jueves, 6 de mayo de 2010

Instrucciones para destruir la génesis-fantasma


Zóbel, Paisaje sordo

1. Adentrarse en la mirada de las vacas en los altos valles navarros.
2. Releer a Wittgenstein. "Los límites de mi lenguaje significan los límites de mi mundo." "La totalidad de los pensamientos verdaderos es una figura del mundo."
3. Palpar la desestructuración interior inducida por la conjunción de estos dos elementos aparentemente disímiles y, sin embargo, tan íntimamente ligados.
4. Repetir, con Heidegger: "El extrañamiento es una forma fundamental de ser-en-el-mundo". Cultivar el extrañamiento. Consentirlo. Ecualizarlo.
5. Buscar el entrañamiento. No hallarlo. No desesperar (recurrir, para ello, al segundo núcleo, el que desactiva la tentación del velo. Recurrir a ese núcleo: el arraigo).
6. Adivinar el entrañamiento en las trazas generadas por la intersección del alma exterior y el cuerpo interior. Detenerse en esa perplejidad, en los poros del mundo. A medio espasmo de lo real, caer al suelo, con la alegría de la deserción.
7. Emanciparse de la imperiosa unidad-identidad. Buscar la lengua del cachorro, las señales de combustión, los rescoldos. Para aliviar en ti, en los otros.
8. Evitar la detención en la matriz del daño. No evitar (se refuerza el tejido): deslizarse.
9. Atender al qué. Atender al cuándo.
Confiar.
10. Oír el paisaje sordo.

44 comentarios:

soperos dijo...

que hayas dedicado esta entrada al cuadro de zóbel, paisaje sordo, ya es de 10.

dentro de tus diez...

un poema bellísimo, eso nos dices. bellísimo es una manera de escribir, es otra cosa que no sé decir en líneas escritas...

sé que los diez puntos son vasos comunicantes...

que retornan a la pintura de zóbel haciéndola todavía más entrañable (de entraña, obvio)...

después de la lectura queda un tejido nuevo. tela que desvela, apertura. oportunidad...

la tomo

como la lluvia de estos días
que hace crecer las hierbas en la terraza y las hierbas que comerán otras vacas y todo es concatenación...

invertir lo acostumbrado, vivir en impecabilidad...

siempre gracias, querido hermano búfalo

besos,
ò.

Bel M. dijo...

"Cuando la palabra me extraña, es cuando tiene sentido. Cuando la vida me extraña, es cuando estoy viva.", C. Lispector (o algo así, cito de memoria).
Un abrazo, Stalker.

Lola Torres Bañuls dijo...

Deslizarse mientas se escucha el paisaje. Mirar y solo dejarse llevar por la mirada, no pensar, deslizarse de nuevo. A través de los ocres y negros, moverse solo para dejarse llevar mejor.
Y la música que podemos escuchar es vacía de matices un sonido repetitivo como una letanía y dejarse, dejar, olvidarse, olvidar.


Eso es lo que me ha sugerido la entrada mientras escucho no sé que música medieval.

Stalker tu cueva es impresionante. Te la agradezco de nuevo. Qué grande eres pequeño.

tula dijo...

buenas reflexiones...
Si, el mundo es pura interpretación, pura sintaxis, pero existen muchas, así como mundos...de dentro, de fuera.
un abrazo

madison dijo...

Maravillosas puntualizaciones o reflexiones.
Me gustan todas. Son inteligentes todas.
Me decido por el punto 9
Un gustazo leerte siempre

raúl quinto dijo...

Décalogo para la supervivencia, para sobrevivir a la propia presencia en La Zona.

estamos perdidos.

Stalker dijo...

Querido hermano búfalo:

Gracias, me emocionan tus palabras, siempre.

Sabes que tú y yo seremos amigos hasta el final. No hace falta decirlo pero hoy me quiero dar ese capricho ;)

abrazos

Laia dijo...

me detengo en el punto 4:
practicar el extrañamiento.
el entrañamiento.
la balsa que escucha,
el segmento de carne bulbosa
que late.
sin cerebro: un cuerpo que late, que se extraña,
que se entraña.
y si late,
dice apenas
que estamos vivos:
que podemos
aún
exiliarnos.

