lunes, 1 de septiembre de 2008

Hainuwele, Chantal Maillard

ayer cae la lluvia
mañana leopardos


Las niñas cantan amasando el barro
en la ribera.
Como un felino el lago eriza
su pelaje manchado y se estremece
bajo la lluvia parda.

Ayer nace mi padre
mañana nazco yo


Sonríes sobre el agua.


Llevo acostada largo tiempo
en la orilla. Mis pechos
son colinas cubiertas de hoja seca.
Levanto la cabeza y me contemplo:
en mis muslos el vello a punto de ser vello,
me incorporo: la hierba a punto de ser hierba,
doy un paso y despierto al agua
a punto de ser agua,
se asusta un ave negra a punto de ser ave a punto
de ser negra...
Un resplandor me ciega:
el bosque me contempla, a punto de ser bosque,
a punto de ser tuya.

Aquí podéis escuchar estos dos poemas leídos (¡en parte cantados!) por la autora:

Boomp3.com

6 comentarios:

ana m. dijo...

jo, pero qué blog tan bonito, "je ne sais pas, je ne sais pas" de fondo y un poema de la maillard.

a Zhivka Baltadzhieva la conocí en un festival al que ambas fuimos invitadas (hace poquitos días, el 28 y el 29 de agosto). aquí tienes una nota biobibliográfica que quizá sea de tu interés: http://www.olifante.com/festival2008/.

Saludos y gracias por tu comentario!

Stalker dijo...

Sé bienvenida, Ana... he visto el enlace y desgraciadamente no hay nada editado esta mujer, que preparó la antología de Blagha Dimitrova en "La poesía, señor hidalgo".

En cuanto a ti, Ana, te sigo desde hace tiempo: escuché la entrevista en "Sopa de poetes" y me gusta cómo escribes. Una pequeña objeción: decías que no tenías carrera... Verás, con 20 años eso es imposible. Si miras a los grandes poetas de nuestro tiempo, Chantal Maillard y Olvido García Valdés han obtenido reconocimiento pasados los cincuenta, e incluso un Gamoneda, hasta los 75 años era un actor secundario de la poesía española, más o menos ignorado por los medios.

Así que ánimo y verás como todo lo demás lo soluciona la edad. ¡No tengas prisa, tampoco, en consagrarte, y disfruta la vida!

¿Has escuchado los poemas de Maillard, abajo en esta misma entrada? Primero hay que parar el chisme de la esquina superior derecha, que es automático...

raúl quinto dijo...

el segundo poema es una maravilla, sí señor.

Stalker dijo...

¡Sí, Raúl! Aunque fíjate que me gusta casi más el primero. Lo entendí cuando lo escuché: entendí que las partes en cursiva eran la canción de las niñas jugando a la orilla del río. Un río que es un animal, una presencia elemental de un mundo arcádico, inconquistado, irreductible a nuestros prejuicios racionales y nuestra insacialbe sed de conquista. Al escucharlo recitado cobra una dimensión tremenda.

El segundo es estupendo, es el tono que predomina en ese libro, "Hainuwele", al que tengo tanto cariño...

Fackel dijo...

Stalker. Empiezas con fuerza maillardiana y barbariana; te reconozco en tu afán y en tu enorme tesón por defender lo que te gusta. Y divulgarlo. Avanti il popolo...de la Poetica.

Stalker dijo...

Fackel, no pensé que entraras por aquí. Me honra tu presencia.

Como bien sabes, cada uno ha de exorcizar, a su manera, sus perplejidades, sus arrebatos e íntimas ordalías. Esas dos presencias totémicas han arrojado mucha luz en mi sombra y serán una constante en mí. Aunque espero que vayan saliendo otras cosas...

Abrazos

 
Free counter and web stats