domingo, 15 de noviembre de 2009

Martine Broda. Sin memoria ni




Para Ana Hidalgo, estos surcos mínimos


en la mejilla la confesión relámpago
un. punto fijado lejos de
quien retrocede

jugué a las tabas
un. cuerpo desmembrado
de luz

ligado por sintaxis. dolor. limo
del sueño que deposita

esa oscuridad a medida
que retrocede

***

estallando inmóvil. sin memoria ni.

el gris encuentra
un relato. se esfuma
en el sueño de las piedras

con tal que se calle
abrumado de huesos blanqueados

que sea yacente y pesado


***

espina
en mí
más clara

ya llego
dolor
horadado

olvido
clavado
de tierra

***

una enfermedad era como una enfermedad
un esquema creciente todo lo quemaba
sí. para conocer mejor

***

le gustaba
el infierno.
el tiempo
saqueando el linde del beso llamado
traicionar. aquello que deseamos idéntico
a su mueca.
máquina de repetición
ciega y sorda

***

murió a lo largo de mi mano. el odio
a ras de suelo. el frío
de la casa, tan baja como ello
aquietado despertar

***

deudora aún entre humanos
a muchos años de ti más la pala
empuñada por una mano afásica
no puedo sino más en la furia

***

no hay nada, una mano
hendida de dolor.
ya ha subido
solamenta hasta tocar. callado y aceptado.
surco de tierra viva

***

hachazo
al árbol desnudo
golpes
hasta el derribo
de tu morir en mí
por
abajo

***

la mía
solamente familiar
insoportable

hasta el fondo de los ojos apuñalados
contemplarla hasta su desaparición

que un (¿ángel?)
ceba de maldad

Deslumbramientos (trad. Miguel Veyrat)

39 comentarios:

Stalker dijo...

Es quizá presuntuoso dedicar poemas ajenos a alguien, pero estos van para Ana porque al escribirlos en pantalla he sentido que le iban a gustar y que tienen esa cosa astillada que va con ella. ¡A lo mejor me equivoco, claro!

abrazos

Portinari dijo...

Es un poema que destila fuerza y, desde mi punto de vista, impotencia.

Stalker, te doy la razón en que guarda algo en común con Ana, y no creo que sea presuntuoso dedicarle poemas ajenos a alguien :) gracias por dedicárselo a Ana y ponerlo aquí, yo también me siento en las palabras.

Voy a masticar las palabras con mi desayuno tardío y más tarde, resuelto el estar absorto, vuelvo.

Un abrazo Stalker.

ana dijo...

Creo que no es presuntuoso porque a mí me ha roto, y me ha roto porque sí que van conmigo pero no sólo los poemas sino incluso el rostro de Broda, al que he visto como una continuación de mi rostro, y también porque tú lo has leído y has pensado en mí y eso también estaba en mis ojos mientras leía y entraba cada palabra. Tras leer estos poemas creo que Broda va a formar una parte muy especial en mí, porque el libro lo buscaré, lo leeré y si el libro es como estos fragmentos nada cesará entre el libro y yo, nada cesará entre el rostro duro y triste y dulce de Broda y el rostro duro y triste y dulce mío, y porque además cada vez que mire el libro y lo lea y me queme con él tú también estarás ahí.

Un abrazo fuerte y gracias, gracias porque sé que estás ahí a pesar de toda la distancia física que nos separa.

PÁJARO DE CHINA dijo...

sí que es Ana. y es precioso que mientras lo tecleabas hayas pensado en ella para dedicárselo. es Ana que liga por sintaxis, que confiesa como un relampagueo ("acá estoy, brillé y desaparecí, ahora búsquenme"), que estalla en su inmovilidad solo aparente, que apuñala lo evidente y baja hasta el fondo del mar en espirales.

ana-que-junta-pedacitos y los piensa y los toca y los huele para echarlos a andar, como una constelación en movimiento.

sos dulce, Stalker (te lo he dicho, pero se impone nuevamente en esta tarde tranquila de domingo).

soperos dijo...

poemas golpe.

dedicar a ana suaviza.

últimamente siento la necesidad de escribir más lento. escribir menos. sobre todo, más lento. para escuchar. para escuchar mejor.

escucho a stalker pensando en ana.

a ana.

a portinari,

a mariel.

(porque entré cuando la mesa está así. ya sin golpe. ya con personas queridas sentadas alrededor)

acaso decir los alimentos.

muchas gracias,
besos,
ò.

Arturo Borra dijo...