(<3
me ha gustado mucho
y
gracias...)

Laia

Say dijo...

Me gustan sobre todo el punto 6 y 7.
Y el 1 (cómo te entiendo). Los valles navarros curan mucho...el valle del Roncal, Belagua, el valle de Salazar, la selva de Irati...allí puedes encontrar, de verdad, silencio y a las vacas con su preciosa calma. Ellas "son" y somos nosotros los que estamos a su merced, pequeños, con todo respeto y toda humildad. Ahí podemos "deternos en esa perplejidad. En los poros del mundo"

Y
No evitar
Deslizarse
Confiar
Oir el paisaje sordo

Un abrazo
Compartimos infancia en el sur y "paraiso" en el norte.

Stalker dijo...

Bel:

Clarice es como un oráculo, siempre tiene una expresión oportuna, una palabra que introducir en nuestras venas e incorporar a lo más íntimo: los ritmos fisiológicos. Latir ahí, con ella.

Por supuesto, la clave es la vida, y la vida durará siempre.

abrazos

Stalker dijo...

Lola:

gracias por tu prolongación poiética. Los senderos son largos, brumosos: nos desertizan.

Nos llevan a una montaña remota donde moran los mitos.

Gracias por lo de pequeño. Te comento que vivo con un gato al que de vez en cuando me gusta decirle: "Eres el más grande... entre los pequeños". Y él me mira, invariablemente asombrado, con esa ternura de gato, tan mullida...

Hacerse lo más pequeño posible y observar el mundo desde ahí. El mundo de lo grande, con sus oropeles, sus reclamos, sus insensatas luces de neón.

Observarlo todo y luego dormir, dormir en lo pequeño.

besos

Stalker dijo...

Tula:

es así, interpretación, sintaxis. El mundo como lectura, como descodificación de signos. A veces un acontecimiento -o un ser- nos hace legible, de pronto, el mundo. El mundo se hace legible y cae sobre nosotros. Es el movimiento interior. La apertura y la visión. El mundo cesa en su opacidad y descubrimos, leemos. Nos derramamos en los signos y éstos, repentinamente, nos hacen transitables la existencia.

Pero el mundo es también palimpsesto, y hay que ensayar una combinatoria, ahondar, adelgazarse para encontrar los signos entre los signos. Puede haber cortocircuitos, lecturas contradictorias. La vida quizá sea el arte de armonizar las sucesivas lecturas del mundo, reconciliando los posibles antagonismos.

Tampoco es que tenga mucha idea de nada, esto son sólo palabras, acaso ilegibles.

abrazos

Stalker dijo...

Madison:

El punto 9 es la clave. La confianza. Y atender, y cuidar al otro, aun cuando podamos caer y equivocarnos. Cuidar. Y confiar.

Eso es.

Abrazos

Stalker dijo...

Raúl:

la Zona es un estado de la conciencia. Es muy fácil interpretarla como el mecanismo de la conciencia, con su posible centro, sus desvíos, sus "imágenes tutelares". Sin embargo es eso, y es la vida, y es mucho más.

Estamos perdidos pero nos reencontraremos, encontraremos el sendero. Hay migas de pan suficientes. Hay generosidad suficiente. Y atención. Y una gran reserva de luminosa felicidad.

Estoy convencido de ello.

Stalker dijo...

Laia:

gracias por el punto de fuga equidistante, por la acogida.

El extrañamiento, el entrañamiento... en nostros se resolverá esa dialéctica. Y nos daremos cuenta de que no había tal, no había opuestos. Todo se resuelve cuando le ponemos el cuerpo al mundo. Sólo ahí.

El otro día me pareció verte por la calle, pero iba con prisa y no estaba seguro de que fueras tú. En otra ocasión me pararé a saludarte, aunque no seas tú :)

abrazos

Stalker dijo...

