubro este blog y me descubro. Hay una sensibilidad cultivada, un sentido selectivo, crítico y no frecuente ni facilón de contacto con lo mejor de la escritura universal.

Dejo huella y abrazo, para saber volver.

Éste es un lugar que nos enriquece y cuestiona como lectores, ciudadanos, defensores del hecho creativo y su dignidad en tiempos oscuros.

Hasta muy pronto,

Víktor

Stalker dijo...

Víktor, me sonrojas y apabullas. Yo soy apenas un bicho de la tierra, quiero aprender de los grandes. Y tu corazón es grande, y mucho...

Abrazos

 
Free counter and web stats