viernes, 28 de octubre de 2011

yo tiempo de qué

.




apretado el cuello por la cuerda despertar
temblor despertar
quemado consumido bonzo
revienta cuerpo
fuera de las manos caricias
lejos de los labios bebido
recuerdo del cuerpo
dejando ir presente el instante supervivencia
sin saber sobre qué abrir la energía a lo imaginario respondido
balbuceos apenas a los desgarros
los gritos al borde de las heridas no bastan
hundido negro en el baño de sangre
a trabajar sus venas por palabras
yo palabra abrirse boca abierta decir vivo a quién


del que el sol a veces música sobre gran cielo abierto
espalda abajo lo aparta
lo descuartizado probable a placer tirando en el impulso de lo soportable
de aquel lado bastante profundo lo escrito en el cuerpo
yo grabando lo arenoso el instante desvanecido
forzar la fiebre en los labios resonantes el gong
o rombo zumbante huyendo la cabeza
o tambores de supervivencia
o seco desierto polvo bombas
y siempre lamiendo las llamas el cuerpo de miedo
yo de insecto vivo clavado al muro
buscando vivo a más sufrimiento
soñándoselo aun nocturno
con vistas a lo definitivo


pequeña célula viva de cabeza indagadora
avanzando ansiando desesperadamente adherir su jugo a algún lugar
la bondad en las mucosas la espera en los orificios
la fiesta muda estreno de vida
engullida bajo la lava derretida pegajosa palabra muro entre el cual
nada que hacer para sacar los sonidos más allá sólo la muerte
tirar de nervios para remontar el sonido los labios más arriba
hueso cráneo resonante
estrangulamiento sobreagudo sostener más allá sólo la muerte
o no sonrisa de la sonrisa en vacío en reflejos en negro rostro extinto
apenas luz de visión lejana
marchado para los siete días de infierno circular
creación suplicios y descanso incluidos
sueño de plena tierra y sueños incluidos


yo tiempo de qué
la extensión
ola enroscada ante la mirada
incansablemente del yo líquido hallado rojo
fragmentos imperceptibles a ojo pequeño del tiempo visión nula
sobre el espacio nunca más que un gran campo
el resto abierto al que boga las visiones celestes
lamer frases alimento sin dientes
yo triturador sonidos sílabas magma sacudidas telúricas
o alcanzado por el maremoto caído en subsuelo sintaxis
días de pasión
luz de venas que adviene
en superficie la articulación
yo dice ardiente energía el grito o cómo arde nunca dicho



Danielle Collobert, Survie (trad. Stalker)

.

18 comentarios:

leonardo dijo...

écriture au plus près de la douleur, où rien n'importe plus, ce qui semble s'exprimer ici est la syntaxe même de la douleur, car
los gritos al borde de las heridas no bastan
les mots ne suffisent plus à dire le cri, le cri même ne suffit plus (grito del que también habla CHM), Danielle Collobert ouvre (peut être dans un rituel préparatoire) les veines de la langue, et la lumière qui en sort vient lêcher, en s'amenuisant, notre propre désarroi, notre silence.
un abrazo

rubén m. dijo...

Impresionante el desgarro y la sutura desafiante e imperfecta de este lenguajecuerpo... No me quiero ni imaginar lo complicado que debe de ser traducirlo. Hacen falta más voces así.

Un fuerte abrazo!

d. dijo...

"incansablemente del yo líquido hallado rojo" Gracias, tu traducir siempre resulta una inquebrantable lectura de mis emociones y las de los otros.

ana dijo...

Después de leer este poema , es difícil tratar de utilizar las palabras para decir, sólo para decir, cuando en él la palabra no dice sino que late, pulsa, enciende, tiene aliento, respira, ciñe, lame,duele..
Enmudezco ante esa "ausencia de designación", si me permites parafrasearte, querido Stalker, enmudezco ante ese "cómo arde nunca dicho"
abrazo desde ahí
anamaría

Stalker dijo...

Cher Leonardo:

c'est comme tu dis, écriture près de l'amertume-douceur (joie paradoxale, tristesse inavouable) que dit et contre-dit les structures de la langue, à contra-pensée, dans l'arriere-plan qui surgit à la surface... écriture de surface, puis, pour dire la surface et le cri, pour survivre...

Ces poèmes ne sont pas pour beaucoups, seulement quelques "amês" pourront suivre les traces, entrer dans les ruptures, habiter le désarroi d'une langue à venir: la fuite aveugle d'une voix égratignée, soudainemente retrouvée dans la gorgue qui s'effraie, qui ne fait que trouver ses fissures...

Maillard est un peu different car il y a là des sorties, des emergences-ressurgences, et la compassion aussi (ce genre de compassion hors la loi des hommes, cette rentrée dans le monde, à contre-coeur: une façon plus douce de dire le coeur...). Elle parle aussi beaucoup des langues, beaucoup de syntaxis: la douleur ne peut pas vivre dant toutes.

Collobert suit une ligne droit vers l'oubli: ce sont ses dernières verses avant l'extinction volontaire; la redention n'est pas possible quand tout est brulé. Rien peut nous sauver dans ce dernier cri, dit Collobert,

je t'embrasse

leonardo dijo...