Say:

los altos valles de Navarra son un pequeño y casi escondido paraíso en la tierra. Allí puedes recuperarte de casi todo, la tierra te acoge y te apacigua. La tierra es un gran regazo.

Es el mejor lugar que conozco para el aprendizaje de la lentitud, y hay algunos rincones, algunas cumbres, en las que se tiene una intensa sensación de paz, en que todo se resuelve en una gozosa paz sin nombre.

El camino hacia la fábrica abandonada de Orbaizeta es de los más bellos que conozco. Puedes estar varias horas sin tropezarte con un ser humano, solo en el bosque, amparado por las hayas y, a ratos, por bosquecillos de pinos que se yerguen como islas entre los hayedos. Además, hay que orientarse con marcas hechas en los árboles, y a veces uno se pierde y cuesta encontrar el camino. Y esa breve desorientacion pone a prueba muchas cosas.

La propia fábrica de Orbaizeta es un lugar increíble. Como la Zona de Tarkovski (a la que se parece mucho), pero aún más extraño, más intenso. Y no hay cuarto de los deseos, porque el deseo es el camino que te conduce a ella. El camino y la paz que produce recorrerlo.

Es tentador prescribir ese camino para sanar el dentro, el dentro vertido en el fuera y el fuera que nos entra, lentamente.

Olvidé hablar de las vacas. Su calma, sus gestos acompasados. Pueden enseñárnoslo todo, o casi todo (en el casi se juega lo esencial). Después de estar un tiempo con ellas y haber habitado su espacio, resulta imposible comer su carne o pensar en ellas como ganado (cosa que considero atroz e inexplicable, someter a los animales a esa servidumbre).

Infancia en el sur y paraíso en el norte. La relación entre ambos es sólida.

abrazos

Portinari dijo...

Uno de mis cuadros. El sordo.
Todos los puntos son una vértebra que nos mantiene encendidos. Un conjunto de velas que se van soplando, restándonos años cuando desaparece el fuego.
Me hago una casa con esos números a lo Fibonacci, sin que existan los números, sólo la casa perpendicular a mi necesidad de habitar-en.
Extrañarse, como perplejidad inconclusa.
Recogerse en un muslo. Fue donde los antiguos engendraron a sus criaturas.

"después de la lectura queda un tejido nuevo. tela que desvela, apertura. oportunidad..."
óscar dixit.

(P.S: Yo también os saludaría si no os viera por la calle :)

Stalker dijo...

Portinari:

la necesidad de habitar-en. Tu capacidad de glosar y acompañar las palabras del otro, haciéndolas resonar en ti y prolongándolas, no tiene parangón.

Pequeño sismógrafo que detecta las grietas que se abren en el acontecer y las exhibe, haciéndolas amables, visiblemente amables,

abrazos

Arturo Borra dijo...

Querido Stalker, precioso decálogo-síntesis de una búsqueda compartida… Se me ocurre que en el punto 7 está contenido casi todo: en esa lengua de cachorro que mira con inocencia (que no ingenuidad), que busca rescoldos incluso en el lenguaje (para cambiar su mundo), que acepta la desestructuración de la no-identidad, y se extraña del ser como ser en el mundo y entraña sin desesperación, atravesando el daño sin anclarse a él, y así seguir confiando en lo que pasa, esa atención capaz de oír el susurro del paisaje.

Un fuerte abrazo,
Arturo

Stalker dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Stalker dijo...

Arturo:

eres un lector generoso y atento. Gracias por dejarte fluir por el texto, que no es un texto sino unas escasas ramitas sueltas, azarosamente distribuidas en una superficie opaca, calcinada. Como sabes, todo lo que importa crece desde la grieta, la carencia, el abajo, la laceración y la pérdida. El conocimiento supremo
consiste en acceder a la ilimitada presencia del hueco en nosotros y morar ahí, de-morar ahí. Lo demás no deja de ser construcción de castillos ilusorios a partir de la inflación retórica, la abyección estetizante, el desvarío: todo ello lleva al conocimiento falso, al simulacro, el que hace fluctuar a la conciencia en los límites, sus límites, sus cercos.