Querido Stalker, no conozco tanto a Ana como para saber cuál es el alcance de la dedicatoria. Si vos vés ahí un paralelismo, imagino que tendrás razones suficientes. Por mi parte, hallo en estos poemas delicadeza, el hilo de una sintaxis de la implosión e incluso de una poética contenida, suave, que rehúye de las grandes formulaciones y se entrega al trabajo de la condensación y el cifrado (que, en lo que conozco, también vale para Ana).
Para arriesgar una diferencia: aquí noto un dolor bastante más pronunciado. Una herida insuturable, “una mano/ hendida de dolor”, un “hachazo/ al árbol desnudo”. No sé si este matiz podría sostenerse, pero en cualquier caso, encuentro en estos poemas ese relámpago de belleza que me atrae.
Gracias y un abrazo fuerte,
Arturo

rubén m. dijo...

Uf. Impresionantes los poemas, me han revuelto por dentro. Otro descubrimiento. ¿Se puede encontrar el libro fácilmente o hay que hacer una oposición?

De verdad que me han impresionado, no hay palabras ahora mismo.

gracias

Lola Torres Bañuls dijo...

Me gusta son unos versos depurados, donde queda el dolor impactado. Destacaría estos dos versos de un poema realmente poderoso.

espina
en mí
más clara

...
...
...
olvido
clavado
de tierra


¿Y porqué no dedicar un poema ajeno a alguien cercano? Sobre todo si estan dedicados con tanta delicadeza.

Me encanta la entrada dedicada a Ana.

Un abrazo.

Annabel M. Z. dijo...

:O
mañana voy a la biblioteca a buscar.

raúl quinto dijo...

los poemas son cojonudos, pero no sé por qué me hacen pensar irremediablemente en páginas en blanco... :P

Stalker dijo...

Portinari:

cómo me gusta tu estar absorta, quiero aprender de eso...

abrazos

Stalker dijo...

Querida Ana:

era una certeza que se insinuaba poderasamente, que estos poemas te pertenecía. También el rostro de Broda. Sólo encontré dos fotos en la red, y en la otra se la ve muy diferente a como aparece aquí. Pero aquí sí se te parece, el mismo gesto, el mismo estar. Por eso el rostro de Martine Broda también es tuyo...

abrazos

Stalker dijo...

Querida Mariel:

lo describes hermosamente. Esos fragmentos, sí, y luego su fragua, después de la desarticulación...

abrazos

Stalker dijo...

Querido animal:

tú ya eres lento, porque los búfalos son lentos. Cierto compromiso con lo real, con el común ajetreo compartido, te hizo incorporar quizá ritmos ajenos, el disfraz vertigionoso del trasiego cotidiano. Pero por dentro ibas igual de lento y ahora te has ralentizado del todo. cuando seas lo absoluto lento y conquistes la inmovilidad de la piedra, tendrás en ti una perfecta vida interior: silencioso movimiento perpetuo hacia lo que más importa.

abrazos

Stalker dijo...

Arturo:

esa diferencia que señalas está ahí, en efecto, pero tal vez sean más las semejantas, en otro nivel... O quizá no es diferencia cualitativa o diferencia de edad o de circunstancias. No lo sé. Me alegra que te embelese, como a mí, ese indefinible-insuturable: la perplejidad del estar-ahí con el lastre de la conciencia escindida entre el dolor y la imposibilidad de pactar con él.

abrazos

Stalker dijo...

Rubén:

el libro se encuentra en librerías. Ediciones Linteo. Pero míralo bien antes de adquirirlo porque parte de la edición ha salido con páginas en blanco. Pero se puede conseguir y será una buena adquisición, creo.

abrazos

Stalker dijo...

Lola:

me alegra que te guste. Esos versos son para llevarlos siempre con uno y sacarlos en ciertos momentos para hacer algo con ellos. El qué, queda a la voluntad de cada cuál...

abrazos

Stalker dijo...

Annabel:

la edición es muy reciente, así que será difícil que lo encuentres en una biblioteca (al menos, no tan pronto). Y por lo que me consta, es el primer libro de poemas de Broda que se traduce. Si lo encuentras te sumergirás en un peculiar mundo astillado...

abrazos

Stalker dijo...

Raúl:

¡Claro! Páginas en blanco, lo has captado... Cuidado con la edición, quitadle el plastiquito y comprobad que tiene todas las páginas impresas... No sé cómo Linteo ha podido distribuir el libro así, ojalá no le ocurra lo mismo a toda la tirada,

abrazos

Belnu dijo...

Stalker, una pregunta: Ha desaparecido una entrada última dedicada a Chantal Maillard o yo lo he soñado o me he confundido de blog? Si no quieres no publiques el comentario, sólo era una pregunta...

Stalker dijo...

Querida Belnu:

la última entrada dedicada a Chantal está cuatro entradas más abajo, se titula "La poesía que dice el hambre". ¿Te refieres a ésa?