En Francia apenas está siendo rescatada por algunos pequeños círculos. Quizás su "mal de vivre" iba mal con su época; me parece que los franceses tienen dificultad para entrar en una poética como la de Collobert, que como tú lo señalas es para unos pocos. Un poeta sin pose, pasa menos bien. Además, creo que la desintegración de la lengua tal como la lleva a cabo DC, no es del gusto francés que tiende a preferir la "belle langue".
Algo que me llama la atención en ella es el imposible paralelo entre su compromiso político (que, en principio es un camino hacia la luz, la esperanza, el cambio, etc.) y su escritura, hay allí un divorcio terrible, como dos mecanismos que no pudieran reconciliarse o una visión extralúcida de nuestro vivir.
Recordaba a Maillard en un ensayo, quizás, donde se refiere al dolor, cómo hay un momento en que no cabe nada más que el grito, así como aquí el grito se descompone en palabras y casi balbuceos que laten, como dice anamaría y que, de todas formas, no pueden salvarnos.
Un abrazo y siempre gracias

Lola Torres Bañuls dijo...

Este poema me deja muda. Es la palabra que se extingue en el dolor, en la garanta.

Precioso Stalker.

Un abrazo.

Bel M. dijo...

He venido varias veces.
Un abrazo.

C C dijo...

Se extingue o somos nosotros los que nos extinguimos después
En el idioma del silencio
Los conceptos no existen…

“yo tiempo de qué
La extensión
Ola enroscada ante la mirada
Incansablemente del yo líquido hallado rojo”

Llevo un par de días leyendo “tratado de pintura” de Leonardo y cada vez más, seguramente me equivoque, veo parentescos entre la poesía y la escultura… la poesía más que con cualquier otra arte. Si leo a L. Cohen me siento cercano a su mano. Las sombras y luces quedan en un segundo plano, me interesa su alma, su figura, su conocimiento, y no deberíamos enmudecer y si esto ocurre nos quedan las manos para acariciar.

“ -¿qué carga cognisciva tiene el grito? Verá, si gritamos todos, ensordeceremos; pero si alguien grita por todos es posible que algunos nos reconozcamos en su grito” Ch. Maillard

Stalker dijo...

Querido y desaparecido Rubén:

es un lenguaje tectónico, que mueve algo por dentro, mueve, desactiva: cauteriza aun lo que queda por decir en lo que decimos...

me alegra verte por aquí en esta entrada,

un abrazo

Stalker dijo...

Querida D:

te abres en abanicos y permites la multiplicidad de lecturas. Entre las letras, también se te lee.

Te crecen animales en la sintaxis,

abrazo fuerte!

Stalker dijo...

Anamaría:

"como arde nunca dicho"

es verdad: todo parece quemado, y sin embargo, todo está por decir, con un decir-otro, quizá gestual, presencial: lenguaje de signos y caricias, tal vez, fuera de toda designación convencional pactada, lenguaje sin pacto al fin, reacio a plegarse al imperio de la ley

la lengua de la hermana se acerca en esta tierra quemada...

abrazo-ahí, aquí y ahora

Stalker dijo...

Leonardo:

interesante lo que dices sobre el divorcio entre el compromiso político y la escritura; sospecho que aunque parecen posturas irreconciliables, ambas representan el mismo gesto, una misma economía significativa dentro de un "alma" que se derrumba. Se trata de abrir fisuras, ya en el tejido político, ya en el lenguaje. La indagación, el desplazamiento, la tectónica anímica, puede asemejarse o complementarse.

Aunque quizá tengas razón, es difícil saberlo.

Sí creo que has dicho una gran verdad: un poeta pasa menos bien sin pose. Aquí mismo lo vemos muy bien: poetas de quinta división "pasan" por el mero hecho de haber cultivado un malditismo edulcorado, plácido, exportable, perfectamente inane, insignificante desde el punto de vista creativo. Los "otros" lo tienen un poco más difícil,

un abrazo fuerte!

Stalker dijo...

Querdia ave zancuda:

enmudecemos, entonces, en armonía

bienvenida al temblor...

un abrazo!

Stalker dijo...

Bel M:

dos veces

y los poemas habrán ido a ti aun más veces, incontables veces, desde el principio del tiempo

a los poemas les lleva toda la vida leernos...

abrazo doble

Stalker dijo...

C C Rider:

interesante paralelismo entre la poesía y la escultura... En principio siempre he visto música en el poema, para mí el poema es música, visceralmente música, visceralmente ritmo (por muy disonante o extraño que pueda parecer para el oído no atento), o no es, no es

también es cierto que la vibración íntima de un poema, la declinación o infinitud de un ser en decirse que sus versos encierran, puede traducirse casi intacta en cualquier arte. Importa el gesto: dos obras realizadas con materiales antagónicos pueden reproducir un mismo pliegue, un mismo gesto, una misma oración. Su ritmo interno, su estructura musical, es entonces idéntica, trasciende la apariencia formal y nos habla directamente, como una avalancha que nos sepultara indefinidamente

"I came into an avalanche, it covered up my soul"

L. Cohen

La cita de Maillard es espléndida: encontrarás muchas resonancias en sus otros libros, ensayos, diarios, poemarios. El grito siempre postergado, el reconocimiento. El gesto compasivo, sobre todo.

Abrazo

Laia dijo...

este texto es un magnífico regalo.
es muchos textos. cada verso es y abre, y eso es para mí lo que hace de un poema un habitáculo (muchas casas, muchas celdas en las que quedarse y a las que abandonar).

poemas como estos (que son una casa y un exilio, y es posible serlo todo a la vez) hacen que desprecie los arcos vacíos en boca de muchos. cuando no hay sangre.

*******

Stalker dijo...

Laia:

sabía que te gustaría y pensé en ti al hacer esta entrada, en cómo la leerías y recibirías; intuí los muchos textos que estos versos abrirían en ti...

un abrazo

 
Free counter and web stats