Pero para llegar al hueco no hay atajos, no puede haberlos.

Va un fuerte abrazo

PÁJARO DE CHINA dijo...

Nota I: Hasta los agnósticos y los ateos tienen ahora sus mandamientos. Éstos.

Nota II: Si Stalker escribe, hasta los agnósticos y los ateos tendrán razones para creer y estarán verdaderamente a salvo.

Lola Torres Bañuls dijo...

Coñ.....

Tenemos un nuevo profeta en el planeta. Se llama Stalker y es invisible. Actua por Internet. Vamos a llevar la nueva buena de blog en blog. AJAJAJAAJA.

Pájaro que te ha pasado esta noche????

Stalker dijo...

No creáis que no es buena idea la de ir formando una nueva religión. Una vez hice la prueba con unos amigos: inventar una nueva religión. El resultado fue hilarante y he de decir que nuestro invento fue mucho más simpático que la religión que, desde nuestra infancia, ha asolado nuestras conciencias con sus mandamientos-basura, su credo-basura y sus rituales-basura. Sí, esa misma religión del miedo, del rechazo al cuerpo y del sufrimiento que tantas almas obcecadas se obstinan en ensalzar y que es la causa de una parte importante de nuestros males y taras mentales.

La iluminación era un gesto tan delicado como el de cultivar un guisante, fue hace mucho tiempo, sólo me acuerdo de eso: gestos, delicadeza, cultivo de la atención, íntimo "satori" compartido.

abrazos

Anónimo dijo...

He entrado aquí porque un mosquito se ha posado en la pantalla de mi teléfono...lo siento. Echaré un vistazo. [el mosquito a muerto, lo he chafado]

Stalker dijo...

Anónimo, tus relaciones con el mundo están gobernadas por una interesantísima relación de causalidad.

Bienvenido, con o sin mosquito.

PÁJARO DE CHINA dijo...

Stalker, ya está creado el Creador: Aparna-Loki.

Ya tenemos los mandamientos, cuya violación serían los pecados.

Falta una reinvención de la culpa y el castigo (pecado-culpa-castigo), la Mierdísima Trinidad que perforó nuestra cabeza y nos ató las manos.

We're on the road ...

Lola: estoy bien, un poco descarriladita, pero esa es mi condición congénita. hasta diría que la disfruto. Besos alado, Ave Nuestra.

¡Ya está! ¡Ya tenemos el Ave Lola! (mucho más hermosa - y despierta, por cierto - que la mamerta de María).

Stalker, yo quiero ser Magdalena. Mis chicas de Babilonia me bancan.

Stalker dijo...

Mariel:

asiento a todo lo que dices.

Se me ocurre que la forma de salvación de esta nueva religión puede ser el Descarrilamiento.

Y el Ave Lola presidiría el altar interior del sacrificio (incruento, no hace falta decirlo).

Como posibles herejías postulo la Inconmensurabilidad y la Intraducibilidad.

Todos los mandamientos se reducirían a uno solo: hacer legible el mundo.

El único infierno: el infierno de las cosquillas.

Habría arúspices y lectores del crecimiento de líquenes, musgos y setas (conocidos como Desentrañadores).

Todos los rituales, oficiados al aire libre, estarían preludiados por una danza felina, donde gatos sagrados cartografirían el ánimo de los presentes y ofrecerían posibles conjunciones afectivas.

La ontología coincidiría con la epistemología y ésta con la ética y la estética en un único vértice común: la Gran Carcajada.

etc.

abrazos

Lola Torres Bañuls dijo...

Pájaro de china sigue estando así que el descarrillamiento además de que te sienta bien nos benefia a todos.

Un abrazo grande.

Lola Torres Bañuls dijo...

Stalker y las vacas? Dónde estarían las vacas???
En un prado lleno de margaritas mirándo de lejos el ritual. Impasibles ellas, llenas de esa bondad que les caracteriza.

Leonardo dijo...