Abrazos

Belnu dijo...

Tienes razón, Stalker! Qué desorden el mío, se ve que la vi después, y no había tenido todo el tiempo que necesitaba para leerla, y cuando volvía a buscarla, ¡no la encontraba! No bajaba más abajo de Michael Jackson porque pensaba: No, fue después... En fin, voy a leerla ahora. Gracias por la paciencia...

Belnu dijo...

También me confundí con esto
http://nalocos.blogspot.com/2009/11/chantal-maillard-y-2.html

Stalker dijo...

Belnu:

gracias a ti por tu interés, y echa "un ojo" a los audios que llevan esa entrada (son más bien una praxis de la teoría)...

abrazos!

PD: conocía el enlace que indicas. Gracias...

Joaquin dijo...

Hola qué tal? estuve viendo algunas cosas en tu blog. Trabajo con posicionamiendo web y tengo una propuesta de publicidad : 50 euros cada mes por incertar pequeños links de nuestros anunciantes. Son 50 euros mensuales para cada blog que se registre con nosotros.
Saludos -comunicate-

Stalker dijo...

Estimado Joaquín (si no es que no es usted una máquina automática):

lamento comunicarle que su oferta no me interesa en absoluto.

Saludos.

Susana dijo...

Stalker: últimamente no hago más que encontrar piedras en el camino al avanzar hacia los blogs. Virus infantiles que crecen hasta permanecer y criar en cabezas-madre y luego este ordenador, este instrumento de 'caza' del mundo inagotable que no se muestra en las oficinas ni en los diarios ni en las colas del paro, que anda fatigado, se apaga solo en cuanto debe pensar un poquito, o decide no levantarse ese día de la cama. Leo en cuanto puedo, pero no siempre me alcanza el tiempo para comentar antes de que se rinda la máquina (y mi paciencia con ella). Se me atrancó en plena nueva-respuesta a tu sorprendente entrada de M.J., y hace ya un rato que rezo para que me permita al menos hacerte saber que no dejé de estar. Andamos mi ordenador y yo "sin memoria ni." Es curioso: en varias ocasiones me he quedado frente a la pantalla, ya negra, y he continuado leyendo, en ese estado como de "sueño de las piedras". Tal debe de ser el alcance de las heridas que abren los poemas, tus elecciones y tus maravillosas dedicatorias. Así que ando por aquí cuando puedo. "Callado y aceptado". Páginas en blanco, como dice Raúl. Quisiera soñar con que lo sientes al otro lado del silencio...

Un abrazo que sólo puede ser abierto en estas circunstancias, como las heridas insuturables, para que sigan drenando sus oscuros.

Cíclopa dijo...

muy lindo

Stalker dijo...

Me alegra que te guste, Cíclopa... sé bienvenida...

Stalker dijo...

Susana:

he leído tu entrada varias veces. Quizá no sospeches que es un poema y es mejor así. Claro que siento al otro lado del silencio, que además está lleno de hojarasca y de pisadas, las tuyas, mullidas, con que siembras estos surcos...

No te preocupe pasar y no dejar porque siempre dejas. Estás. No hace falta decir para estar. Sin decir se está también, y cuán intensamente.

A mí me ocurre lo mismo pero por falta de tiempo, paso y miro, paso y vivo, sonrío, pero me falta el momento para decir algo con sentido y muchas veces sólo digo gracias porque no me quedan grietas para volcarme en ellas. Pero el gesto mudo, la presencia silenciosa, también es una ofrenda y la recibo como tal.

Pues eso, más que gracias y abrazos...

Montferrat dijo...

Hola a todos, soy Miguel Veyrat, el traductor e introductor en lengua española de Martine Broda (que a su vez introdujo a Paul Celan en Francia). Si vuestro Master tiene la amabilidad de citar a la editorial Linteo, que ha publicado no hace mucho el libro "Deslumbramientos", de donde están copiados los poemas, podréis leer el extenso ensayo que los precede y explicaros muchas cosas, entre ellos el misterio de los espacio en blanco de la poesía...

Montferrat dijo...

Información póstuma de MIguel Veyrat: Martine falleció trágicamente en Paris, el día 23 de abril de este mismo año 2009.
Su polvo se encuentra concentrado sobre el el Templo de Tholos.

Stalker dijo...

Bienvenido, Miguel Veyrat:

te animo a que expliques el por qué ciertas páginas de la edición no están impresas (ni siquiera aparece el número de página, por lo que resulta chocante que se trate de una decisión voluntariamente consciente, todo apunta a un error de impresión y así lo han entendido los libreros que han retirado el libro de sus estantes). Te invito a que nos des la clave porque yo compré el libro y tuve que devolverlo, a la espera de nueva edición.

