domingo, 31 de agosto de 2008

Un domingo soleado en una plaza pública. Confluencia asombrosa de tres elementos: el final de un cuento de "Suicidios ejemplares", de Vila-Matas -libro inspirado pero de ejecución dudosa-, el crescendo abrupto de una pieza de música de Xenakis y una desbandada frenética de palomas en un principio apacibles. La realidad ofreció un claro ejemplo de yuxtaposición -que no puede objetivarse pues incluía al observador-, que no comprenderé nunca. Todo ocurrió más o menos así: el suicida de Vila-Matas, ebrio de saudade, se dispone a ser engullido por el mar justo cuando en los cascos el "Aïs" de Xenakis se inmola en una explosión de fuerzas que a lo largo del desarrollo instrumental se adivinaban aletargadas; pero he aquí que el movimiento ascendente de su música -que en Xenakis es construcción de bóvedas inmensas, sugerencia de arquitecturas pavorosas- coincide con el alboroto de varios cientos de palomas que alzan el vuelo y, atrapándome en el vértigo de un movimiento espiral ascendente, se funde con la sangrienta catarsis musical y me deja exhausto, a punto de caer al suelo.Creo que el vuelo o ascensión de las palomas actuó como una aguja que dio una puntada en el tejido de la música, así como ésta creó la atmósfera lóbrega del suicida. En todo caso, interconexiones, trasvases, injerencias de estratos incomunicados.Los difíciles caminos de lo que consideramos azar -que no es sino la ignorancia del complejo entramado de la causalidad- aparecen en este tipo de situaciones inexplicables. ¿Metafísica de la construcción de lo real o mera casualidad intrascendente? Al Gombrowicz de "Cosmos" le habría encantado este episodio.

P.S. Escribí el fragmento anterior el día 4 de febrero de 2001; hoy, lunes 5 de febrero, me he enterado de que Iannis Xenakis murió ayer en su casa de París, tras una larga enfermedad; murió a las once de la mañana, justo cuando ascendió el "Aïs" majestuoso y se rindió el tributo de palomas. Acaso quienes escuchaban su música en el momento de su muerte vivieron experiencias parecidas.

5 comentarios:

ana dijo...

xenakis: descanse en paz. desgraciadamente, no estaba escuchando su música en aquel momento. pero recuerdo, que hace un par de años, murió ligeti el mismo día en que yo escuché por primera vez algo suyo. fue extraño, porque para mí llegaba justo cuando se iba.

en mi blog pedías instrucciones sobre como poner música en el blog, te copio las instrucciones que a mí me mandaron y me resultaron tan útiles -a mí, que no poseo ninguna destreza informática:

1.- vete a mi glob y pincha sobre el logo de cualquiera de las canciones que veas. en concreto, pincha sobre 2 cuadritos azules que hay en la parte derecha del logo. llegarás a la página "boomp3", en concreto llegarás a la ficha de esa canción. pincha arriba sobre el logo "boomp3" y llegas a la página inicial.

2.- sube desde tu equipo la-s canción-es que desees. el procedimiento es el mismo que para añadir un archivo a un correo antes de mandarlo, es decir, "examinar" en las carpetas de tu equipo hasta llegar a la de música y abrir el archivo deseado.

3.- en ese momento empezará a subirse a "boomp3". tarda unos minutos, no desesperes. ientras tanto, puedes ir editando el tema, o séase, poniéndole otro nombre , autor...
en este momento es cuando decides si quieres "autoplay" o no.

4.- una vez que ya se ha subido a la página y está editado, está listo para ser publicado en el glob. verás que dice "post this player to your blog". pincha ahí, copia el código htlm y pégalo en tu blog.

5.-para ello, ya en tu glob, pincha sobre "personalizar"
y luego sobre "añadir un elemento de página". tienes que seleccionar un elemento de página "htlm/javascript". pega ahí el código. ponle título si quieres y guarda.

6.- ya está. ya puedes ir al glob y oír el tema...


p.d-hace tiempo leí el astillero de onetti y me gustó mucho, ¿que otras 2 o 3 novelas de onetti me recomiendas? es que he visto en tu perfil que te gusta todo onetti.

Stalker dijo...

¡Sí, Ana! Onetti es fantástico...

Te recomendaría: "La vida breve", "Dejemos hablar al viento" y "Juntacadáveres". También un cuento que me pareció precioso: "La novia robada". Onetti teje un universo propio, rizomático, lleno de múltiples contactos y con personajes que transitan de una novela a otra. Todo un mundo ofrecido en esa prosa suya tan peculiar, hermética a veces, siempre (a su modo) emocionante...

Gracias mil por las instrucciones... voy a intentar llevarlas a la práctica ahora mismo...

Es curioso lo que me pasó aquel día extraño con Xenakis. Es como si una vela se apagara y otra se encendiera, pero secretamente, quizá dentro de mí o de otros, o en algún lugar que no sabemos nombrar. Fue impactante, de veras, y no me he inventado una palabra. No soy dado a creencias sobrenaturales, pero esto ocurrió tal como lo cuento. ¡Palabra de pastor hormigas! ;)

He repasado la lista de tus películas favoritos; coincidimos bastante bastante, ya comentaré algo en tu blog.

Stalker dijo...

¡Lo conseguí, Ana! Ahora me falta poder poner ese reproductor, u otro, en una entrada del blog... para así poner, por ejemplo, un poema y el poema leído, eso sería fantástico.

Muchas gracias ;)

raúl quinto dijo...

Stalker, permíteme entrar en tu casa.

Curiosamente este post me recuerda a unas cosas en las que estoy trabajando últimamente. Eso, como es humanamente normal, hace que te sienta más simpatía :P

Stalker dijo...

Cuenta, Raúl, cuenta...

Y pasa y siéntete como en casa: ya verás que esta casa es humilde, pero intentaré que sea acogedora.

Salud...

 
Free counter and web stats