Querido Stalker,
Extrañarse, entrañarse, aliviar en los otros, confiar (cómo lo hemos perdido), oír el paisaje sordo.
Zóbel...
Prefiero, personalmente, instrucciones a mandamientos.
Las vacas no tienen religión, carecen de dogma. Si sitúan antes. Pastan y contemplan.
Un abrazo fuerte (y falto de tiempo)

R.A.B dijo...

8. Evitar la detención en la matriz del daño. No evitar (se refuerza el tejido): deslizarse.
9. Se requiere habilidad y un buen suministro de serotonina.
:+

NáN dijo...

Como un maestro zen. Claro que el zen y la pintura no fgurativa están intimamente ligados. Volvamos a la mirada de las vacas.

Stalker dijo...

Lola:

las vacas no deberían faltar en todo paraíso que se precie.

El arte de rumiar es delicado. Quien rumia se salva...

abrazos

Stalker dijo...

Leonardo:

mejor instrucciones que mandamientos. Y mejor sugerencias que instrucciones. Hemos vivido demasiado tiempo en imperativos (incluso bajo esa forma devastadora de mandamiento interior, el imperativo categórico kantiano). Es hora de sugerir y contar cuentos, y que las palabras acaricien y no golpeen.

Ni siquiera instruir, dictar, enseñar. Más bien acompañar.

A mis alumnos les he dicho: "No voy a enseñaros nada, no voy a enseñaros cine, estoy aquí para acompañaros, para acompasarme con vuestra mirada, no hay nada más". Al principio no se entendían estas palabras, pero dos sesiones depués, se entendieron.

Renuncia a la educación entendida como violencia y asimetría (volveremos sobre este tema en una próxima entrada).

abrazos

Stalker dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Stalker dijo...

Nán:

has dado en el clavo. Esta entrada ha sido una especie de koan que me he planteado a mí mismo.

Ya lo he resuelto, gracias a vosotros.

La respuesta es: la gratitud.

abrazo

Stalker dijo...

R.A.B:

¡Sin duda!

También ayuda la lentitud, que es una de las formas de la felicidad.

salud

Lola Torres Bañuls dijo...

Stalker yo tengo un amigo que dice que el misterio de la vida es DAR. Cosa que tú haces tan a menudo y tan bien que tu generosidad implica agradecimiento por parte de los que recibimos.
Por decirlo de otra manera tu provocas el agradecimiento. No lo podemos negar. (Ya estamos con un imperativo más "no lo podemos")

Infinitamente gracias.

Stalker dijo...

Lola:

eso mismo que dice tu amigo lo pienso siempre.

Mi agradecimiento hoy es para ti por tus palabras y el paso leve del ave zancuda...

abrazos

Antígona dijo...

Hace ya días que me asomo por aquí con curiosidad y la timidez característica de quien se sabe en casa ajena en medio de invitados a los que desconoce.

Pero venceré hoy la timidez para poner de manifiesto la agradable sorpresa que representó para mí encontrarme, aliados en un mismo post, a Wittgenstein y a Heidegger. El extrañamiento y el entrañamiento, convencida como estoy de que el segundo sólo puede alcanzarse habiéndose dejado sumergir en las aguas angustiosas del primero. La emancipación de la imperiosa unidad-identidad ligada a la confianza, alcanzable en uno mismo y en los otros cuando se es capaz de aligerar la férrea jaula de la identidad propia.

Un placer leerte y pensar con tu escritura. Seguiré haciéndolo.

Un saludo

Stalker dijo...

Antígona:

el placer es mío. Puedes pasarte cuando quieras.

Seguiremos enhebrando ramitas sueltas, buscando la umbría y llevando a los polluelos caídos a sus nidos...

abrazos

rubén m. dijo...

"Adivinar el entrañamiento en las trazas generadas por la intersección del alma exterior y el cuerpo interior". En la grieta, en la frontera: espacio para habitar entre dos mundos: Kreuzweg der Sinne, que la llamaba Rilke... Me encanta que estés explorando una escritura personal, stalkeriana, y que la compartas con nosotros :)

un abrazo

Stalker dijo...

Gracias, Rubén,

abrazos para ti

 
Free counter and web stats