Bien es verdad que leí muy por encima tu introducción. Si, como dices, las páginas en blanco son algo premeditado, volveré a adquirir el libro de inmediato.

Saludos

Stalker dijo...

Conocía el trágico y reciente fallecimiento de esta gran poeta. Ojalá se la traduzca íntegra y se la dé a conocer en el ámbito hipánico...

saludos

Montferrat dijo...

Los espacios en blanco, estimado Stalker, que en este caso se extienden a páginas enteras, son utilizadas por numerosos poetas desde la época de las vanguardias, como expresión de vacío, suspensión del lenguaje en un momento dado en que el poema sugiere desde un abismo hasta la angustia suprema del conocimiento, en el caso de Broda. No quiero meterme en más teoricismos propios de filólogos a la violeta. Pero así es. No conocía la anécdota de que la ausencia de numeración en las páginas, haya causado estos problemas, y lo sient6 por el editor que no hizo más que seguir las pautas que le fueron dadas por la propia autora; así figuraba en la edición de "Éblouissements" que publicó Flammarion en su día, y así me confirmó que debía aparecer el nuevo libro la propia Martine Broda en uno de sus últimos correos; ella no pudo ver el libro, que salió este verano pocos meses después de su muerte. Si alguien ama tanto la poesía como para leer también "El amor al nombre" (Losada, 2006), un ensayo sobre el lirismo en la poesía a lo largo de la historia, primer libro suyo que traduje al español, disfrutará realmente de momentos inolvidables

Stalker dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Stalker dijo...

Miguel:

queda aclarado el asunto, pero entiende que al encontrar páginas en blanco sin numeración ni indicación alguna lo lógico es que el libro sufra devoluciones. No podemos pedirle al lector que tenga presentes a las vanguardias cuando en una librería hojea un libro, ni que se lea el prólogo de pie, en circunstancias incómodas, para llegar al punto del texto en que lo explicas.

No obstante, y aclarado el asunto, buscaré y volveré a comprar el libro hoy mismo.

Por otra parte, acepto la invitación a leer el libro que propones y te invito a mi vez a participar en otras entradas de este blog y no sólo en la que te atañe directamente.

Saludos

Montferrat dijo...

Lo entiendo Stalker, peRO YO NO SOY EL EDITOR, ni entiendo por qué ante la queja de un lector, el librero no lo consultó con el director editorial de Linteo,hombre culto y amable, siempre bien dispuesto.
Yo también acepto tu invitación, claro, en tu perfil aparece tanto la música, como el cine y la literatura que yo frecuento. No sé si conoces mi página en la biblioteca Virtual Cervantes, http://www.cervantesvirtual.com/bib_autor/miguelveyrat/
Ahí encontrarás una buena antología e introducción crítica a mi propia poesía. Y si te interesa, Renacimiento acaba de sacar mi último libro, "Razón del Mirlo".
Un abrazo, y un saludo afectuoso a todos.

Stalker dijo...

Estimado Miguel:

esta tarde he vuelto a adquirir el libro de Broda. Me ha costado encontrarlo porque, como te dije, ha sido retirado de todas las librerías importantes. Al final lo he encontrado en el Fnac porque el lector de poesía no suele ir allí: son estantes más bien decorativos. Allí los libros de poesía languidecen hasta que son devueltos al distribuidor.

Leo el prólogo y no dudo de tu palabra. Sin duda, como dices, la autora quiso que su libro tuviera doce páginas en blanco. Pero en el prólogo no lo explicitas, tan sólo aludes a un espacio en blanco en un poemario o antología anterior, "Poème d'été", que hace referencia a lo "innombrable" del horror nazi. Pasar de un espacio en blanco (que puede ser un hueco en la página, no queda claro) en otro libro a doce páginas en blanco en éste, páginas que además, carecen de cualquier tipo de impresión, incluida el número de página y el encabezamiento, es un poco chocante para el lector no avisado.

Yo también soy traductor y aquí se ha cometido un grave error de edición, porque tenía que haberse avisado en un lugar bien visible. La única forma de salvar la edición (es decir, de vender algún ejemplar) es retirar todos los libros del mercado y colocarles alguna marca indicadora, tal vez un punto de lectura, en el que se manifieste explícitamente que esas páginas en blanco no son un error de impresión sino el deseo de la autora.

Te lo digo con cariño pero de manera tajante porque nadie en su sano juicio comprará el libro y se lo quedará en las actuales condiciones.

Ya he dicho lo que tenía que decir y ojalá que se solucione todo y la edición se agote. Y que se traduzca la obra completa de esta maravillosa poeta.

Gracias por el esfuerzo y el afán de difusión de esa realidad oculta.

Abrazos

 
Free counter and web stats